Después de Navidad serán muchas personas las que se pongan a dieta para tratar de bajar de peso, dietas que en un porcentaje muy alto fracasarán porque no tendrán en cuenta ni el estilo de vida, ni los gustos ni los problemas o particularidades de cada uno. Dejando a un lado problemas de salud lo cierto es que la mayoría de las personas engordamos porque comemos mal y consumimos mas cantidad de la que gastamos y encima la mayoría creemos que lo hacemos de maravilla. Los buenos propósitos nos sirven de poca ayuda porque están mal enfocados, no son realistas o no solucionan el fondo de la cuestión.

Si crees que te sabes la teoría pero no tienes fuerza de voluntad para comer de un modo saludable que te ayude a estar en tu peso tienes que reconocer que hay algún problema de fondo. La fuerza de voluntad no debería ser un obstáculo en tu camino para comer bien porque en principio la comida no es una droga de la que debamos superar el mono. Y mi opinión personal es que las dietas no son sostenibles entre otras cosas porque la vida no va de pesar alimentos y sentirse cautivo en algo tan básico como comer tiene que ser muy frustrante. Si necesitas asesoramiento lo mejor es consultar con un buen dietista nutricionista.

huevofrito

12 cosas que pueden ayudarte en el camino hacia tu peso ideal.

1.-Busca información, lee libros de autores responsables que son sencillos y hasta entretenidos y te van a ayudar a concienciarte de porqué es importante alimentarte bien mas allá del peso, también por una cuestión de salud. Además de paso seguramente te alejarán de muchos de los mitos que circulan a nuestro alrededor. Un ejemplo es el que compartía contigo hace unos días Vegetarianos con ciencia pero hay mas autores a tu alcance en redes sociales y con publicaciones en las estanterías de tu librería habitual: Julio Basulto, Juan Revenga, Aitor Sanchez, Lucía Martinez Argüelles…

2.-Antes de llenarte de buenos propósitos analiza tu realidad. Anota lo que comes y la cantidad, una libreta en blanco un lápiz y a apuntar. No olvides echar un vistazo al tamaño de los platos, puedes llegar a sorprenderte de las diferencias en mi caso entre mis platos y los de casa de mis padres hay una diferencia considerable, también influye cuanto (o cuantas veces) llenamos el plato.

botefrutossecos

3.-Averigua cual es tu relación con la comida ¿Comes solo cuando tienes hambre? ¿Comes mas por la mañana? ¿por la noche? ¿por qué? ¿Comes cuando estás cansada? ¿Comes si estás aburrida, nerviosa? ¿comes cuando por fin consigues estar relajada? ¿Cuánto influye tus compromisos sociales en tu mala alimentación? ¿café y croissant por la tarde con amigas y café y pincho de media mañana en el trabajo?

4.-Planifica menús principales, desayunos y tentempiés. Si no tenemos mucho tiempo esto será de gran ayuda para ahorrarnos quebraderos de cabeza y si lo tenemos también. De una forma u otra también no servirá para analizar si nuestro menú es equilibrado o no lo es.

5.-Cambia el bote de las galletas o las chuches por el bote de los frutos secos. No veas que bien funciona para los picoteos.

almendras

6.-Haz la compra de forma consciente, lee las etiquetas para que tengas claro lo que hay de verdad en esa mousse de chocolate 0%, en esos cereales, colacao, galletas…

7.-El azúcar puede estar indicado en un producto de todas estas formas: azúcar, glucosa, sacarosa, maltosa, sucrosa, melaza de.., jarabe de…, miel. En la tabla nutricional dirá “hidratos de carbono de los cuales azúcares…” si superan 3-4g por cada 100g el producto tiene azúcar añadido.

