Este mono rojo para mi lo tiene todo: es bonito, sienta fenomenal, es cómodo, puedes utilizarlo con diferentes combinaciones chulas, tiene una relación calidad precio estupenda, tiene un tejido y un corte muy bonito y encima es difícil adivinar de que tienda o marca es, ya que no tiene un estampado llamativo ni nada que lo identifique fácilmente. Tiene un tono rojo tan bonito que para potenciarlo lo he combinado con complementos rosas.

A mi me encanta combinar el rojo con rosa, para mi es una combinación de inspiración italiana de hace ya muchos años.  Empecé a utilizarla con los estampados paisley en la ropa de cama de Gant que vendía hace años y de cuando en cuando me gusta recuperarla porque me encanta el resultado y porque es una combinación que suele sorprender “nunca se me hubiera ocurrido combinarlo así” “queda genial” suelen ser los comentarios que recibo cuando combino estos dos colores. 

Mono, zapatos y chaqueta Zara, Bolso Parföis

Tenía pendiente enseñarte este look desde que lo saqué en los stories de Instagram hace un par de semanas y recibí un montonazo de mensajes preguntándome de donde era cada prenda ¡Feliz miércoles!

Como te conté hace varias semanas a principios de junio tuve el inmenso placer de descubrir la región del champan de la mejor forma posible con un viaje organizado por el Comité de Champagne. Tuve el honor de conocer todo el proceso de elaboración de champan y los diferentes aspectos que rodean a esta bebida tan popular en todo el mundo y que solo se fabrica en esta región francesa. Aprendí sobre champán, sobre las diferentes tipos de uvas que utilizan en su elaboración, pude probar, degustar, comparar, elegir según el tipo de evento, el tipo de plato… Pero además a mi me resultó tremendamente inspirador descubrir que el arte, la cultura, la tradición y la innovación son cuatro pilares yo diría que fundamentales para todas las casas que visitamos. Un viaje muy didáctico a través de los viñedos, los agricultores, los productores, las bodegas, cuyo broche final fue asistir a una cena muy especial.

Llegué directa desde el aeropuerto a las bodegas Ruinart declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco en 2015. Fue una forma maravillosa de empezar el viaje, desde el primer instante la casa Ruinart logró atrapar nuestra atención, nos hizo adentrarnos en la historia del champan y descubrir el corazón de la región de champagne, por primera vez entendí que lo que me esperaba era una experiencia que iba ir mucho más allá de lo que yo me había imaginado.

Champagne Ruinart
Champagne Ruinart
Champagne Ruinart
Champagne Ruinart
Champagne Ruinart
Champagne Ruinart
Champagne RuinartAl día siguiente fuimos a conocer las instalaciones del Comité del Champagne  y ahí a las bodegas Champagne Dehu Pere et Fils.  La Casa Déhu es de una familia de enólogos de 7 generaciones.  Una bodega que nos mostró como su respeto por el medio ambiente ha guiado la gestión de su viñedo durante más de 10 años y realizan sus actividades en el marco del desarrollo sostenible. Un ejemplo esto es como en lugar de fumigar utilizan unos dispositivos las mar de curiosos que engañan a las mariposas para alejarlas de los viñedos. En esta casa además de aprender sobre su forma de elaboración pudimos degustar un catering en el que el Chef nos iba explicando cada creación.

Champagne Dehu Pere et Fils
Champagne Dehu Pere et Fils
Champagne Dehu Pere et Fils

Champagne Dehu Pere et Fils

Tras esta visita tocaba conocer al sindicato general de enólogos y tras esta visita disfrutamos de una maravillosa cena en La Briqueterie el restaurante del hotel en el que nos alojamos.

El jueves empezamos en la Casa Ayala una bodega con una larguísima tradición y que en la generación actual ha sabido combinar muy bien tradición y modernidad tanto en sus procesos de elaboración como en su imagen de marca. Puede que sea una percepción personal pero en el diseño de los nuevos espacios, en su imagen de marca, se percibe el concepto moda desde el punto de vista que argumentaba Coco Chanel “Fashion is not something that exists in dresses only. Fashion is in the sky, in the street, fashion has to do with ideas, the way we live, what is happening.”

champagne-ayala

champagne-ayala

champagne-ayala
champagne-ayala

champagne-ayala

De aquí nos fuimos a Perching Bar un lugar encantador de esos que crees que solo existe en Pinterest, situado en el corazón del Parque Natural Regional de la Montagne de Reims.  Un espacio en el que degustar champán que está sobre los árboles, exactamente a 7 metros sobre el suelo.

