Naranja y granada son las frutas que acompañan a este pollo que por otro lado no deja de ser una versión del clásico pollo asado pero quizás con un toque especial.Inventada al 100%  y resultado directo de cocinar con lo que te queda en el frigo. Para mi este es el típico plato que hago cuando no tengo tiempo de preocuparme de la comida, tarda una hora y media mas o menos en cocinarse, sin embargo el trabajo real son 5 minutos ya que solo hay que meter todos los ingredientes en una fuente y poner el horno.

Trabajar desde casa implica olvidarse de las tareas en tu horario laboral, ya os he contado como me organizo en vacaciones, durante el curso lo normal es que o bien tenga la comida preparada de la noche anterior o haga recetas rápidas o platos como este que se puedan hacer sin tener que prestarles demasiada atención. He aprendido que lo mejor es poner una alarma con el tiempo de coción, desde que lo hago nunca se me quema la comida pero no creáis que ha sido fácil llegar a esta conclusión, me ha costado aprenderlo unas cuantas cazuelas de lentejas calcinadas.

IMG_0631

Ingredientes (para 5 personas)

3 muslos de pollo entero, 6 patatas pequeñas, media cebolla picada muy menuda, 1 diente de ajo, una naranja, 100g de mantequilla, aceite de oliva, 50ml Vino tinto, los granos de media Granada, pimienta negra, tomillo, perejil, albahaca y sal.

Preparación.

Precalentamos el horno a 220 grados, salamos el pollo y lo ponemos en una fuente de horno, añadimos un ajo finamente picado. Se le echa un chorro de aceite de oliva abundante. Se corta 4 daditos de mantequilla (no muy grandes en total serán 100g de mantequilla) y se mete uno dentro del pollo, dos se colocan debajo de las zancas y otro donde el cuello.
Se pica media cebolla y se le añade (un poco dentro del pollo y el resto por encima para que se reparta a su antojo) Se corta una naranja la mitad se mete dentro del pollo y el zumo de la otra mitad se le echa por encima. Por último se le echa un chorro de vino tinto y se espolvorea con Tomillo, albahaca, perejil y pimienta negra. Lo metemos en el horno, bajamos el calor a 200º y dejamos que se vaya haciendo.
Por otro lado pelamos patatas y las cortamos en forma redonda las pasamos por aceite para que se frían pero no dejamos que se hagan del todo. Sacamos el pollo mas o menos cuando lleve 20 minutuos de coción (orientativo) colocamos las patatas debajo y aprovechamos para pincharlo y regarlo con la salsa que se va formando (no hay que preocuparse si no hay mucha ya irá soltando el pollo su propio jugo) le aplastamos la naranja que tenemos dentro para que suelte el zumo también, espolvoreamos con los granos de granada y lo volvemos a meter al horno. Tardará una hora mas en hacerse (ya sabéis que depende del tamaño del pollo y de la potencia del horno).
 IMG_0639
Espero que te animes a hacerla porque esta receta que salió así, por casualidad (porque no tenía limón, porque me he obsesionado con la granada, porque había una botella de vino tinto abierta…) es la receta de pollo al horno favorita de alguno de nuestros amigos ¡Que aproveche!
Notas. En las fotos aparecen las patatas enteras pero para mi gusto quedan mejor como os digo en la receta (que es como las hago casi siempre)
También aparecen muslos en lugar de un pollo completo (lo mas habitual es que utilice un pollo entero, obviamente si usas muslos o cualquier otra parte del pollo la receta no varía)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.