La depilación eléctrica es una técnica de eliminación del vello que hoy en día, desde la aparición de los sistemas de depilación láser y de la luz pulsada, parece haber pasado a un segundo plano. Es como si lo “nuevo” eliminara a lo antiguo, que directamente pasa a considerarse “peor”, pero ¿es eso cierto? Hablamos con Estela para que nos explique cuales son las diferencias y sobre todo cual es su opinión como profesional.

¿La depilación eléctrica es una técnica obsoleta? 

Nada más lejos de la realidad, la depilación eléctrica  es una técnica fascinante y súper efectiva, donde la eliminación del vello ocurre al colocar una aguja/sonda esterilizada dentro del folículo piloso. La corriente destruye las células germinativas del pelo, y es entonces cuando el pelo tratado se elimina del folículo. No está obsoleta, se sigue empleando, es más, es imprescindible en la mayoría de los casos de depilación.

¿A quién le recomendarías la depilación eléctrica?

Hay varias circunstancias en las que se necesita recurrir a la depilación eléctrica. Una de ellas es cuando existe muy poco vello, es decir, hay pelitos puntuales, uno aquí, otro allá… O una zona muy pequeña.
Otro caso es, cuando se ha realizado un tratamiento con algún sistema de fotodepilación, y llega un momento en el que las sesiones ya no son efectivas. Aunque se sigan haciendo sesiones, no mejora el resultado y siguen quedando pelitos. También, lógicamente, en los casos en los que está contraindicada la fotodepilación. Por ejemplo, personas que siguen algún tratamiento farmacológico fotosensible.

Esta técnica tiene tantos adeptos como detractores. Los fans, son todos aquellos que se han liberado del vello gracias a ella. Los detractores son los que no han dado con el profesional adecuado, y piensan que hay riesgo de marcas o cicatrices en la piel (lo cual no debe suceder), o no ven resultado (tampoco puede suceder, porque es la única técnica de depilación definitiva).

Todas sus ventajas no quitan que haya que reconocer que, es un sistema lento. También doloroso, aunque por suerte, todo avanza, y a día de hoy, podemos ofrecer sistemas que trabajan con una molestia mínima. Otras veces, hay que recurrir a corrientes más dolorosas, y para ello existe la opción de la anestesia.

Nosotros llevamos muchísimos años utilizándola. Por supuesto que también empleamos el resto de sistemas de depilación, y no se trata de decir cuál es el mejor, esa pregunta, como siempre no tiene respuesta. Se necesita un diagnóstico profesional para determinar el sistema o sistemas a emplear y pautar así la frecuencia de las sesiones.

Espero que te hayas podido hacer una idea mas clara sobre el uso de este sistema de depilación, ya sabes cualquier duda ¡deja un comentario!

Artículos Relacionados

5 comentarios

Responder

Completamente de acuerdo. Yo he usado laser y eléctrico. Lo importante es dar con una buena profesional. Las que tengais dudas animaros porque a la larga es lo mejor!! Llevo ya más de 10 años sin depilarme y estoy encantada jjjj

Responder

Como método puntual para un pelo suelto puede ser,pero como técnica para una superficie grande, yo ni en broma.
Estudie estética hace muuuuuchos años aunque nunca me dedique profesionalmente a ello y recuerdo el momento cobaya con la depilación eléctrica…puede ser que fuésemos muy inexpertas y por eso era un suplicio.
Yo he probado láser y fotodepilacion y estoy encantada, aunque es cierto que algunos pelillos se niegan a marcharse

Responder

Yo recomendaria Karmin<3

Responder

A mi me va genial con la depiladora eléctrica Karmin.

Responder

Yo prefiero mi depiladora eléctrica de Karmin es genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.