La luz es la estrella imprescindible en las decoraciones veraniegas, con su fuerza viste cualquier espacio. Si queremos potenciarla podemos guardar las cortinas y los tejidos demasiado contundentes para esta estación. Los colores blancos y las tonalidades claras también ayudarán a que la luz circule a su antojo y potencie nuestra decoración.

Además ya sabemos que los complementos obran maravillas con nuestros looks básicos ¿verdad? Pues la misma técnica podemos aplicar para nuestra casa. Algún cojín de tejidos ligeros y tonos pastel, o tal vez unas simples bolsas coloridas que utilizamos para guardar la fruta. En las habitaciones utilizar ropa de cama de tonos claros fundamentalmente blancos aportará la nota romántica y de equilibrio. Cestas de rafia, complementos naturales, detalles marineros, flores, son otros aspectos que pueden transformar nuestra casa en esta época del año.

aa bolsas ff fff ffff fffff manzana funda qqq

He seleccionado como en otras ocasiones varios artículos que me han encantado de la web de decoración Westwing  y que desde mi punto de vista forman parte de ese tipo de artículos que consiguen poner una nota veraniega a nuestras casa.

shopping

  1. guirnalda 30€ bolas 19,99€ 2.set de 2cestos bambú y rafia 59,99€ 3.Plato 19,99€  4.Jarrón 13,99€ 5. colgador 17,99€  7. Vajilla 18pzs 49,99€

El estilo veraniego no es nada complicado de conseguir, un plato de fruta de temporada encima de la mesa o un ramo de flores en un jarrón de opalina obra maravillas. ¡Espero que os gusten las propuestas de hoy!

Artículos Relacionados

7 comentarios

Responder

Qué tips más chulos! Probaré a poner algo marinero a ver qué tal queda 🙂

Responder

gracias!! chulísimo seguro!!

Responder

Estupendas ideas, muchas gracias!!!

Responder

gracias!

Responder

Cómo se nota que vives en el norte. Aquí en Extremadura el verano es el tiempo de la penumbra: persianas bajadas, ventanas cerradas a cal y canto, oscuridad interior. Hasta que se echa la tarde y abres esperando que, con un poco de suerte, corra algo de aire y entre ese famoso fresco del que pienso que es, más bien, una leyenda urbana. La luz es esplendorosa, sí, pero con este calor insufrible es mejor que se quede fuera.

Responder

Cierto vivo en el norte y adoro la luz y el calor (porque es de lo que no tenemos jajaja) Paso una parte del verano en tierras leonesas y en zona del mediterráneo y mis ventanas están siempre abiertas porque me ahoga mas la oscuridad que el calor, pero sí que es cierto que esa costumbre está muy arraigada en el pueblo donde veraneo, además de los horarios organizados alrededor del sol 😉

Responder

Cuando fuera estás a 40°o más durante muchos días, hay que procurar que dentro de casa no subas de los 30°. Es pura supervivencia. Me dan una enorme envidia esas fotos que cuelgas paseando con tus hijos por el monte, en horario infantil. Yo sólo puedo llevar al mío a la piscina, porque dejar que se me deshidrate y se me churrusque en la calle no me parece opción. A cambio de esta tortura veraniega, tenemos un resto del año luminosísimo. Se ve que todo no se puede tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.