Llevaba tiempo pensando en cambiar los azulejos de nuestra cocina, pero es una obra para la que nunca encuentro el momento. Así que este año coincidiendo con mi anual obsesión por hacer reformas en casa, he decido buscar una solución intermedia y he pintado los azulejos de la cocina de mi color favorito: el blanco.

No sé si a ti te pasará como a mi, yo año tras año revivo el síndrome del nido de mis embarazos y pongo la casa patas arriba: organizo, limpio, reformo, quito, añado, pinto… y embarco en ello a toda la familia que me mira con resignación sabiendo que en dos o tres fines de semana llegarán las vacaciones y mas o menos estarán libres hasta septiembre.

IMG_6426 IMG_6434IMG_6419

Pintar los azulejos de la cocina es muy sencillo y el resultado es muy bueno. Para no tener sorpresas después de hacer todo el trabajo, lo mejor es dejarse aconsejar por un buen profesional, en la web Pintar Sin Parar puedes hacerlo con total tranquilidad, verás que tienen todo tipo de pinturas y materiales para llevar a cabo prácticamente cualquier trabajo que quieras hacer y si lo necesitas te aconsejarán sobre cual es la mejor forma de hacerlo.

Para pintar los azulejos de la cocina necesitas una pintura de dos componentes de alta calidad, un rodillo pequeño de espuma para que no deje marcas, una brocha pequeña para las esquinas, cinta de carrocero, un estropajo y un trapo. Yo he elegido pintura blanca pero podemos personalizar con cualquier color de la carta RAL o NCS (son cartas de color como la PANTONE). Esta pintura es perfecta para usarla si tienes pistola de pintor, pero no hay ningún problema en aplicarla con rodillo como hicimos nosotros. Al ser una pintura de dos componentes, es mucho más dura a los rayazos, agentes químicos y humedad que una pintura de azulejos convencional.

Paso 1: Limpiar los azulejos

Este paso es fundamental y de que lo hagas bien va a depender el resultado final. Yo lo he hecho así, con el estropajo y agua con jabón neutro he limpiado los azulejos. Los he aclarado con agua sola para evitar las siliconas del jabón  hagan que la pintura no se adhiera bien y por último los he secado con un trapo limpio.

Paso 2:  Colocar cinta de carrocero.

Como siempre a la hora de pintar hay que proteger los enchufes y los muebles para que la pintura no manche el resto de superficies. En este caso como la pintura para azulejos es bastante densa apenas salpica, por lo que no tendrás que cubrir ni el suelo ni la encimera, únicamente necesitas una cubeta con escurridor para que puedas pintar de forma mas cómoda.

Paso 3: Pintar 

Al estar utilizando una pintura formada por dos componentes lo primero que debemos hacer es mezclar la pintura y el catalizador. Si usamos por ejemplo 1 litro pintura habría que utilizar medio litro de catalizador ¿fácil no? Además como vienen los botes de esa medida no hay mucho que pensar.

Con el rodillo de espuma vamos pintando los azulejos no olvidando dar bien en las juntas, puedes utilizar la brocha pequeña para las esquinas. Yo he necesitado dos manos para conseguir el resultado que ves en las fotografías. Entre mano y mano he dejado secar 6 horas. No necesitamos dar ninguna imprimación previa, lo que nos ahorra mucho trabajo.

Como ves si no te gustan los azulejos de tu cocina o baño puedes cambiarlos sin hacer obras pintándolos del tono que mas te guste. Desde luego el coste es mucho menor que cambiar los azulejos, 27 € el litro y medio (un litro de pintura y medio de catalizador). Según van pasando los días el resultado es mejor, las fotos que te muestro son pasados 3 días desde que di la segunda capa de pintura. ¡Espero que te guste el resultado y si no te gustan el diseño de tus azulejos te animes a pintarlos!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.