Si has heredado un mueble o quieres incorporar a tu casa alguna pieza especial que tenga tu sello personal este post te interesa. Sobre todo si como yo nunca hasta ahora te habías atrevido a hacerlo. Quería incluir un zapatero en la entrada y no terminaba de convencerme ninguno porque el modelo de Ikea que me gustaba no me daba mucho servicio (zapatos del 45)

La verdad es que desde que renovamos el pupitre de la habitación de mis peques a final de verano,  me he dado cuenta de lo mucho que disfruto con este tipo de actividades. Se podría decir que con la mesa de centro del salón cogí confianza y con la renovación de esta zapatera  realmente he disfrutado porque la he hecho sin ningún miedo. Quería que la zapatera tuviera un estilo shabby chic. Una mezcla entre lo rural y lo moderno, entre lo desaliñado y lo elegante, entre lo rústico y el último grito. Al principio pensé simplemente lijarla, dejarla de color madera y buscar unos pomos adecuados. Pero al lijarla la veta de la madera y sus diferentes tonalidades era bastante fea por eso finalmente decidí pintarla. Los tiradores dorados le dan el toque definitivo para alejar la pieza del estilo provenzal que se encuadre en el estilo shabby chic.

A continuación te cuento el paso a paso:

  1. Aplica una capa de decapante con una brocha. Dejar actuar durante media hora. Retirar la pintura con una espátula. Se quita muy fácil. Habrá zonas en las que no salga así que aplicamos una segunda mano de decapante y repetimos la operación.
  2. Toca lijar. Con una lija especial para madera lijamos el mueble. A mi me resulta una tarea agradable. Me gusta ver como poco a poco voy descubriendo el tono de la madera y toda la pieza se queda lisa con un tacto súper agradable. Si no te gusta esta parte puede que el truco sea hacerlo por partes, sin prisa y disfrutando de cada trozo conseguido. Si sabes que vas a pintarla desde el principio quizás no te haga falta lijarla. Las patas están sin lijar y han quedado bien. 
  3. Ahora vamos a pintar. Aplica con una brocha fina una pequeña cantidad de pintura. En mi caso Chalk Paint gris vintage. Yo prefiero aplicar poca cantidad y extenderlo bien aunque no quedé totalmente cubierta. Dejamos secar un par de horas.
  4. Aplicamos una segunda mano de pintura también extendiendo bien y utilizando poca cantidad. Dejamos secar.
  5. Llega el momento de utilizar la cera. En este caso he utilizado cera transparente y blanca para la parte de arriba que dejé sin pintar. Cera blanca y brown para el resto. La cera sirve para proteger el mueble y a la vez en función de la tonalidad que utilicemos le da un acabado u otro. A mi me ayudó mucho a visualizar lo que quería conseguir y a no tener miedo a utilizar las ceras este vídeo de Crea, Decora y Recicla No quería que el mueble quedara con aspecto super envejecido pero si que tuviera un punto de mueble vivido y creo que lo he conseguido. En zonas concretas del mueble apliqué con pincel la cera brown y en el resto la cera blanca con un trapo de algodón. 

He intentado que en las fotos se puedas ver el tono y los detalles. Si quieres ver la pieza en vídeo en Instagram he subido un vídeo. Cualquier duda no dudes en decirme ¡Feliz semana!

Si el ultimo post look lo titulaba “Look, nieva en la ciudad” este debería llamarse “look diluvia y graniza en la ciudad”. Menudos 4 días con los que nos recibió Asturias, llueve y granizo sin parar. En las fotos me ves en la playa de San Lorenzo en un segundo que el tiempo nos dio tregua.

La verdad es que el look es prácticamente igual al anterior. Solo cambia el jersey, el bolso y que no llevo gorro. Mismos pantalones, mismas botas, y misma chaqueta. Y es que como ya sabrás si llevas tiempo por aquí soy una gran fan de las micromaletas Desde hace muchos años (lo verás si pinchas en el último enlace) me gusta viajar ligera de equipaje, con lo que cada día hago pequeñas modificaciones en mis looks y ya.



Total look Zara (diferentes temporadas) Colgante Lineargent

¡Feliz jueves!

