Como cada semana en esta situación de confinamiento que nos ha tocado vivir, comparto contigo los recortes de la semana. Esos momentos que he conseguido plasmar con la cámara o con el móvil y que de una forma u otra podrían inspirarte o sencillamente entretenerte un momento. Esta semana para mi ha sido la de la vuelta al trabajo. Primera semana que salía a la calle desde que todo empezó, ya que en 34 días únicamente he salido una vez a tirar la basura. Ha sido una semana en la que algo tan normal como ir a trabajar a la oficina me ha resultado desconcertante. Con miedo por si algún despiste me ponía en riesgo y por tanto ponía en riesgo a mi familia. Y con sensación de desazón en mis paseos de ida y vuelta, sin prácticamente nadie en la calle y con las mascarillas como absolutas protagonistas. 

Esta semana ha cambiado mi rutina, ya no me ducho antes de salir de casa sino al volver, la ropa que utilizo para ir a trabajar es la más batallera de mi armario, para que lavarla a diario no me resulte un problema. Mi intención es comportarme como si el virus estuviera a mi alrededor al salir a la calle. Al llegar a casa me descalzo antes de entrar. Llevo los zapatos a la terraza junto con la chaqueta. Tengo preparado el cubo de basura, gel hidroalcohólico , lugar donde dejar las cosas que traigo de la calle (bolso, tuper etc)  y una toalla en el suelo.

Mi rutina una vez entro en casa consiste en : 1. Tiro los guantes en la basura. 2 Me aplico gel hidroalchólico en las manos, 3 Me quito la mascarilla y la pongo en una bolsa. 4 Dejo todas las cosas que traigo de la calle en otra bolsa. 5. Me quito la ropa sobre la toalla. 6. llevo toalla con ropa a la lavadora 7. Me voy a la ducha. Antes de entrar en la ducha me vuelvo a lavar las manos, y la cara con jabón. Después de 4 días me he acostumbrado y la ducha se ha convertido en un momento de clic, de desconectar la parte laboral de la parte familiar. Cuando salgo de mi habitación vestida con mi ropa favorita ese día ya puedo estar  al 100% con mis peques para merendar.  

  

Es responsabilidad de todas y todos tratar de actuar como si el contagio fuera más que probable precisamente para tratar de evitarlo.  Por supuesto en la calle mantener el distanciamiento social. lavarse las manos con frecuencia. Lavarse las manos antes de poner la mascarilla. No tocar la mascarilla con las manos ni guantes en ningún momento.  Ser consciente de las cosas que tocamos. Un truco útil es llevar una servilleta en cada bolsillo del pantalón si tenemos que tocar cosas que tocan más gente (puertas que toca más gente, contenedor, etc) y no tener que cambiarse de guantes. Espero que tu también te hayas planteado un sistema para las salidas y entradas y si aún no has tenido que hacerlo espero que el mío pueda resulta útil. ¡Feliz semana!

[Mono Stradivarius. Vestido Denim y jersey Zara, pendientes y collar VLTANA ]

Artículos Relacionados

Un comentario

Responder

Tu sistema me parece de lo más util Patricia, nosotros aun no tenemos que salir de casa mas que para ir al supermercado, pero cuando se levante el confinamiento todo cambiará, tendremos que seguir manteniendo distancias de seguridad y tomando medidas por si acaso, quizá sea eso lo que mas me preocupa de todo. En fin, mucho ánimo y gracias por mostrarnos tus tips, ¡feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.