Ya lo dice el refrán: “Nada es verdad o mentira, todo depende del color del cristal con que se mira” Este refrán nos viene al pelo cuando hablamos de redes sociales. Hay quien dice que en cuestión de redes sociales sobre todo si hablamos de Instagram nada es verdad y todo lo que consumimos es puro postureo. Desde mi punto de vista tanto Pinterest como Instagram son las redes sociales de las cosas bonitas, del llamado lifestyle. Nadie quiere compartir dolor o sufrimiento en estas redes sociales y eso parece que les resta realidad, sin embargo el razonamiento para mi no es correcto.

En general creo que sería más justo decir que a pesar de que la vida no es perfecta y detrás de cada uno de los perfiles de Instagram hay días difíciles, hijos que enferman, que no siempre sacan buenas notas o recogen sus cuartos, malas rachas laborales, enfados con la pareja, problemas para pagar la hipoteca, días aburridos, familiares que fallecen… a pesar de todas y cada una de las partes menos bonitas que componen una vida, siempre puede haber un momento bonito para compartir y esa foto fija de un momento concreto de una vida concreta puede resultar inspirador a quien lo recibe. 

¿Por qué utilizamos redes sociales?

Las personas tenemos la necesidad de comunicarnos y en los últimos 15 años la forma de comunicarnos ha cambiado. Quizás la falta de formación relacionada con la tecnología  o sencillamente con el pensamiento crítico, haga que muchas personas olviden que las redes sociales son empresas privadas con intereses privados (exactamente igual que los medios de comunicación tradicionales) y que al utilizarlas ambas partes resultan más o menos beneficiadas. 

Yo utilizo redes sociales porque me resultan útiles para la difusión de mi trabajo, prácticas como herramienta de comunicación, cómodas como sistema de información, estimulantes para tener ganas de experimentar y aprender cosas nuevas,  y por supuesto divertidas, porque me sirven para estar en contacto con gente interesante a la que tengo lejos geográficamente o a la que ni siquiera conozco personalmente.

¿Te sientes frustrada al utilizar redes sociales?

La frustración así como la tristeza (o incluso la rabia) parece uno de los sentimientos que afloran si hablamos de redes sociales, se suele relacionar con perfiles jóvenes pero en mi opinión tanto la frustración como el sentimiento de tristeza (o rabia) al usar redes sociales depende más de la madurez, del conocimiento y de la situación personal que estés viviendo, que de tu edad. Madurez al elegir perfiles a quienes seguir, que te aporten el valor que estés buscando: Quizás aportan valor porque nos dan ideas para vestirnos, para viajar, para hacer planes con tu familia, para cocinar platos saludables, para decorar, o quizás simplemente nos entretienen.

Madurez para comprender que lo que vemos en redes son momentos puntuales de diferentes vidas y si nunca ha sido buena idea compararse con la vecina tampoco lo es hacerlo de redes sociales. Madurez para comprender que los perfiles profesionales a quienes seguimos: bloggers, youtubers, influencers etc. desarrollan su trabajo mostrándote diferentes productos de la forma más apetecible. También forma parte de su trabajo ir de un lado a otro del mundo y por eso lo que estás viendo no es  “todo el mundo viaja menos yo” “Todo el mundo compra de todo menos yo” Si tu frustración en redes está relacionada con lo anterior tienes dos opciones no seguir este tipo de perfiles o disfrutar de sus cosas bonitas de un modo aspiracional como no hacías no hace mucho con las propuestas de las revistas de moda. Por otro lado por mucho que no nos sintamos reflejadas, la vida del lujo que nos llega a través de Instagram es tan real como la pobreza que nos muestran los telediarios, fotos fijas de nuestra civilización y desde mi punto de vista no está nada mal ser consciente de su existencia. 

Para mi lo más importante en redes sociales al igual que en cualquier otra parte de nuestras vidas es comprender su funcionamiento y tener nosotras el mando para elegir cómo, cuándo, cuánto, por qué y para qué. Si consigues responder a estas 5 preguntas todo va bien. ¡Feliz lunes!

Artículos Relacionados

Un comentario

Responder

A mi Instagram me gusta mucho, y descubro muchas cosas a través de allí, y tomo muchas ideas. Me gusta descubrír cuentas que aunque no son de bloggers con miles de seguidores, tienen publicaciones cuidadas y con buen contenido. Las que casi todo lo que publican es publicidad, no me llaman la atención. Y también las relaciones que haces con personas de diferentes lugares. Desde hace una año, he empezado a seguir cuentas relacionadas con la búsqueda de embarazo (ya que en ello llevo casi 2 años) y me ha sorprendido la cantidad de cuentas que hay. La mayoría de las chicas, en el anonimato, van contando su búsqueda, sus tratamientos..Yo sigo con mi cuenta personal, pero si he conocido a muchas chicas y de hecho, hasta algunas tenemos un grupo de whatsapp en el que hablamos de todo. Pinterest últimamente la tengo algo abandonada, y es que no me da tiempo a ver todo. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.