1

Hoy os traigo una receta rica, sencilla y muy fácil de hacer para aquellas que tengáis una batidora con función de amasado. Lo único que necesita es tiempo de levado ya que hay que dejar la masa reposar en la nevera durante unas 6 u 8 horas y luego durante prácticamente otras dos horas mas. Por eso la única dificultad de esta receta es encontrar el momento para hacerla. Para mi un buen día suele ser el sábado por la noche, así el domingo por la mañana tengo la masa lista para meter al horno y podemos consumir los bollitos durante la semana.

2

El resultado son unos bollitos esponjosos, suaves y con un delicioso sabor que podemos utilizar para bocatas dulces (jamón y queso, chorizo, vegetales…) con mermeladas y cremas de chocolate o directamente solos espolvoreando sobre ellos un poquito de azúcar glass. Son perfectos tanto para el desayuno como la merienda o para cuando queremos mandarles al cole a los niños un tentempié mas contundente que la fruta pero utilizando pan casero.

Como digo, lo ideal para que no nos den nada de trabajo es tener una batidora con función de amasado pero supongo que también se podrán hacer a mano.

3

Ingredientes.

250 g. de puré de calabaza, 200g de leche condensada, 550 g. de harina de fuerza, 40g de mantequilla blanda, 60ml de leche, un huevo, 25g de levadura fresca de panadería, una cucharadita de sal.

Preparación.

Cocemos la calabaza, cuando esté blanda escurrimos y trituramos aplastándola con un tenedor. Mientras tanto disolvemos la levadura en la leche. Colocamos en la fuente de nuestra batidora amasadora 200g de leche condensada, 40 gramos de mantequilla que habremos sacado de la nevera con antelación para que esté blanda. Añadimos también la leche con la levadura, el puré de calabaza, la sal y por último la harina. Dejamos que se amase durante 15 minutos, pasado ese tiempo colocamos la masa en una fuente untada previamente en aceite de oliva, lo cubrimos con un paño húmedo y dejamos en la nevera toda la noche. La masa queda un poco pegajosa, os pongo la foto para que lo podáis ver.

masa

Al día siguiente lo sacamos del frigorífico, hacemos bolitas (tenéis la foto debajo de como quedan recién hechas) y dejamos reposar fuera de la nevera hasta que doblen su volumen (en ese momento la masa ya tendrá algo mas de consistencia, la suficiente para hacer las bolitas sin mayor problema). Las pintamos con huevo batido y lo metemos al horno que habremos precalentado a 180 grados.

4

Al cabo de media hora tendremos nuestros bollitos de calabaza listos. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar. Se mantienen suaves y esponjosos durante unos 3 días (o tal vez mas, no lo  puedo saber porque 3 días es el tiempo que nos han durando cada vez que los hago) ¡Espero que os animéis a hacerlos y que os gusten mucho!

{Receta Original: Kanela y Limón}

Artículos Relacionados

3 comentarios

Responder

Hola!!!!!! Yo no tengo batidora de fácil amasado, no sé si intentarlo a mano o con varillas, porque la pinta es genial y ya sabes que hago todas tus recetas. Hace tiempo que quiero una batidora de esas pero este verano entre la yogurtera y reponer la licuadora agoté el presupuesto, jeje. Un besín y a ver si me animo.

Responder

Si son varillas de las que se usan para montar la nata mejor que no. Jo! que rabia hace poco avisaba en Twitter que Lidl sacaba su amasadora que según mis referencias funciona muy bien y es muy baratina (no sé si 30 o 50 euros) Si estás acostumbrada a hacer lo de amasar a mano no tendrás demasiado problema lo único que te dará mas trabajo pero ya sabes pones la harina en forma de volcán y vas integrando los ingredientes 🙂

Responder

Seguramente lo haré. Si, la de Lidl cuando fui ya no quedaba, y es una pena porque la yogurtera y alguna otra cosa que tengo de allí son geniales. Probaré a mano a ver. Besín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.