Ya te había enseñado en este artículo la habitación de mis hijas cuando les pusimos las literas. Como sus dimensiones son muy reducidas era la única opción posible para que pudieran compartir habitación de forma cómoda. Desde que las pusimos mi idea era pintarlas en el momento que la madera comenzara a oscurecer sin embargo finalmente lo que hemos hecho ha sido pintar la pared a media altura. Si te fijas en las fotos de hoy y las comparas con las del enlace verás como se ha oscurecido la madera en un año. La verdad es que más que pintarlas me apetece lijarlas para que recupere su color natural.

Pintar la pared fue super sencillo, en Instagram puedes vernos a mi hija Ariadna y a mi en la tarea (y no es postureo) entre las dos en un momento dimos la primera capa, dejamos secar un par de horas y dimos la segunda. A la hora de comer ya estaba la habitación lista. El truco para que pintar no sea un engorro, es encintar bien lo que no queremos manchar, tener una cubeta con escurridor y humedecer el suelo antes de empezar. De esta forma que si se cae una gota de pintura esta no se seca y se quita sin ningún esfuerzo.  El tono que elegimos está entre rosa, lila y tostado, en función de la luz se ve más de una tonalidad u otra. 

   

Además aprovechamos para incorporar la corona DIY que puede ver en las fotos. Grabamos un vídeo de como la hicimos (es super fácil) y seguramente lo compartiré próximamente. 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.