Soy plenamente consciente de la capacidad que las personas tenemos para influir en otras. Para bien y para mal, por eso aunque a veces pueda equivocarme trato de compartir aquello que considero que no generará frustración y que de algún modo pueda inspirar o empujar a tirar de ese hilo invisible que cada una necesitamos para continuar creciendo y evolucionando. Seguramente este ha sido uno de los mensajes que más me ha impactado a raíz del post “Quiero dejar de fumar”

“Hola, ¿Cómo llevas dejar de fumar? Me planteé por ti dejarlo el 15 de mayo, me he sentido muy identificada pero tengo un miedo terrible y aunque parezca una tontería me aterra subir de peso. Gracias por darme este empujón para dejarlo”

Evidentemente yo no tengo las respuestas para las personas que quieran dejar de fumar, solo puedo contar como lo estoy llevando por si puede ayudar. Tengo que admitir que engordar también era una preocupación para mi.  Una de las cosas que abordé para no subir de peso además del integrar el deporte en mi día a día antes de dejar de fumar, fue planificar mi alimentación.

Preocuparme por tener el frigo lleno de opciones saludables: fruta, ingredientes para hacer ensaladas, platos ligeros. Todas opciones apetecibles. Esto no significa que en las últimas semanas no me haya tomado una cerveza o comido un croissant de chocolate o un helado, claro que lo he hecho. Pero mis primeras opciones no son estas. A continuación puedes ver una selección de mis desayunos o tentempiés más frecuentes. 

Yo hago caso a mis antojos, supongo que por influencia materna. “Alguna vitamina tiene que necesitas” solía decirme mi madre cuando me daba por comer algo de forma repetitiva. Se que no se sustentará en nada científico sin embargo en mi relación con la comida los antojos son algo normal que condiciono buscando recetas y rodeándome de opciones saludables.

Como ves en las fotos últimamente me ha dado por: El pan de maíz, los crackers de espelta, fruta de temporada, frutos secos, rúcula, queso de cabra, avena (sobre todo para hacer galletas). 

Espero que este hilo pueda ayudarte de algún modo, otro día te hablo de mi nueva relación con el deporte ¡Feliz lunes!

La pasada semana aburrida de mi blazer negra, de mi cortavientos y de la cazadora vaquera me fui en busca de una prenda de entretiempo versátil que me ayude a superar esta primavera loca y fresca que tenemos. Me fui a dar una vuelta a ZARA y este vestido-camisa larga- abrigo ligero, salto desde la percha a mis manos cuando ya estaba en línea de caja -jajaja- Para mi es otra de esas prendas que te da un aire especial y diferente a pesar de ser de lo más normal. Además combina en diferentes tipos de looks perfectamente. 

Si tu también estas harta de tus chaquetas habituales, puede que una prenda de este estilo en un color que te guste sea la solución. A mi me está dando mucha vida combinándola con el resto de prendas de mi armario. Seguro te la vuelvo a ensañar en próximos looks. Este modelo es muy especial, tiene una confección bastante asimétrica, te darás cuenta si lo pruebas. Y como detalle que lo hace perfecto para mi ¡lleva bolsillos laterales! 

Vaqueros, camisa oversize Zara (temporada) jersey y bolso Zara, pañuelo Stradivarius, Mules vía Sal de Ibiza the Store.

Puede que te hayas fijado en el bajo de los vaqueros que parecen cortados a tijeretazos, otra de las tendencias de este año. A mi me hacen gracia. ¡Feliz miércoles!

Fumar es sin duda mi vicio inconfesable, ese que nunca he compartido en el blog, ni en mis redes sociales. Supongo que en cierta manera porque me avergüenza y  porque no es algo para promocionar. He fumado de forma más o menos constante desde joven. Ser madre ha sido siempre el detonante para dejarlo: Hace 16 años lo dejé por primera vez, pero volví a fumar al cabo de 1 año. Hace 10 años lo volví a dejar de nuevo y hace 6 volví a fumar. Hace 2 años dejé de fumar (esta vez por una neumonía vírica) y a los pocos meses volví a fumar. Hoy lunes llevo 8 días sin fumar y mi propósito es: ni una calada más.

¿Por qué te lo cuento si antes ya lo había dejado y siempre he vuelto? Por un lado por el espíritu de compartir que siempre me ha caracterizado. Si tu que me lees quieres dejar de fumar, puede que ver el proceso de alguien que “conoces” te ayude de algún modo. Además esta vez estoy convencida que será la definitiva. Bueno, no 100% convencida, quizás 90% ya que antes de dejarlo, he analizado porqué he vuelto las veces anteriores y he localizado donde están mis puntos débiles para volver. Así que espero que teniendo claro mis puntos débiles, me resulte más sencillo evitar esos errores de nuevo.

