A finales del mes de julio compartía contigo algunos de los libros que me esperaban este verano y hoy me gustaría recomendarte uno de mis favoritos: El diario violeta de Carlota. Un libro que realmente está dirigido al público adolescente pero si no lo has leído deberías leerlo tengas la edad que tengas. Desde que lo terminé no para de recomendárselo a todo mi entorno porque es una lectura muy sencilla sobre feminismo práctico, sobre porque el feminismo es imprescindible para superar las desigualdades que existen entre hombres y mujeres. 

Además en mi caso fue una lectura compartida con mi hijo mayor -12 años- No se si lo has hecho alguna vez, pero cuando compartir una lectura con mi hijo ha sido una experiencia súper especial. Hemos descubierto esta historia juntos,  me he sorprendido con el tipo de cosas que le llamaban la atención, he escuchado atentamente sus conclusiones, hemos aplicado las enseñanzas del libro a nuestra propia vida, analizando nuestra vida con las gafas violetas de Carlota. Después de leerlo la palabra de feminismo está viva en mi hijo, aplicando la regla de la inversión en multitud de ocasiones. Recuerdo que me comentó recientemente que el anuncio de cuchillas (para chicas) de la tele es súper machista, porque un chico nunca dejaría de ir a una fiesta por no ir depilado. Ha tomado conciencia de lo denigrantes que son las letras del reguetón para las mujeres y para mi todo eso es tan satisfactorio. Por cierto, a propósito del reguetón y de la regla de la inversión te dejo este enlace al corto Cosas de chicos es buenísimo, deja muy clarito montones de micromachismos y desigualdades que sufrimos las mujeres en nuestro día a día. 

Si eres profe y no has leído El diario Violeta de Carlota no tienes tiempo que perder, da igual el curso que impartas, después de leerlo y ponerte las gafas violetas seguramente serás más consciente sobre como les hablas a alumnos y alumnas y en función del curso y asignatura que des, tal vez lo sugieras para que niños y niñas lo lean y se pongan también las gafas violetas y estén atentos en su día a día y apliquen la regla de la inversión cada vez que algo les rechina y se conviertan en esa sociedad más justa que seguro quieres para la siguiente generación. A partir de 10, 11 años trabajando los capítulos lo podrán entender perfectamente. 

El diario violeta de Carlota está escrito por Gemma Lienas Massot y es de la editorial El Aleph a partir de ahora será el libro de todos los cumpleaños de adolescentes a los que inviten a mi hijo, por divertido y educativo. No creas que es un tostón tipo ideario político, para nada,  es una historia trabajada de como un regalo de cumpleaños: un diario, sirve para que una adolescente: Carlota, animada por su abuela Ana (el tipo de abuela que me hubiera encantado tener y la abuela que desde luego me gustaría ser) empieza un diario especial, uno donde va anotando las desigualdades que como niña se encuentra en su día a día y en su entorno. Un ejemplo buenísimo de como si les damos a chicos y chicas un hilo del que tirar y les motivamos se formarán por si mismos de una forma que ni todos los sermones del mundo podrán conseguir jamás. ¡Feliz Viernes!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.