El plan que te propongo hoy lo puedes hacer prácticamente cualquier mes del año que estés en Ibiza, tanto si eres de aquí como si vienes a descansar unos días. Para mi un plan perfecto de domingo comienza con una visita al mercadillo de Sant Joan: Pasear entre sus puestos, hacer compra de frutas y verduras de la zona en su pequeño Spar o en el mercado.  Tomarse un zumo de fruta y verdura recién licuado y sobre todo disfrutar de la música en directo y de la alegría del  ambiente. Si tengo una mala semana o si siento que necesito un extra de energía para la siguiente, me gusta ir al mercadillo de Sant Joan con mis peques y dejarnos contagiar por esa alegría que reina en el ambiente.

Después de pasar por Sant Joan nos encanta hacer un picnic en alguna de las calas cercanas: Cala Xarraca, Cala Xuclar, S’Illa Des Bosc… Durante este año hemos perfeccionado muchísimo nuestros picnics, ahora solo llevamos una bolsa de tela con un termo de litro y medio de agua con vaso incorporado que conserva el agua fría un montón de horas y que seguramente habéis visto de refilón en alguna foto de Instagram. Un tupper de algo rico, un par de barras de pan, fruta y frutos secos que seguramente hayamos comprado en el mercadillo o en el Spar. No necesitamos nada más y creo que poder improvisar un picnic de una forma tan sencilla es una de las razones por las que se ha convertido en uno de nuestros planes habituales. 

Como haga sol y el agua se vea apetecible puede que hasta se tercie un baño. Si eres del norte y/o estás acostumbrado al agua fría en Ibiza puedes disfrutar del mar tranquilamente de abril a noviembre, el resto de meses solo apto para los muy valientes. Y después del picnic, del baño (o si eres friolera de dar un paseo por un entorno natural perfecto, de leer un rato en plena naturaleza…) que mejor forma de terminar el día con un poco de música en directo por ejemplo en Samarkanda

Este ha sido nuestro plan el pasado domingo,  un día de estos lo versionaremos probando la cocina del restaurante Samarkanda que tiene una pinta estupenda ¡Feliz lunes!

Halloween está a la vuelta de la esquina, creo que cada año hay más lugares en los que niñas y niños se disfrazan y salen en busca de chuches. Seguramente es una disculpa como otra cualquiera para poder disfrazarse y pasarlo bien. Como suelo decirte desde hace años la vida cotidiana se me antoja tan j—-a que a mi particularmente no me parece nada mal aprovechar cualquier fecha para montar una pequeña fiesta y Halloween para mi es más agradable que nuestra tradicional fiesta de visita al cementerio. 

Lo que si me da rabia es tener que gastar dinero en disfraces, aunque si lo pienso bien mis peques los utilizan todo el año porque les encanta jugar a disfrazarse. Además en el caso de las pequeñas en los últimos años aprovechan los cumples y los Reyes para pedirse algún disfraz, así que este año en casa estamos servidos. Sin embargo me han encantado las propuestas de Zara y H&M. Si tienes un baby sin duda H&M tiene para mi las propuestas más simpáticas y encima luego las podrás utilizar de pijama.

Si te gustan vas a tener que darte prisa porque al menos en web apenas quedan unidades ¡Feliz viernes!

Hoy gracias a Goop.com te traigo el perfecto look de otoño, ya te había dicho que llevo tiempo suscrita a su newsletter porque cuando y consigo olvidarme de los astronómicos precios de las prendas de su tienda online disfruto mucho con sus editoriales de moda. De hecho los tres looks que vas a ver a continuación son totalmente yo -jajaja- Puede que si buceas en los looks de otoño del blog de hace años encuentres prendas similares, no en vano tienes la friolera de casi 11 años de looks

Gabardina perfecta, botas con pinta de cómodas, falda campana,  jersey básico gustoso. vestido y una capa que me parece preciosa. 7 prendas que a partir de hoy no voy a perder de vista, seguro que con un poco de suerte las encontramos en una tienda lowcost de esas que el común de las mortales si nos podemos permitir. 

Espero que el artículo de hoy te resulte tan inspirador como a mi ¡Feliz miércoles!

Los primeros días de entretiempo han llegado a Ibiza, así que toca tirar de mezclas para pasar cómodamente el día tanto en esos momentos en los que hace más calor como cuando refresca. Ya sabes que yo soy muy fan de los looks de entretiempo aunque tengo que reconocer que he perdido algo de práctica, tendré que revisar los looks de años anteriores -jajaja-

Como ves hoy llevo el mono que te enseñaba en este artículo con el jersey que compartía en este otro y sandalias. Podría haberlo combinado con converse o mis zapatillas estilo vintage pero por el momento me resisto a llevar calzado cerrado.

Mono Bershka, jersey Mango, Bolso Zara, Sandalias Wonders

¡Feliz lunes!