Mi relación con el tabaco

Al mirar atrás me doy cuenta que empecé a fumar por varios motivos y todos, tienen que ver con la inseguridad. Ninguno por el gusto por el tabaco. Empecé a fumar:

  • Como una forma de socializar.
  • Como una forma de tener un respiro, hacer una parada en el entorno estudio/ trabajo. 
  • Como un signo distintivo y/o glamuroso.

Esas serían las razones por las que empecé a fumar y seguramente por las que seguí fumando muchos años. Las razones por las que volví a fumar tienen que ver con ellas (sobre todo las dos primeras) y también porque mi cerebro asocia fumar a situaciones placenteras. Una copa de sangría de cava y un cigarro en un chiringuito, es para mi una imagen de verano feliz. Una reunión de amigos, beber algo, comer unos pinchos y fumar, ídem.

Además todas las veces que he dejado de fumar no lo he hecho por voluntad propia, sino por obligación moral o miedo. Con lo que una vez superado el miedo o el problema moral, siempre ha tirado más de mi la asociación fumar-placer. Sin embargo rascando he visto que a mi fumar, el hecho en si de fumar no me gusta. Me refiero a que no me gusta el sabor del tabaco y por eso nunca, jamás, he fumado sin tomar algo: café, zumo, vino, cerveza etc. ¿Curioso verdad?

Evidentemente teniendo cuenta esto, lo normal era que en mi día a día no superara los 5/7 cigarros con sus correspondientes café/zumo/alcohol. Pero aunque no haya sido una fumadora ni de media, ni de una caja al día, fumar es lo único que he hecho todos los días de los últimos años. Algún día menos cantidad, otros días más, pero fumar ha sido la única actividad constante en mi vida y me he hartado. 

Los riesgos para la salud no me han impedido fumar

Soy plenamente consciente desde hace años de los riesgos del tabaco. Mi abuelo materno murió por un cáncer de garganta derivado del tabaco y sin embargo el miedo a la enfermedad no ha sido suficiente para que no fumara. También me disgustan las imágenes de las cajetillas, pero miro para otro lado igualmente.

Al margen del tabaco se podría decir que llevo una vida saludable, seguramente por eso cuando la semana pasada conté en Instagram que estaba dejando de fumar la frase más repetida fue “¿fumas? no te pega nada”. Supongo que nadie lo hace todo bien o todo mal.

¿Por qué esta vez voy a conseguir dejarlo para siempre?

La razón es que esta vez lo dejo porque me da la gana. No por mi hijo o mis hijas. No por haber tenido una enfermedad y sentirme presionada por mi entorno de algún modo. Lo dejo porque fumar no encaja con mis principios de vida saludable, con mi lifestyle. No me acerca a la mujer que quiero ser. 

¿Cómo ha sido el proceso?

Ahora que ya tienes el contexto, voy a contarte como he llegado hasta aquí por si puede ayudarte. El covid19 ha traído cambios a mi vida porque me ha hecho más consciente de mis necesidades. He encontrado espacio para pensar en mi, y eso ha hecho (entre otras cosas) que pudiera plantearme todo lo que te acabo de contar.

Una vez detectada esta inquietud el proceso ha sido:

  • Seguir fumando con el pensamiento de “a mi esto en realidad no me gusta”.

  • Hacer deporte: Hace tres semanas empecé a hacer deporte en casa, pero de forma diferente a como solía hacerlo. No utilizando vídeos de YouTube, ni  siguiendo a alguien que hace rutinas en Instagram. Me he hecho una tabla de ejercicios, me pongo música y me pongo a ello. No depender de encontrar el vídeo que me guste, ni tener que mover muebles, ni hacer nada especial más que poner mi lista de Spotify para hacer deporte y sacar la esterilla y las pesas me ayuda a ser constante.  Además disfruto del “sufrimiento” de movilizar mi cuerpo, de sudar. Lo siento como una actividad personal de superación, de trabajar por disfrutar de una vida saludable. Sin emular a nadie, comparándome solo conmigo misma. 

  • Y por último hace hoy 8 días, bajé la App Smoke Free (en su versión gratuita) y le di tres caladas a mi último cigarro.

¿Cómo han sido estos primeros 8 días sin fumar?

Estos 8 días no han sido fáciles pero tampoco han sido imposibles. A pesar de haber vivido situaciones que la semana anterior me hubieran hecho salir a la terraza a fumar, he conseguido no hacerlo. Para lograrlo he tirado de mantras: “Si por discutir vas a fumar, nunca lo podrás dejar” “Si porque te estreses vas a fumar, lo no vas a poder dejar” […]

Además en esas situaciones me he bebido a sorbitos casi una botella de agua -jajaja- pero ha dado resultado. En alguna ocasión he tenido que poner música y hacer deporte cuando notaba que me venía el agobio. Ocuparme o distraerme a mi misma de forma consciente es lo que me está funcionando. 

