Desde que decidí que ya no iba a tener más hijos, me he ido olvidando de la temática de la atención al embarazo y parto en España. Aunque sigo siendo socia de El parto es nuestro por solidaridad con las mujeres que tienen que andar ese camino y procuro hacerme eco en Twitter de las reuniones que celebran, así como de las conmemoraciones a favor del parto respetado, lo cierto es que poco a poco a lo largo de los últimos 5 años que tiene Chloe, me he ido desvinculando de este tema tan trascendental en la vida de las mujeres y de sus bebés.

No sé como he saltado del artículo del cumpleaños de tu hija al artículo sobre los partos de tus dos hijas […] Tu artículo me ha dado tanto fuerza ahora embarazada de 4 meses ¡Voy a por todas!¡Gracias por la inspiración! […] Dale más visibilidad a tus artículos y a los de tu pareja.

El comentario que lees arriba me llegó a través de Instagram hace unos días y a raíz de nuestra conversación -que no transcribo en su totalidad por respeto- he decidido compartir todo aquello que tanto Carlos como yo escribimos tras nuestro master acelerado sobre la atención al parto en España.  Lo cierto es que siempre he sentido una gran responsabilidad a la hora de compartir información fiable y de fuentes rigurosas porque soy consciente de que es un tema delicado y en el que cada mujer debe encontrar su propio camino. 

Me da una tristeza enorme que a pesar del paso de los años la asistencia al embarazo y al parto en nuestro país siga impregnado de un olor fétido a machismo y a falta de rigor científico. Que la infantilización de la mujer y la deshumanización de la atención sigan presentes y que recibir una buena o mala atención pueda deberse en un momento dado a la buena o a la mala suerte. 

A los profesionales sanitarios les diría que por mucha carga de trabajo que sufran, por mucho que la rutina haga que la deshumanización asome, es vital que se olviden de una vez por todas de limpiar las guardias,  hacer parir a la mujer, de los forceps docendes, de la cicatriz del bikini etc, etc. Es vital también que revisen y actualicen sus conocimientos si es necesario, porque el embarazo y el parto es un momento muy importante de la vida de cualquier mujer y su bebé y muchos ni siquiera son conscientes del descalabro que ocasiona recibir una mala atención durante el embarazo y parir de espaldas a la evidencia científica. 

Informate y decide sigue siendo el mejor consejo que se puede dar a cualquier mujer embaraza. Disfruta de tu embarazo, pregunta y exige respuestas, no te dejes manipular sin saber por qué o para qué, no permitas que un mal profesional te haga duplicar las pruebas. Hay cuestiones que pueden tener varias lecturas, hay otras que tienen poca discusión si atendemos a las recomendaciones de la OMS y los datos: En España se realizan 50.000 cesáreas y 117.000 episotomías injustificadas al año. En cualquier caso albergar una vida en tu interior y traer un bebé al mundo, es una de las experiencias más potentes que una persona puede sentir. Lástima que la mitad de la humanidad no pueda hacerlo, tal vez por eso algo tan grandioso sigue sin tener la importancia que se merece. 

 Si te interesa saber más sobre embarazo y parto respetado tira de este hilo: Aumento de peso en el embarazo, El dolor del parto, semana mundial del parto respetado, El Parto es Nuestro, Información contra la infantilización de la mujer embarazada, El estado de la atención al parto en España, Jodidas pero contentas , 8 cosas que toda mujer debería saber antes de ser madre, A mi hija Chloe, A mi hija Ariadna, Artículos de Carlos, Artículos sobre lactancia.

Artículos Relacionados

2 comentarios

Responder

Pues yo desde aquí te doy las gracias porque gracias a la información que en su día compartiste en el blog, sin ni si quiera yo estar embarazada ni pensando en estarlo, creaste en mi ese interés por saber, por informarme, y años más tarde, gracias a toda esa información, conseguí tener una parto respetado. Si bien es cierto que no en España (quien sabe si lo hubiese conseguido), en Alemania pude presentar mi plan de parto, que lo respetasen, que se respetasen mis decisiones, con sus tiempos, sin prisas, sin epidural, sin episiotomía, con contacto piel con piel desde el minuto cero, etc. Y en mi humilde opinión, la clave es INFORMARSE. Tus posts fueron lo que abrió en mí la curiosidad por informarme y tras leer mucho sobre el tema supe lo que quería y doy gracias que pude vivir la experiencia más brutal de mi vida como yo la elegí. GRACIAS.

Responder

Me alegra un montón leerte Miri, te lo he dicho en instagram, para mi que los artículos te dieran ganas de informarte es un regalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.