Hoy te traigo una receta deliciosa, sana y muy práctica porque la haces en un momento. Se trata de una crema de verduras con un toque diferente gracias al ingrediente estrella: los langostinos. Ahora que con el frío apetecen platos calientes es perfecta. Además es mucho más ligera que otros platos de cuchara, como la fabada asturiana. Que aunque muy ricas son más calóricas. He descubierto que por aquí a nuestras “fabes” las llaman judiones asturianos -jajaja- 

Ingredientes: Un calabacín, 4 zanahorias, un puerro, una cebolla, medio pimiento rojo, un ajo, medio bote de salsa de tomate (casera a poder ser, o al menos estilo casero), 1/2 kilo de langostinos, aceite, sal.  

Preparación: 

  1. Separamos las cabezas de langostinos y las freímos en aceite de oliva. Añadimos sal y dejamos que se frían durante unos 4, 5 minutos. Vamos presionando las cabezas para que suelten todo el jugo. Pasado este tiempo añadimos unos 300ml de agua (hasta que cubra y un poquito más las cabezas) y dejamos hervir tapado. Cuando hierve bajamos el fuego y dejamos que el caldo se concentre.
  2. En una olla ponemos un chorro de aceite y freímos un puñado de langostinos (5 o 6) los sacamos. 
  3. Cortamos todas las verduras en trozos más bien pequeños (para que se hagan rápido) y las sofreímos en ese aceite que tenemos caliente aromatizado con los langostinos. Dejamos que sofría las verduras unos 5 minutos aproximadamente.
  4. Cuando nuestro caldo ya esté listo (vemos que ha cogido cuerpo) colamos y vertemos sobre el sofrito de verduras con cuidado de que no se caiga ninguna cabeza de langostino. 
  5. Cerramos la olla expres 5 minutos. Al cabo de ese tiempo las verduras están cocidas solo queda triturar, añadir un chorrito de nata (opcional) Si no utilizas olla expres por supuesto puedes hacerlo en la olla que utilices hasta que la verdura esté cocida. 
  6. Hacemos a la plancha los langostinos a los que hemos quitado las cabezas y servimos junto a la crema de verduras. 

En casa nos gusta mucho esta receta, llena bastante la verdad así que no la sirvas en platos muy grandes. No olvides etiquetarme en tus redes sociales si la haces. Me encantaría verla.

[Receta vía mi madre :)]

Con el temporal que tenemos esta semana con nosotras, comparto este look que ya me habrás visto si me sigues en Instagram. Ahora lo puedes ver con mas detalle. Un look abrigado y desde mi punto de vista muy chulo. LLevo unas botas que recuperé esta temporada y que tienen ya unos años. Tienen un punto british que me gusta un montón. Los pantalones estilo culotte también me los has visto en otros looks. El jersey de cuello cisne hacía tiempo que no lo utilizaba,  hay que remontarse a 2018 para ver un look con este jersey.

El colgante que llevo si es nuevo y que parece ideal para las que como yo sois amantes del sol, la luz y el calor es de la firma Lineargent  Es de plata con un baño de oro y lleva 3 circonitas. Si pinchas en el enlace podrás verlo con detalle, en cualquier caso me lo verás en más looks porque me gusta un montón. 

Abrigo, pantalón, botas Zara (diferentes temporadas) jersey Metisu colgante Lineargent gorro Zara kids

Y el abrigo lo recordarás de este look   No se si por la emoción de ver la nieve o por el look, pero no tenía nada de frío ¡Feliz lunes!

Como cada año, echo la vista atrás y comparto el recopilatorio de todos los looks de 2020. Este año debido al confinamiento  he compartido solo 20 looks. Pero la verdad es que me gustan todos.

Espero que si te gustan puedan servirte de inspiración para tus compras de rebajas.



















En instagram si que he sido más activa durante este año (a excepción de los últimos meses) aunque a mí lo que realmente me gusta es el blog, esta red social tiene algo que engancha. Veo allí los destacados del periodo de estar en casa y me parece que han pasado siglos. ¡Mis mejores deseos para todas este 2021! ¡Gracias por estar ahí un año más!

El invierno de 2021 ya está aquí, y con él, las grandes novedades en lo que respecta al calzado femenino. Este nuevo año se caracteriza por una vuelta a la sencillez, a las líneas básicas y a los estampados de pocos colores. Si la anterior temporada se caracterizó principalmente por el uso de zapatillas urbanas, este año parece que la tendencia se dirige hacia calzado más clásico, como las bailarinas y las botas mosqueteras. A lo largo del año, en las pasarelas se ha podido ver la predominancia de botas de cuero y otros materiales en los pies de las modelos, por lo que sin duda, serán una prenda imprescindible el próximo año. En este artículo, repasamos las tendencias en calzado de mujer que marcarán el 2021.

