Piel descalzos, arena y sal en el pelo, el sonido de las olas. Paellas, sobremesas largas. Snorkel en búsqueda de tesoros, admirar la fauna marina. El año que mis peques me enseñaron y por fin aprendí a tirarme de cabeza. Momentos de un verano atípico en el que me esfuerzo cada día en enfocarme en lo que tengo en lugar de lo que me falta.

Con esa filosofía me levanto cada día desde hace ya unos cuantos.  Hoy he pensado en compartirla contigo por si tu tampoco estás en tu mejor momento, para que recodemos juntas eso de problema=solución. Porque sabemos que el verano de 2020 pasará y el agotamiento mental no puede impedirnos vivirlo como se merece. 



La mayor parte de las fotos son de Ibiza, algunas de Denia. Si me sigues en Instagram sabrás que estuve hace un par de sábados para llevar a mi hijo mayor con unos familiares. Casi todas las fotos hechas con el móvil  y editadas con lightroom. ¡Feliz lunes!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.