La receta de hoy es de esas recetas sencillas que están buenísimas aunque el aspecto de las fotos no sea increíblemente apetecible. Se trata de champiñones al ajillo picantes, una receta que podrás utilizar tal cual para una cena por ejemplo o para hacer una tapa que acompañe a otras. Lo ideal hubiera sido haberla presentado en una cazuela de barro pero me he quedado sin ninguna. Aunque lo realmente interesante de esta receta es la salsa ideal para acompañar otros platos. Si me sigues en Instagram habrás visto no hace mucho mi tupper de macarrones con esta salsa y queso parmesano ¡están brutalmente ricos! Pruébala y me lo cuentas por aquí o en redes. 

Ingredientes: Medio bolw de aceite (no como en la foto un bolw de verdad) unos 150 ml Un chorro de vino tinto del que te guste beber (unos 100ml) 3 dientes de ajo muy picados. Medio bol de agua, una cucharada sopera de harina , un par de guindillas y una bandeja de champiñones.

Preparación: Pon el aceite en una sartén a fuego suave, añade el vino, el ajo muy picado y las guindillas deja calentando a fuego suave mientras diluyes la cucharada de harina y el agua fría. Añádelo a la sartén y no dejes de remover dejándolo calentar unos 5 minutos. Verás como la salsa se va espesando y ¡Cómo huele! Añade los champiñones que tendrás limpios y preparados y déjalos cocer durante 10 minutos moviéndolos de vez en cuando y dándoles la vuelta. Acuérdate de echarles sal cuando los añades y tras lo 10 minutos cociendo apaga el fuego y déjalos reposar al menos otros 5 minutos.  ¡Ya están listos! Ahora ¡qué aproveche!

La salsa que sobre como te decía al principio va genial con la pasta, así que si solo te sobra la salsa no la tires si comes de tuper como yo ya tienes otra comida muy rica medio hecha. También va genial con unas patatas fritas por ejemplo. ¡Feliz viernes!

El mes de septiembre pude retomar mi gusto por la decoración. Si hace unas semanas te enseñaba el pupitre de la habitación de mis hijas hoy te enseño los cambios en el salón. Estoy súper contenta porque con estos cambios he conseguido imprimirle la atmosfera que buscaba. Incluir una alfombra, una planta de gran tamaño y una mesa de centro han sido los nuevos elementos que hacen que ahora mi salón me guste mucho más. 

La planta es un ficus artificial la elegí en la web de Maia Shop. Es una planta artificial pero si te fijas en las fotos o has visto los stories que compartí el pasado viernes en Instagram te darás cuenta que parece completamente natural, los he guardado en los destacados DECO por si quieres verlos. La medida es de 1,80m y además de bonita, de precio está fenomenal.  La alfombra la elegí  en Amazon y la mesa de centro es un proyecto DIY similar al que hice con el pupitre y del que tengo que enseñaros el proceso en otro post porque creo que merece mucho la pena. Me está encantando lo de darle una nueva vida a muebles de segunda mano. Porque además de una actividad muy entretenida, consigues imprimir un estilo personal y además de respetuoso con el medio ambiente también sienta fenomenal al bolsillo. La mesa nos costó 35 euros. A esto hay que sumarle la pintura y demás pero como te digo esto casi mejor lo dejo para otro post. 

Si llevas tiempo por aquí reconocerás piezas que llevan tiempo con nosotros. Como el family Rules y la alacena. La lámpara de pie la cogimos estando ya en Ibiza, al igual que el mueble de la tele. Después de un año viviendo aquí ya iba siendo hora de poner un poquito a punto al salón. Si nos volvemos a mudar ahora iremos un poquito más cargados -jajaja- ¡Feliz miércoles!

Uno de mis looks favoritos del último año y que suelo utilizar un montón es el formado por este mono y una camiseta a veces blanca y a veces negra. He revisado los looks y por algún motivo que no logro comprender solo lo he compartido una vez con camiseta blanca y en una propuesta más formal. Lo habitual es que lo lleve con chanclas como en la foto de hoy cuando salgo de paseo con mis peques o de compras. Incluso lo uso para ir a trabajar con una camiseta más larga y mis adoradas wonders

El cesto es nuevo, fue una súper compra en pleno corazón de Dalt Vila que encontré en liquidación por apenas 11€ Me gusta un montón porque además de tener un tamaño genial, va cerrado por la parte de arriba con una cremallera. Este detalle hace que sea súper cómodo porque ya no tienes que preocuparte por perder nada o porque los amigos de lo ajeno te quiten alguna cosa en un despiste. Si vienes a Ibiza callejea y descubre las tiendas pequeñitas de dentro de la muralla. Ahora en septiembre, algunas tiendas suelen tener artículos en liquidación de los que merecen mucho la pena.