Perching Bar

Perching Bar
Perching Bar


Perching Bar

Por la tarde nos tenía reservada una visita guiada a la Cathédral de Notre-Dame de Reimslugar en el que se coronaban todos los reyes de Francia. Y de disfrutar de una cata a ciegas ayudados por los productores locales, mientras navegábamos por el río entre viñedos, momentos también muy especiales
Cathédral de Notre-Dame de Reims

Cathédral de Notre-Dame de Reims Cathédral de Notre-Dame de Reims

El final de este apasionante viaje aún nos tenía dos experiencias magníficas reservadas: una mañana para disfrutar del impresionante Royal Champagne Hotel & Spa  y la recepción y posterior cena de La ordre des coteaux de Champagne en el Palacio Du Tau en la que no me quedó ninguna duda de la importancia que tiene el champagne. Para mi fue lo mas parecido a una ceremonia religiosa pero cuyo objeto de culto no era ninguna divinidad sino el champagne.



cena de La ordre des coteaux de Champagne


cena de La ordre des coteaux de Champagne
cena de La ordre des coteaux de Champagne

He creado un destacado en Instagram a través del que muchas me acompañasteis en el viaje y me ibais comentado vuestro punto de vista de los vídeos que ibais viendo, pero como siempre os digo, mi blog es mi casa y aunque sabía que me iba a quedar un artículo algo largo (no es fácil resumir 4 días de experiencias) quería contarte la experiencia como siempre lo he hecho, con texto e imágenes. ¡Espero que te haya gustado! Yo he disfrutado mucho recordándola ¡Feliz viernes!

Tras casi 2 años viviendo en Ibiza por fin ha llegado el momento de cambiar de vivienda, una vivienda infinitamente más nueva, con materiales y suelos de mayor calidad, en un edificio también de pocos años y una comunidad en apariencia mucho más tranquila. Sin embargo como la perfección no existe la parte menos buena es que sigue sin ser la vivienda perfecta porque le faltan algunos metros para una familia numerosa como la nuestra. Así que he estado revisando diferentes ideas y propuestas  para ganar esos metros que le faltan. Si te encuentras en una situación parecida puede que las imágenes que comparto hoy también puedan servirte de inspiración. 

Lo que más me gusta de nuestro nuevo piso es que la luz que entra a raudales por todas las habitaciones, también que volvemos a tener salón-cocina, el espacio alrededor del cual siempre hemos hecho nuestra vida familiar. Mis peques están como locas porque van a dormir en literas y mi hijo mayor porque su habitación aumenta ligeramente de tamaño y además de la zona de estudio podrá incorporar un puf para leer, jugar a la play, ese tipo de cosas… En nuestro caso el reto va a ser integrar una zona de trabajo en la habitación y que quede de forma armoniosa teniendo que tener si o si una pantalla de 29 pulgadas, más un portatil.  Después de dos años de prueba está más que comprobado que las zonas comunes aunque sean más amplias no son espacios silenciosos en los que poder concentrarse. 


Todos los tips, consejos, recomendaciones de tiendas etc. son bienvenidos. Mi intención es ir compartiendo con vosotras todo aquello que vaya descubriendo que nos resulte útil para maximizar el espacio. Quizás dependiendo de lo intensa que sea la mudanza hasta un antes y un después eso aún no lo tengo claro -jajaja- ¡Feliz lunes!

{Imágenes: El mueble, brittabloggt.de, Pinterest}

En el artículo de hoy comparto uno de los looks por el que más me habéis preguntado por las prendas vía Instagram, al final del artículo te digo de donde es cada cosa por si te gustan ya que son de esta temporada, además la falda la tienes en un montón de colores en blanco también era muy bonita si quieres montar un total look blanco. Tanto la falda como la camiseta son prendas muy cómodas y fresquitas que encajan muy bien en el día a día. 

Además de con estos mules, de los que ya habrás notado que estoy totalmente in love, este look lo uso con zapatillas de deporte y para mi también queda genial. Así que si en tu zona aún hace fresquito para llevar mules puedes probar con zapatillas y comprobarás como el resultado también es muy chulo. 

Falda Stradivarius, camiseta, bolso Zara Mules eseoesestyle vía Sal de Ibiza The Store

Espero que el look de hoy en tonos tostados y blanco te haya gustado ¡Feliz miércoles!