Bailarinas

Las bailarinas nunca se han ido. Es una prenda que nunca pasa de moda, y además, esta temporada vuelven con mucha fuerza. Con un diseño sencillo y cómodo, las bailarinas son las mejores aliadas para nuestros pies, y un estupendo zapato de recambio si queremos reposar de los tacones, por ejemplo. Tal y como su nombre indica, este calzado fue diseñado para bailar, por eso su elasticidad y ligereza lo convierten en uno de los zapatos más cómodos que puedes encontrar. Puedes encontrar bailarinas de todos los materiales, pero sin duda destacan las de piel natural de color negro y beige. Son un zapato muy versátil, apto para ambientes laborales así como eventos recreativos. Sin duda, las bailarinas son un calzado que no debe faltar en nuestro armario.

Botines de cuero

Uno de los zapatos más usados durante los meses de otoño e invierno son sin duda los botines de cuero. Este tipo de calzado se ha popularizado mucho recientemente, y en la actualidad, numerosas marcas de prestigio tienen sus propios botines de cuero. Existen numerosas variantes de este tipo de botín, con hebilla, sin hebilla, con cinta elástica, con cremallera, con cordones, con tacón, de plataforma… En cuanto al color, el tono negro acostumbra a ser más popular, pero es posible encontrar modelos de piel beige o granate. Una variante que ha ganado popularidad son los botines con borrego exterior. Este tejido le da un toque extra de calor a nuestros pies que viene muy bien para el invierno que se aproxima. Los botines de cuero más codiciados, y por tanto, con un precio superior, son los de suela de goma que ofrecen marcas como Gucci y Prada, pero por un precio inferior a 150 euros es posible encontrar unos botines de cuero de calidad y confortables.

Mocasines

Los mocasines son una prenda que cada vez más mujeres llevan para cualquier ocasión. Se trata de un zapato muy cómodo que entra en el pie con mucha facilidad. Aunque está asociado a eventos formales, el mocasín se puede llevar en cualquier tipo de actividad, ya que combinado correctamente, puede dar el toque formal a un outfit más desenfadado. A día de hoy, no es difícil ver a muchas mujeres lucir mocasines por la calle. Se pueden encontrar los modelos clásicos de piel, de color negro y granate. Sin embargo, también hay modelos que combinan colores llamativos. Está el mocasín con borla, e incluso el mocasín con plataforma, que añade un toque moderno a un zapato tan tradicional. Para rizar el rizo, existen modelos de mocasín-zapatilla deportiva, para estar preparada para cualquier tipo de ocasión que se presente.

Botas mosqueteras

Si eres de las que les gusta salir a la calle bien abrigada, estas botas son para ti. Las botas mosqueteras son un calzado que cubre del pie hasta el muslo, cubriendo también la rodilla. Tienen una cremallera lateral para ajustar el zapato y suelen ser de piel de alta calidad. Puede parecer una prenda un tanto excéntrica, pero esta temporada han logrado causar gran sensación en las pasarelas de moda internacional y que han dejado su marca en las top tendencias. Su nombre hace referencia a la prenda que usaban los mosqueteros, soldados de infantería del siglo XVI que iban armados con mosquetes, un arma de fuego que se cargaba por el cañón. Las botas mosqueteras no pasan desapercibidas allá donde van. Son una prenda muy elegante y que expresan una identidad fuerte y firme. Son una elección perfecta para un convite o una fiesta elegante, donde seguro que tu outfit despierta muchas miradas.

Botas de cowboy

La popularidad de este tipo de bota está empezando a rebrotar tímidamente. Las botas de cowboy son ideales para salir de fiesta, ya que dan un toque roquero y desenfadado que aporta muy buenas vibraciones. Aunque estas botas están pensadas para caminar por el desierto y patear piedras, son las mejores ideales para un día frío o de lluvia, aunque ten cuidado con que no se mojen demasiado. Puedes encontrar este tipo de calzado en piel de diversos colores, y con patrones de todos los diseños que puedas imaginar.