   

Camiseta y Mono Zara, Cesto artesanal, chanclas Hawainas

Puede que te guste o puede que no, pero este es uno de esos looks con los que me siento muy yo. Cuando lo llevo me siento bien, eso se refleja en mi cara y siempre tengo días estupendos. Te parecerá una bobada pero para mi un truco de refuerzo los días que se que a priori pueden ser complicados es vestirme con un look de esos que cuando me miro siento “si, esa soy yo” y como dicen los magufos ” a mi me funciona” -jajaja- ¡Feliz lunes!

La habitación que compartes mis hijas pequeñas no es demasiado grande. te la enseñamos  hace tiempo cuando les pusimos las literas. Nos quedó pendiente incluir una mesa de estudio porque no encontrábamos ninguna que tuviera el tamaño adecuado para el rincón que quedaba libre al lado de la litera.

El pasado fin de semana pasamos por Deixalles una asociación que promueve entre otras cosas la reutilización y el reciclaje y encontramos un viejo pupitre que tenía la medida perfecta. Así que parte de la tarde del sábado la dedicamos a lijar y pintar. No podemos estar más contentas con el resultado. Para lijar los bordes y que se quedara el tono de madera original utilizamos una lija para madera.  Para pintar las patas un spray de pintura a la tiza en tono verde mint empolvado. A continuación el antes y el después y fotos de lo bonita que nos ha quedado. Al menos a nosotras ¡No nos puede gustar más! 


   

Por cierto, coste total del pupitre renovado 27 euros y aún tenemos un montón de lijas para futuros proyectos. Seguro que en vuestra ciudad también hay asociaciones de este tipo y podéis darle una nueva vida a alguna pieza. ¡Feliz Viernes! 

Seguro que ahora por aquello de tener que llevar la mascarilla puesta pintarte los labios te parece un rollo porque se queda todo el labial en la mascarilla. Si es así es porque aún no has probado los labiales permanentes de la marca Nuskin de los que te hablé aquí. Súper hidrantantes porque sus ingredientes principales son  el aceite de aguacate y la vitamina E y además permanentes. Con lo que el color no termina embadurnando las mascarilla. 

Como te digo en el título del post tono Roar se ha convertido en mi favorito (es el que llevo en la foto de portada) junto con la pasta de dientes blanqueadora AP24 que hace que estos días sienta que mi sonrisa ha mejorado enormemente. Llevaba tiempo queriendo ver mis dientes más blancos pero no me decidía a probar los típicos blanqueadores por miedo a deteriorar el esmalte. Sin embargo cuando vi que AP24 no llevaba peróxidos, que lo pueden utilizar los peques a partir de 6 años decidí probarlo y estoy súper contenta con el resultado. Te lo cuento en este vídeo que grabé para facebook hace un par de semanas.

https://www.facebook.com/Compartemimoda/videos/2474847496148436/?vh=e&extid=gmJw8Te851FVVaKo&d=n

 

Si tienes cualquier duda, déjame un comentario. Y si te apetece probar mi pasta blanqueadora puedes hacerlo pinchando aquí. A por cierto y te va a durar 3 meses así que el precio tampoco es un inconveniente. Se que cuando la pruebes, estarás tan contenta que querrás que te recomiende más descubrimientos ¡jajaja! Ídem con el labial ¡Feliz miércoles!

He caído, mi primera camiseta con hombreras desde 2009 y no me puede parecer más bonita. Quizás para que fuera perfecta, debería ser un pelín más larga. Pero por 7,99€ que creo recordar que me ha costado, para el día a día me la pondré con pantalón o falda de cintura alta. Y en días especiales como la ves en las imágenes o incluso algo más subida.El bolso también es de nueva temporada. El negro que solía sacar últimamente tuvo un percance y no me quedó más remedio que renovarlo.

El pantalón  es ya un básico de mi armario, no puedo estar más contenta con el resultado que me está dando. Lo uso muchísimo incluso lo he compartido contigo en este look, este, este y este. y las sandalias como te contaba en el look de la semana pasada son nuevas, aunque el mismo modelo que llevo utilizando durante los últimos años porque me gustan tanto que me he cogido las mismas.

 

Camiseta Zara, bolso Zara, Pantalón Zara Sandalias Wonders

 

Un look con el que, como se suele decir, “me siento muy yo” -jajaja-  ¡Feliz lunes!