También me ha ayudado la app. La configuras según la relación que tienes con el tabaco y te va diciendo los efectos que cada día sin fumar consigue en tu organismo.

  • Frecuencia cardiaca: “Tu frecuencia cardiaca debería haber vuelto a la normalidad”
  • Niveles de Oxígeno[…]
  • Nivel de Monóxido de carbono […]
  • Nicotina expulsada del cuerpo […]
  • Gusto y olfato […]
  • Respiración […]
  • Nivel de energía […]
  • Mal aliento “En 21 horas y 6 minutos el mal aliento producido por el tabaco debería desaparecer”.
  • Encias y dientes “En 6 días y 21 horas la circulación sanguínea de tus encías y dientes debería ser como la de un no fumador. 
  • Etc.

Tiene un apartado de “trucos” para hacer en los momentos críticos (estilo a los que te he comentado pero bastantes más). También te envía alertas (si se lo permites) que te animan a evaluar las ganas de fumar del día y como las has superado. A escribir un diario para ver la evolución.

Te dice el dinero que llevas ahorrado diariamente y el que ahorrarás al cabo de un año. Te da medallas por tus logros. Aunque parezca una bobada recibir la medalla del día, ver el dinero que voy a ahorrar, y revisar lo que he ganado en salud con mi esfuerzo y lo que me falta por conseguir también me está ayudando.

Recopilando

Analizar el hábito, los porqués de la adición, beber agua, comer chicles (sin azúcar) y fruta. Hacer deporte, la app Smoke Free que me hace tangibles los beneficios de mi esfuerzo y fuerza mental con mantras que me centran en mi objetivo. Esas son mis grandes aliados para no fumar. Por otra parte además del premio de no fumar, me he premiado con un capricho que me apetecía por superar la primera semana. De hecho pienso gastarme todo el dinero que me gastaba el tabaco en cosas que me hagan feliz. Casi 700€ al año voy a poder gastarme según el calculo de la app.

Mis puntos débiles para recaer siento que solo son el terraceo y las jornadas veraniegas, con lo que aún tengo tiempo para trabajar esa parte de mi adicción. Mi planteamiento es pensar a corto, al día, a la semana y en cuanto pase un poco de tiempo y esté lista, ver qué puedo hacer para superar esos puntos débiles. 

Si tu también fumas y quieres dejarlo, espero que este artículo pueda ayudarte de algún modo. Mira hacia dentro, busca tus porqués. ¿Por qué no puedes visualizarte en una vida sin tabaco? y trabaja en consecuencia. Sin excusas. Se sincera contigo misma, rasca, porqué seguro que hay algo más que: el mono, la irritabilidad, que te guste el sabor o el miedo a engordar, que te impiden dejarlo.  Y si fumabas, lo has dejado y entiendes lo que acabo de compartir, déjanos un comentario con lo que creas que es importante para no recaer.  ¡Feliz lunes!

[Imagen: @gjsparadijs]

Comparto otro look con los pantalones slouchy que ya has visto hace varias semanas aquí Esta vez los he combinado con zapatillas en lugar de botines.  Y en la parte de arriba llevo blazer oversize y body en lugar de jersey y cortavientos.  Los tonos que he elegido son los mismos: negro. No se que me pasa últimamente que me cuesta elegir otros colores que no sean blanco, negro o beige. 

Llevo anudado un pañuelo en las trabillas del pantalón para darle un toque de color. Me gusta el look porque me parece cómodo y con cierto rollo. Suficientemente todoterreno como para utilizarlo para trabajar (sino tienes que ir vestida muy formal) y poder terminar tomando algo en una terraza (si es que en tu ciudad están abiertas, claro) 

Pantalón Pull and Bear, Blazer y Body Zara (temporada) Zapatillas Zara (otras temporadas) pañuelo Stradivarius (temporada)

El Body me resulta tan cómodo que estoy pensando en cogérmelo en otro color. Es como una segunda piel y con el volante de las mangas es una prenda que lleva mi nombre -jajaja- ¡Feliz viernes!

A pesar de que este año el tiempo está bastante raro y el sol no se deja sentir de forma continuada. He querido ser previsora y preparar la protección solar de toda la familia con tiempo. He localizado una  Parafarmacia Online Barata que estoy segura que te va a gustar si también tienes la vista puesta sobre la protección solar. Entre su amplia oferta de productos, tienen una variada oferta de protectores solares. Avene, Heliocare, Cerave, Isdin, La Roche Posay son algunas de las marcas populares que podemos encontrar. 