8.-Pan integral, cereales y harina integral en lugar de refinada. Pero en este tema hay que andar finos para que no nos metan gato por liebre y nuevamente hay que dar la vuelta al envase y leer los ingredientes. Debe poner en los ingredientes: harina integral o de grano entero puedes leer info aquí

9.-Dice alguno de los nutricionistas que sigo con interés que si lo que comes en el desayuno no te parece buena idea para la comida o la cena el desayuno no es saludable, evita empezar el día comiendo mal y pensando que lo estás haciendo de un modo saludable.

dscf9934

10.-Una regla que parece bastante lógica es que “cuando algo relacionado con el mundo de la nutrición te suene asombroso, es que no es verdad” Esta afirmación se la he leído junto con”mas vegetales, menos animales”a Julio Basulto, si no recuerdo mal.

11.-Lo ecológico no es sinónimo de mas sano, ni siquiera de más sostenible, sustituye ese concepto por “de proximidad” “de producción responsable”.

12.-Cocina, no pongas excusas. Realmente hay platos saludables y tan rápidos y fáciles de preparar como freír unas barritas de merluza congelada, puedes buscar recetas sencillas en internet, por mi parte seguiré incorporando algunas recetas que solemos hacer en casa a nuestra sección gourmet.

palomitas

Aunque yo nunca he hecho dieta, y puede que entre las que me leéis muchas tampoco, eso no significa que no debamos preocuparnos por nuestra alimentación, la actividad física y/o mejorar el aspecto de la piel con tratamientos adecuados para ello. Como te decía al principio del artículo si no sabes por donde empezar porque te has pasado toda la vida entre dietas y necesitas orientación para que esta vez sea la definitiva también puedes consultar a un buen nutricionista.

{Fotos: 24Zanahorias, compartemimoda}

Artículos Relacionados

5 comentarios

Responder

Cuesta mucho cuidarse,eso es una verdad a tener en cuenta.puede que a bote pronto no estés de acuerdo pero tu lo has dicho en una frase, cocina.Sacar la plancha para una pechuga de pollo al llegar de trabajar necesita convertirse en un hábito.
Recuerdo que como yo perdí bastante peso hace unos años, alguna gente me preguntó por mi remedio milagroso y cuando contesté pusieron cara de fastidio.
Se gasta más dinero comiendo bien,llenando la nevera de productos frescos y si, compensa, pero a muchos les satisface más hacer una dieta relámpago para la ocasión de marras o para el verano y luego volver a cenar leche con galletas.
Cuidarse necesita tiempo , un gasto y trabajo.
Yo no consigo hacerlo siempre,estan ahí la pereza, el estrés,la ansiedad y para mi, que me engorda el aire:-)es un esfuerzo constante

Responder

Si no lo tenemos realmente integrado es difícil y si todos los miembros de la familia no están por la labor también. Yo creo que siempre hay un clic! y no tiene que ser una enfermedad puede ser una lectura, una conversación… Hacer bien la compra y planificar creo que es el punto mas importante para no claudicar en nuestro empeño. Es como con la lactancia materna no comprar biberones ni leche de fórmula si quieres dar el pecho, si piensas que quieres dar el pecho pero ya embarazada compras un biberón y leche por si las moscas… eso significa algo.

Mi punto de vista en la alimentación es el mismo, si queremos comer sano no tenemos que comprar cosas que no lo sean. En mi caso las nocillas, colacaos, galletas, actimeles y chuches varias llegan a mi casa de la mano de los abuelos, supongo que todos tenemos a alguien que sin darse cuenta boicotea nuestras buenas intenciones 😛 Lo que si es cierto es que se amontonan al fondo del armario (los actimeles no porque se pasan de fecha jajaja) y solo un descuido hace que buscando otra cosa mis hijos lo vean y se lo coman… pero al menos no es a diario y tampoco todas las semanas.

También hemos reducido las visitas a McDonals, creo que hablar de alimentación con los niños, que hagan la compra con nosotros y den la vuelta ellos a los envases para leer los ingredientes es una buena forma de que comprendan lo importante que es aprender a comer. Cuando tenga ese camino completamente andado preparé un post de momento creo que estamos dando pasos muy interesantes 😉

Responder

Si, en ello estamos…
Besitos

Responder

Pues espero que este artículo pueda ayudarte 🙂

Responder

genial! Yo intento no picar entre horas como hacia siempre (aunque me cuesta muucho!) y comer más verde!

xx
lau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *