Si habéis leído mis post de maternidad ya tendréis claro que soy de la idea de que los bebés necesitan muy pocas cosas para ser felices y sentirse queridos y cuidados en sus primeros meses de vida. En cuestión de cosmética a pesar de que en la preparación al parto muchas marcas se encargan de incluir todo tipo de muestras de cremas dentro de las cajitas que reparte la matrona, la realidad es que los bebés con la piel sana necesitan mas bien poco.

Los bebés nacen con una con una protección natural llamada vérnix caseosa, una especie de grasa que cubre al bebé y que tiene funciones vitales para su supervivencia una vez que nace (barrera frente a la pérdida de agua, defensa de infecciones, termorregulación, interviene en la formación del manto ácido, protege de productos químicos, de la luz ultravioleta…) A pesar de las prácticas habituales en algunos hospitales españoles y su empeño por bañar a los bebés la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda evitar quitar la vernix.  Lo ideal sería dejar que la vérnix se absorba naturalmente para evitar problemas de piel futuros. Los padres tienen en esto, como todo lo referente al nacimiento de sus hijos la última palabra. Parece imposible que se siga pensando que la vérnix es algo sucio sobre todo teniendo en cuenta que como ocurre con la leche materna, las industrias cosméticas y farmacéuticas llevan años intentando reproducir esta sustancia.

El baño al inicio tiene un significado diferente al de limpieza, es relación con papá y mamá, contacto, juego… porque realmente los bebés salvo el culete y la boca no se ensucian. Hoy en día se suele abusar del baño, sobre todo en lo que a frotar con jabones, y champús se refiere, sin embargo la piel del niño, y sobre todo la del recién nacido, tiene características especiales que la hacen diferente a la del adulto. La piel del los bebés es mas fina y permeable a cualquier sustancia en general por eso hasta que está totalmente desarrollada, se debe cuidar de modo especial, empleando productos adecuados y adaptados a sus necesidades específicas. Las condiciones ideales que deben reunir los productos de cosmética infantil serían las siguientes:

  • Productos no irritantes ni agresivos con la piel
  • Activos adaptados al tipo de piel y su absorción
  • Sin perfumes
  • Sin colorantes
  • Con conservantes inocuos
  • pH levemente ácido

Las cremas que veis en la foto pertenecen a la linea cosmética de Dr. Baumann que Estela nos recomienda como una de las opciones que tenemos disponibles y que cumplen con los requisitos mencionados en los seis puntos anteriores. Es muy grato comprobar como profesionales de la estética como Estela Belleza lejos de querer llenar los neceseres de los bebés con un montón de productos (como suele ser la tónica habitual) abogan por el respeto a los ritmos naturales de la piel de los mas pequeños. ¡Esperamos que este post os resulte útil! , y si vais a ser mamás próximamente os animamos a seguir el hilo de los enlaces.

unnamed

Artículos Relacionados

8 comentarios

Responder

He aprendido tanto de mi hijo que,si tuviese otro,obraria de forma diferente en miles de asuntos.
Eses neceseres abarrotados de aceites,cremas varias,toallitas,sueros, etc que me regalaron y que regalé, compuestos en su 80% de parafinas liquidas…en fin,a día de hoy,con cuatro años,uso un champú muy suave en una sola aplicación y vierto un poquito de gel en el agua del baño,muy diluido,ya no le froto con una montaña de espuma,le unto de pies a cabeza y le lleno de colonia,porque huele de maravilla nada más salir del baño,con su piel tal cual.
Lo único que le pongo a veces es aceite de almendras o coco y protección en verano

Responder

Gracias Rocío por añadir lo de la protección solar. Imprescindible para todos, pero para los peques más.

Responder

Aún tengo cremas, geles, colonias y más productos de canastillas…de mi “peque mayor” (que va para 7 años…)!!! Ahí, criando canas están… Por suerte tuve dos bebés de piel de terciopelo… Sólo en momentos extremos de irritación del pañal (que yo asociaba a dientes) les ponía una crema el el culetín.. con el primero empecé untándolo a base de bien de cremas post baño, colonias…(es que hay hasta cremas de cara específicas de bebé…), casi que se resbalaba el pobre…pero como a mi marido le da un poco de grima tanta crema, en cuanto se ocupó él de las duchas… fuimos a lo básico… Siguen teniendo una piel de lujo… Y huelen “a maiz”, como les decimos… a “ternura”… de maravilla…. El verano, como dice Rocío, no queda otra que la crema del sol… Pero el resto… A veces, menos es más…

Responder

Hola Blanca. Qué bien que todas nos recordéis el uso de protector solar para los niños. Y lo del olor… ainsss… cómo huelen… qué ternura!

Responder

Yo también sigo acumulando geles,colonias, cremas hidratantes y demás de los regalos que recibimos. Y lo cierto es que apenas uso nada de esto. Cuando eran más bebés les poníamos una crema de baño de bebé muy suavecita de Weleda. Ahora casi nunca les pongo crema hidratante corporal y les lavo la cabeza una vez por semana. Supongo que cuando sean más grandes y suden más habrá que lavársela más a menudo, pero por ahora es suficiente.

Por cierto, veo que también tenéis la Caperucita de Lilliputiens. En nuestra casa nos encanta, es que no le falta un detalle para contar el cuento completo.

Biquiños

Responder

Hola Silvia! La Caperucita es de mi hija, recién llegada a nuestra casa por su cumpleaños, tres añitos. Tienes razón es preciosa, una pasada, todo detalles… Seguro que a Patricia le encantaría para sus peques!

Responder

Mis hijos nunca vieron una colonia, cremas solo cuando su piel está más seca y, por supuesto, en cuanto empezamos a pasar mas tiempo en la calle sin abrigo, siempre llevan protección.
Solo un apunte a lo del baño del recién nacido, lo mejor es esperar dos o tres días para el baño, pero, si la madre ha dado positivo en estreptococo, entonces el baño es necesario al nacer, por mucha pena que de quitarles la vernix, es una precaución para evitar infecciones.

Responder

La piel y el organismo de los más peques es especialmente sensible, sobre todo durante los primeros meses de vida. Por ello, nuestra mayor recomendación a la hora de utilizar cosméticos en ellos es apostar por artículos naturales. No son solamente respetuosos con el bebé, sino con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.