Cada vez más mujeres viajamos solas por trabajo o por ocio, mi última vez como sabes ha sido la pasada semana y mientras esperaba a que mi avión con destino a París despegara, se me ocurrió que estaría bien compartir las cosas que son importantes para mi a la hora de viajar sola en avión. Si aún no has vivido esta experiencia pero te apetece, que el miedo no te haga echarte atrás. Como siempre te digo las cosas siempre son más difíciles en nuestra mente (al menos para mí).

Viajar sola quizás sea más aburrido porque no tienes a nadie con quien charlar, con quien localizar puertas de embarque, equipaje, calles etc Sin embargo también es una gran oportunidad para conversar contigo misma, para pensar, leer, escribir etc y por supuesto prestar atención a los detalles en los que quizás no tienes oportunidad de fijarte cuando viajas acompañada. Si el viaje es por ocio, porque nunca te coinciden las vacaciones con amigas, pareja o simplemente porque notas que necesitas un respiro en ese momento y no cuando se supone que toca, puede que te cueste tomar la decisión. Aquí lo importante para mi es plantear pros y contras, decidir el número de días, para que el tiempo no sea un problema y con la decisión planteada lanzarse sin vuelta atrás. La noche antes seguramente tendrás mariposas en el estomago o la cantinela de “quién me mandaría a mi” “¿Por qué habré hecho caso a @compartemimoda😅? Sin embargo a la mañana siguiente, poco a poco te adentrarás en tu pequeña gran aventura. Esa que te devolverá a tu vida normal como nueva.

Hay muchos tipos de viaje que puedes querer hacer sola, en mi caso una inmersión lingüística, una escapada para practicar inglés o cualquier otro idioma, un viaje cultural en el que aprender sobre cualquier disciplina, un retiro healthy… Sería el tipo de viaje que podría hacer sola sin ningún problema, al menos una vez al año. Si el viaje es de trabajo no tendrás mucho margen para elegir así que ahí sólo puedes plantear que cosas harán que tu vuelo y estancia sea más cómoda. Estas son las cosas que hacen mis vuelos más confortables:

  • Viajar ligera de equipaje con un bolso grande y otro más pequeño dentro con las cosas imprescindibles: cartera, documentación y móvil. Soy de las que tiene tendencia a perder cosas y para evitarlo hace años aprendí que lo mejor es llevar poco y saber dónde está todo en cada momento.
  • Billetes descargados en la aplicación Wallet del móvil para olvidarse de los papeles (ya sabes, no hay planeta B).
  • Batería portátil para el móvil y cargador. No sé a ti pero a mí la batería no me aguanta un día completo desde hace ya tiempo y con el cargador portátil me evito sustos si no hay un enchufe disponible por ejemplo en el momento de mostrar las tarjetas de embarque.
  • Calzado plano para que no hagan que te descalces al pasar el control del aeropuerto, en esta época nada mejor que unos mules.
  • Toallitas para poder refrescarte si lo necesitas y pólvos matificantes si quieres tener efecto buena cara al llegar a tu destino.
  • Este es el gran momento de las muestras de perfume. Incluye alguna en el bolso de mano. Los medios transporte no suelen tener un olor agradable y aplicarte unas gotas de perfume cambia la percepción. Lo mismo puede ocurrir en la habitación del hotel.
  • Chaqueta y una bufamanta aunque sea verano para luchar contra los aires acondicionados (debajo manga corta o tirante por si el calor aprieta)
  • Algún snack saludable sobre todo si vas a pasar varias horas y no quieres dejarte un riñón y medio en un sandwich rancio.
  • Un libro y/o alguna serie descargada. Si el viaje no es muy largo la película o serie no es tan necesaria pero si son muchas horas seguro que te viene bien para que el viaje se haga más corto. 

Y creo que esto es todo, mientras miro por la ventanilla del avión no puedo evitar pensar en aquel artículo que escribí hace tiempo: El secreto de la felicidad es la libertad ¡Feliz viaje!

Esta semana tengo un plan muy especial que me apetece un montón, del 4 al 8 estaré en Francia invitada por el comité de Champagne para disfrutar de 4 días de planes súper especiales en la zona de Reims. Si me quieres acompañar en este viaje no te olvides de seguir mi cuenta de instagram: @compartemimoda donde prometo ir compartiendo cada detalle. 

10 bloggers e influencers internacionales estaremos estos días juntas en esta zona de Francia y día a día iremos descubriendo un programa que pinta muy muy bien. Aunque tengo que reconocer que tengo un doble sentimiento de ganas de descubrir por un lado y cosilla por dejar a los míos en Ibiza, la verdad es que lo pienso disfrutar a tope. Además será una inmersión lingüística en toda regla porque seré la única española. Así que… Yes, I am ready to make it pop! 😛