Tener una piel bonita y sobre todo que no nos de problemas o preocupaciones está al alcance de todas. Podríamos decir que el camino para conseguirlo consiste en seguir 5 pasos de forma consciente y constante.

piel perfecta1. Tipo de piel.

Siempre se dice que es fundamental conocer el tipo de piel. Pero ya hemos comentado que conocer el tipo de piel clasificándola únicamente en seca, grasa o mixta suele conducir al error de pensar que casi todas tenemos una piel mixta y eso ni es exacto y, menos aún suficiente. Mas bien conocer el tipo de piel consiste en saber el “instante de piel” en como está la piel en cada momento ya que cualquier pie: seca, grasa o mixta, puede estar deshidratada, sensible, asfixiada, reactiva etc.

2. Cuida la alimentación.

Somos lo que comemos, la comida es nuestro combustible. Así pues dejémonos de dietas y de modas absurdas y comamos de forma saludable y  con sentido común. No es sano ni para nuestra piel ni para nuestra salud las subidas y bajadas de peso, con lo que si este es vuestro caso se impone analizar en profundidad vuestros hábitos de vida. También hemos hablado de ello, tenemos tendencia a engañarnos a nosotros mismos con lo que lo mejor es escribir en un cuaderno personal todo aquello que comemos y bebemos a lo largo de una semana (o de un mes) Este simple gesto puede hacer que desde un primer instante intentemos hacer las cosas mejor, pero además nos contará nuestra realidad. No tener demasiado tiempo, estar estresados etc. no son razones para prescindir de una piel bonita y sobre todo para descuidar nuestra salud.

3. Limpieza.

Sin un buen proceso de limpieza, mañana y noche no hay nada que hacer. Saltarnos este paso sólo hará que la suciedad se acumule y que la piel sea una barrera para que todo lo que pongamos después no penetre.

IMG_7759

4. Constancia en los cuidados diarios.

Una buena rutina cosmética adaptada a nuestro tipo e instante de piel. No vale hacerlo un día, ni dos, ni uno si y uno no… debemos incluir un ritual de belleza en nuestra vida todos los días, del mismo modo que nos lavamos los dientes debemos cuidar nuestra piel todos los días. Por supuesto es fundamental dejarse asesorar, como en cualquier otra cosa. Además en cuestiones de cremas suele ocurrir que lo que es bueno para mi no tiene por qué serlo para mi vecina, precisamente porque además de las propiedades de la crema el otro factor fundamental es nuestra piel.

5. Cuidado con el sol.

Como con la comida, en el caso del sol el sentido común y la moderación son nuestro aliados. Sabemos que el sol es una de las principales factores relacionados con el envejecimiento de la piel pero también como en el caso de la alimentación está intimamente relacionado con nuestra salud.

Cómo veis el camino hacia una piel perfecta es un camino que también nos acerca hacia un estilo de vida mas saludable, así que merece la pena transitarlo ¿no os parece?

Estela Belleza

Artículos Relacionados

Un comentario

Responder

Qué bien explicado. Yo intento hacerlo y creo que se nota, no quiero decir que esté divina y maravillosa pero algo se nota.
Mi hija tuvo problema de acné y además de acertar con los productos se lo quité con una alimentación adecuada y mucha higiene, que no consiste en lavarse más sino en hacerlo correctamente. Un besín y estos post son muy interesantes para concienciar a la gente, se abusa de las dietas de moda y luego los kilos perdidos se recuperan de otras formas, flaccidez, piel destrozada, estrías y mala salud. Un besín y buen finde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.