Siempre he querido ir a una de esas fiestas escandinavas donde hay un barreño de cervezas bien frías, con velas colgadas de los árboles y una mesa bonita decorada con aquellas cosas que todos tenemos a mano. Donde hay bombillas de luz y siempre hay alguien con sombrero y una guitarra animando la fiesta.

Si algo hecho de menos nuestras celebraciones es la falta de previsión estética, aquí en España parece que el imperio de lo práctico hace que no se tenga en cuenta lo fácil que es planificar un poco el lugar donde vamos a comer. Con unas hiedras, unas manzanas de esas que se caen antes de tiempo de los árboles y no sirven para comer, con unas velas y unos botes de cristal se puede obrar maravillas.

IMG_7976

IMG_8006

IMG_7979

IMG_7984

IMG_7992

IMG_7998

IMG_7999

IMG_8027

IMG_8018

Puede que gracias a los blogs y a los tableros de Pinterest muchos hayamos cambiado para siempre nuestra mentalidad y nuestra forma que ver, recibir y planear escenarios. No sé si os gustará la propuesta, está hecha exclusivamente con alguna de las cosas que tenía a mano en casa de mis suegros, bajo esa premisa creo que el resultado no está nada mal, y aunque no hubiera personaje con sombrero ni guitarra, las pizzas estaban buenísimas y ¡lo pasamos genial! 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.