En cuestión de protección solar yo no tengo una marca de cabecera. En los últimos dos meses cada vez que he ido a comprar mascarillas siempre he preguntado si tenían muestras de protección solar para ir probando diferentes marcas y poder conocer la oferta en cuestión de solares de este año. Con esa información me he decidido por las marcas y los productos que ves en las fotos: La Roche Posay, Heliocare, Eucerin y Avene. He priorizando que fueran de fácil absorción, aptos para cara y cuerpo así como que fueran envases de gran formato. Siendo 5 en casa y con lo que nos gustan las actividades al aire libre, te harás una idea de la cantidad de crema solar que consumimos de marzo a noviembre ¡una pasada! 

También he querido volver a utilizar los polvos en crema con protección solar 50 de Avene que utilizaba hace muchos años y no se porqué dejé de hacerlo. Y este año como novedad en mi rutina solar me he cogido un labial con protección. En los últimos años noto como a nada que me de el sol aunque lleve protección se me marca la línea superior del labio. Creo que inconscientemente debo humedecerme los labios y me quito la protección solar. Por eso he incluido un labial con protección para poder llevarlo en el bolso y aplicármelo de forma regular.

Desde que vivimos en Ibiza a partir más o menos de febrero/marzo trato de que mis peques se apliquen protección solar en la cara antes de salir por la puerta hacia al cole. Este año con la mascarilla solo queda expuesta al sol una parte de la cara, pero creo que es importante la educación a nivel de protección solar para que cuando vayan siendo mayores la utilicen de un modo natural. Igual que se echan colonia antes de salir de casa porque les gusta oler bien, se protegen del sol porque quieren cuidar su piel. 

Para que todo sea más sencillo en el mueble de la salida de casa además del gel hidroalcohólico, sus mascarillas y sus colonias hemos puesto el bote de crema solar. De este modo nos evitamos los olvidos.

Pues esta es nuestra selección de protectores solares para este año, espero con este post animarte a pensar sobre la protección solar y a integrarla dentro de la rutina diaria. Recuerda que aunque no vayamos a la playa o al campo debemos protegernos igualmente. El día a día en la ciudad también necesita protección solar. Proteger la piel del sol es salud. ¡Feliz miércoles!

The bold type es una serie aparentemente ligera, de esas que te pones cuando te apetece ver algo fácil. Cuando no quieres dramas, ni violencia, ni nada que te sacuda por dentro. Sin embargo aunque es ligera, fácil de ver, la moda está muy presente (la serie se ambienta en Scarlet, una revista femenina). Si superas los dos primeros capítulos te darás cuenta que es mucho más que la típica serie que cuenta la historia de 3  amigas.

The Bold Type es una serie con una fuerte conciencia feminista, que muestra modelos de conducta súper positivos. Capítulo a capítulo desarrolla las temáticas que se pueden ver en series y películas de las que se suelen llamar “de chicas” pero sin embargo las trata de forma totalmente distinta. Relaciones de poder sanas en las que la jefa de la revista tiene como misión potenciar las capacidades y el talento de sus empleadas. Relaciones de amistad donde pedir perdón cuando te equivocas es lo natural. Sexualidad y placer femenino tratado (en general) de un modo natural. 

Hasta la relación romántica que podría encuadrarse en el típico cliché: chica joven que empieza y hombre que le saca 15 años con éxito profesional, aunque a priori parece lo mismo (estamos hartas del argumento de la erótica del poder ¡puaj!) en esta serie le dan un punto distinto e incluso lo utilizan de una forma educativa que tiene su gracia. 

Las 3 primeras temporadas las puedes ver en Amazon Prime y la cuarta (en la que estoy en estos momentos) en Netflix. Reconozco que en los dos primeros capítulos dudé pensando que iba a ser una serie estilo a la peli El Diablo Viste de Prada. Pero no tiene nada que ver.

Además tengo que reconocer que capítulo a capítulo me sorprende su habilidad de meter temas actuales e importantes dentro de su trama facilona: #MeToo, racismo, políticas de discriminación positiva, masturbación femenina, cáncer de mama, las relaciones abiertas, identidad sexual, la ambición laboral, el velo islámico, el derecho a poseer armas, la crisis del periodismo (con la muerte de las ediciones de papel) el potencial de la era digital con sus “no puede parecer un publireportaje”, la tiranía de la talla 38, la insistencia de las marcas porque mujeres de más de 30 tengamos que identificarnos con modelos de 14 años con lo que eso supone para la percepción de la belleza y de nosotras mismas…

Desde luego The Bold Type es una serie anclada en el presente, un presente lleno de mujeres fuertes, críticas, positivas y que se ayudan las unas a las otras. Sutton, Jacqueline y Kat son mis personajes favoritos. Jane es la única que me da cierta perecilla, aunque debo reconocer que también tiene sus grandes momentos. Y en el elenco masculino me quedo con Richard of course! 😛

Si este fin de semana quieres engancharte a una serie facilona, que te divierta y que no por eso te obligue a tragar  con proclamas machistas, dale una oportunidad ¡Feliz viernes!