Tener un estudio en casa es imprescindible si teletrabajas pero también es agradable contar con un espacio en el que colocar el ordenador, el equipo fotográfico y todo aquellos elementos que pueden formar parte de nuestro ocio.  Si visitas Pinterest encontrarás un montón de ideas para montar un estudio bonito e inspirador en tu propia casa. Para mi los puntos más importantes a tener en cuenta si queremos disponer de un espacio de trabajo en casa serían los siguientes: Que disponga de luz natural, que sea suficientemente espacioso y que no tenga excesivos objetos decorativos para que no te distraiga de las actividades para las que lo has concebido. Las plantas o las flores también son muy importantes para crear un ambiente acogedor en el que puedas sentirte cómoda. 

Ya se trate de crear un espacio de trabajo en casa o de montar una oficina, las sillas junto con la iluminación serían para mi los elementos más importantes.  Excepto en la zona de cocina yo prefiero las sillas bajas, al pasar un montón de horas sentada las sillas deben ser además de bonitas cómodas. En la tea point o coffe point si que me gustan las sillas de oficina altas porque crean un ambiente informal y distendido que invita a charlar y relacionarte con el resto de compañeras y compañeros, en el caso de que estemos hablando de una oficina pensada para varias personas.  Además este área está planteado para pasar poco tiempo, hacer reuniones informales… con lo que no sería descabellado dar mas importancia a la estética que a la comodidad a la hora de elegir las sillas.

Por otro lado después de haber pasado alrededor de 6 años trabajando desde casa tengo muy claro que si tienes peques, un espacio de trabajo en casa productivo necesita de una persona que cuide a tus hijos e hijas mientras tu estás trabajando. De lo contrario necesitarás grandes dosis de organización, una alta capacidad de concentración y aún así muchos días tendrás que utilizar sus horas de sueño para sacar el grueso de tu trabajo adelante. Hace tiempo que se que el teletrabajo como una forma de conciliar es una trampa mortal para nosotras, pero como de todo tiendo a buscar las cosas positivas puedo decirte que de esa etapa he sacado una gran capacidad de concentración: soy capaz de abstraerme totalmente de los ruidos monótonos constantes tipo conversaciones, música, etc. Además entenderás que la gestión del tiempo, la organización y la capacidad multitarea también son cualidades que tengo ampliamente desarrolladas.  En resumen, montar un espacio de trabajo en casa es genial,  pero mejor que sea para ocio y no para negocio, al menos si eres de las que como yo no tienes a una persona que cuide de tus hijos mientras trabajas ¡Feliz viernes! 

{Imágenes: Clarabmartin.com, Bienchiné, burkatron, Delikatissen}

Llevaba tiempo queriendo hablarte de este libro que me parece absolutamente recomendable si quieres investigar sobre el origen del feminismo y su evolución a lo largo de los años. Puede que no sea un libro para leer del tirón como Morder la Manzana sin embargo es un libro imprescindible si no sabes quienes eran las sufragistas, o te cuestionas por qué el feminismo ha sido vilipendiado y ridiculizado. La manía de tratar a las feministas de «marimachos», feas o mujeres insatisfechas sexualmente. O cuestiones básicas pero poco comprendidas como porqué el lenguaje inclusivo es tan importante en el camino hacia la igualdad real de derechos o porqué no es lo mismo violencia doméstica y violencia de género y un largo etcétera. 

Lo he dicho muchas veces en Twitter si leyéramos más y nos enrocáramos menos en lo que nos han enseñado seguramente seríamos más libres. Todas nos hemos educado en un sistema patriarcal y es normal que nos cueste replantearnos aquellas cuestiones que hemos dado como ciertas durante toda la vida. Por eso para poder evolucionar debemos leer libros sobre feminismo: leer, comparar, contrastar opiniones y hacer nuestro propio análisis basado en hechos y datos.   

Para que el machismo siga campando a sus anchas en nuestro día a día nosotras debemos ser cómplices, sin mujeres cómplices resultaría mucho más difícil este sistema de privilegio masculino. El año pasado salimos a la calle pero ¿que hemos aprendido desde entonces? Personalmente he aprendido montones de cosas relacionadas con la imagen, la comunicación y el protagonismo de hombres y mujeres en la vida pública.

Estoy haciendo una búsqueda consciente de mujeres inspiradores en el plano profesional, mujeres que sin partir de una posición familiar privilegiada han conseguido ser exitosas en sus entornos laborales. Yo defino el éxito profesional como la capacidad de ganarse la vida de manera suficiente como para mantenerse a una misma y a nuestras hijas e hijos. También busco películas y series donde las mujeres tengan papeles protagonistas, alejados de estereotipos o al menos películas y series que superen el test de Bechdel: película o serie en la que haya, al menos, dos mujeres con un rol importante, que hablen entre ellas y que no sólo lo hagan sobre hombres o sobre el amor. Te sorprenderá analizar la cantidad de películas y series que no supera el citado test.También busco libros escritos por mujeres, evidentemente no todos son sobre feminismo, aunque hora estoy con “Los hombres me explican cosas” de Rebecca Solnit y tras el me espera “Las mujeres que miran a los hombres que miran a las mujeres”

Feminismo para principiantes ha sido otra de esas lecturas que me ha ayudado a seguir tirando de este hilo invisible que me conecta a mi propio yo ¡Feliz lunes!