La verdad es que no lo he hecho de forma intencionada. Imagino que como el blanco es uno de mis colores favoritos al final en mi armario se juntan muchas prendas de este tono. Por otra parte como mi propuesta es la de hacer un consumo responsable utilizo frecuentemente las misma prendas para ofrecer mis propuestas de looks y esto da como resultado que en los últimos tres looks el blanco sea de un modo u otro protagonista. 

El vestido de hoy es regalo de cumple de mi hermana, con lo que si te gusta podrás encontrarlo fácilmente. Para mi más que un vestido es una camisa larga, así que en esta ocasión lo he combinado con la falda negra de volantes que te he enseñado en varios looks. Un recurso muy sencillo para cuando los vestidos son algo cortos.  Hoy te lo enseño en la versión de calle con botas camperas y en la versión de playa como la última vez. Si consigo mantenerlo blanco lavado tras lavado, estoy segura que será una de mis prendas favoritas porque me parece monísimo, gracias al volante. 

Vestido Zara temporada 2020 Bolso Mango el resto Zara otras temporadas

No tengo demasiadas fotos pero creo que te puedes hacer una idea de como sienta, seguro que próximamente le busco nuevas combinaciones ¡Feliz miércoles!

Después de lo que me pasó con This is us, he estado dándole una vuelta a las series de este estilo “series bonitas” que me han gustado últimamente, y me he acordado de Modern Love. También disponible en Amazon Prime, se trata de una serie de historias (cada capítulo una historia) en la que se describen diferentes tipos de amor.  Además un montón de actores conocidos desfilan en cada uno de los capítulos. 

La serie está basada en algunas de las historias narradas durante doce años en la columna Modern Love de The New York Times. Episodios de solo 30 minutos, en las que se pueden ver historias de amor de una madre soltera hacia su bebé, amor fraternal, amor propio para poder aceptarse y quererse a uno misma tal y como es, amor del pasado sin resolver, amor imposible, amor en plena crisis de identidad…

A juzgar por su popularidad parece claro que hay una gran demanda de historias que hablen del amor desde un punto de vista que se aleje de lo habitual de Walt Disney. Necesitamos historias de  amor desde otros puntos de vista, de la muerte, de la vida sin esa persona, de que ocurre con el amor y la vejez, o el sexo y la vejez, del amor hacia unas misma sin necesidad de vivir en pareja. Historias necesarias, que con los nuevos formatos parecen estar poco a poco encontrando su hueco en una industria con mayor interés en la idealización de la vida que en la realidad. Según he podido leer los que hemos visto la primera temporada y esperamos la segunda pronto la tendremos disponible también en Amazon Prime. ¿Habías visto esta serie? ¡Feliz lunes!

{Vía: Crónica Global, Fuera de Series}

Los vestidos blancos, hace tiempo que han dejado de ser una prenda exclusiva del verano. Obviamente lo de hoy no es un look como tal, estas fotos forman parte de mi plan del pasado sábado. Si me sigues en Instagram, habrás visto que organizamos un picnic japonés en la playa de lo mas divertido. En esta época del año apenas hay gente y los peques de la casa pueden encontrar tesoros con los que divertirse todo el día. Gran cantidad de palos, piedras, conchas etc. para construir por ejemplo un completo fuerte indio. Mis hijas que además son unas valientes pudieron darse hasta un baño. Yo me conformé con un paseo a la orilla del mar. 

En el look de calle, llevaba este vestido camisero con medias negras, mis botas camperas y una bufamanta de lana que es una prenda muy socorrida en esas épocas del año en las que a medio día hace buena temperatura y por la tarde refresca bastante. En Ibiza ahora mismo estamos en este momento. Toca guardar el plumas y sacar la chaqueta de entretiempo. Al menos lo que la gente del norte consideramos que es una prenda de entretiempo: parka, cazadoras moteras, vaqueras, etc. 

Este vestido camisero es del año pasado pero si te gusta he visto que tienen parecidos en Zara. A mi particularmente me resulta una prenda muy útil y versátil tanto en verano como en invierno. Es un tipo de vestido que suele estar presente en mi armario siempre, si pinchas sobre el enlace verás de hecho diferentes modelos. 




Vestido Zara, Gafas Havaianas

Hoy me despido de forma diferente, como dice mi hijo mayor Teo en su canal de youtube “No olvides darle like si el contenido te ha gustado y compartirlo en tus redes sociales para que les llegue a tus amigos -jajaja- ¡Feliz miércoles!

Aunque a mi por lo general me gustan las habitaciones muy luminosas y pintadas de blanco, reconozco que hay estancias como por ejemplo pueden ser la zona del lavabo de los baños o una zona de trabajo de la casa o un armario por dentro, o incluso un vestidor, en los que utilizar papeles pintados puede ser un recurso decorativo muy bueno. Un plus decorativo que se consigue de una forma más o menos sencilla si seguimos las instrucciones precisas del fabricante. Incluso si no nos atrevemos a empapelar una pared completa también podemos utilizar papel pintado con patrones bonitos para embellecer un mueble por dentro o hacer un panel de madera que aporte un toque personal en tu nueva vivienda. Ahora que las compras de segunda mano y la restauración de muebles es algo muy habitual para personalizar al máximo una vivienda, utilizar este recurso puede ser una gran idea.

Hoy en día el mundo del papel pintado ha evolucionado muchísimo. Dependiendo del patrón, los papeles pintados se pueden aplicar vertical u horizontalmente. En paredes cortas poner el papel pintado de forma horizontal puede hacer que visualmente parezcan más largas. Obviamente no todos los diseños de papel pintado son adecuados para colocarlos horizontalmente. Dependerá del patrón y de las tonalidades. En el caso de que efectivamente el diseño encaje el resultado puede quedar fenomenal en las imágenes tienes algunos ejemplos en los que inspirarte. 

En cuanto a las características de limpieza y mantenimiento, si investigamos un poquito veremos que existe también variedad de tipos de papel en función del mantenimiento que queramos o creamos que vamos a tener que hacer. En este sentido tendremos papel pintado resistente al agua, algunos se pueden limpiar con un paño húmedo. otros son resistente al lavado y los hay que incluso se pueden frotar con diferente intensidad. 

Otra de las cosas que puede preocupar a largo plazo cuando estamos tomando la decisión de instalar papel pintado, es el momento en el que nos cansemos de él y queramos quitarlo. Obviamente antes de acometer cualquier reforma debemos estar seguras. No es lo mismo actualizar un mueble con papel, que la pared de alguna estancia, que decidirse por empapelar toda una habitación entera. Aún así, si nos decidimos por aplicar papel pintado en una habitación completa, pensando en el futuro quizás sea una buena idea elegir un papel pintado que sea biodegradable. De este modo si a la larga nos aburrimos de él, lo podremos reciclar.

Afortunadamente cada vez hay en el mercado más variedad de papeles pintados totalmente compostables. No nos dejemos engañar pensando que por ser papel, al fin y al cabo lo podemos llevar  al contenedor de papel y cartón porque no es así. El papel pintado que no lleva el distintivo de biodegradable, lleva tintes por los cuales este papel no debe ir en este contenedor. Hoy en día la sostenibilidad está en la mente de gran parte de los consumidores. Yo creo que a todas se nos ha grabado la idea de que “no hay un planeta B” que poder dejarle a nuestras hijas/os y nietas/os si no empezamos a pensar en consumir de un modo más responsable.  Los artículos de decoración que incluyen la sostenibilidad  son tendencia ya que están en consonancia con los tiempos que vivimos. No se trata de sacrificar estilo o comodidad sino todo lo contrario. Se trata de vivir la sostenibilidad como la única forma posible de vivir el presente para que las nuevas generaciones tengan futuro. Cuéntame que te parece, ¿Tienes pensado incluir papeles pintado en alguna estancia de tu casa? A mi me tienta la idea de incluirlo en la zona del lavabo del baño. ¡Feliz lunes!

{Imágenes: Nina Clave, Papelesdelos70}

Las prendas básicas para mi dan como resultado looks ideales y con los que me siento súper yo. A lo largo de los años me he dado cuenta que las personas entendemos la moda de diferentes formas. Algunas necesitan saber lo que “se lleva” al inicio de cada estación. Parece que de algún modo necesitan la aprobación un mercado que les indique que las prendas que utilizan y los estampados son actuales, que no se han quedado anticuadas en sus gustos. Otras necesitan una marca que les haga sentir fuertes y seguras de si mismas, en mi humilde opinión necesitan que la marca de turno muestre su valía. Algunas por el contrario somos no logo y nos horroriza llevar el logazo de una marca y por eso será muy complicado que puedas identificar ningún logo tamaño XL en nuestras prendas aunque algunas no sean de las cadenas de pronto moda. 

Hace poco me ocurrió una anécdota muy divertida con un bolso de 19 euros que yo llevé a un compromiso social muy contenta y cuando otra invitada vio que el suyo el plata y el mío dorado eran iguales me dijo “he dicho que era un Jimmy Choo” No me dejes mal ¿eh? Y yo – ¡claro mujer el mío es Jimmy Choo, pero de la temporada pasada -jajaja- La moda y las revistas de moda siempre se han olvidado de la gente con sueldos bajos o normales,  de las mujeres de más de 40, de las que se salen de la talla 38. Y nunca está demás recordarnos que somas las consumidoras las que tenemos el poder de aceptar o rechazar lo que queremos o nos gusta. 

 

Pantalón y Camiseta Zara, Bolso See by Chloe, Zapatos Wonders

A mi por ejemplo, me encantan los pantalones estilo culotte. Mientras los siga encontrando en las tiendas, me preocupa cero si este año no entran en el top ten de los pantalones in del 2020. ¡Feliz miércoles!

Seguro que ya te has enterado que el próximo viernes es San Valentín y estaba buscando hacer un recopilatorio de planes chulos y sencillos entre los que quería incluir la serie This is us y resulta que no la tengo publicada en la sección lecturas y series. Hace justo un año que recomendaba esta serie en la revista digital que publico en la empresa en la que trabajo y se me ha olvidado compartirla con vosotras en el blog. No se me ocurre como me ha podido pasar.

A estas alturas seguro que la mayoría ya la conoce, hay hasta camisetas “quiéreme como Jack quiere a Rebeca” y es que esta es una serie de las que aquí catalogamos como bonitas. Una serie de vidas cruzadas, de personajes con personalidad, con sentimientos. Creada por Dan Fogelman para la NBC ha podido verse en España gracias a  Fox Life, donde según he leído tiene 4 temporadas.  Yo la encontré en Amazon Prime donde a día de hoy hay tres temporadas.  Según he visto la NBC tiene pensado llegar hasta la sexta temporada.  

La captura de pantalla de la revista te la pongo para que veas que no te engaño, está claro que lo de crear contenido para el blog, para redes, para el trabajo. Hace que alguna vez pasen estas cosas -jajaja- ¡Feliz lunes!