Hoy es nochebuena ¡bien! he pensado que tal vez necesitéis un postre facilito y muy agradecido para llevar a casa de vuestros padres/suegros o simplemente para disfrutarlo si sois de las que preferís pasar la Nochebuena a vuestro aire.

Debo empezar diciendo que a mi nunca me ha gustado la tarta de manzana, no me suele gustar la fruta cocinada y sin embargo esta que os traigo hoy ¡me encanta! Creo que es porque tiene una mezcla perfecta entre su deliciosa masa quebrada y la proporción de manzana. Sea como fuera os animo a hacerla ¡porque está buenísima! y como digo en el título es súper fácil de hacer ¡Imposible que no salga bien!

tartamanzana

Ingredientes

Para la masa quebrada: 170g de harina, 55 gramos de azúcar glass, 110 gramos de mantequilla fría, 1 yema de huevo

Para el relleno: 5 manzanas peladas y troceadas, 2 cucharadas de azúcar y una cucharada de agua.

Para pintarla: huevo batido y media cucharadita de café de azúcar glass.

Preparación

Esta vez he hecho la masa con la kitched aid pero la podréis hacer sin problema con cualquier amasadora, incluso a mano. Tamizamos la harina y el azúcar glass, le añadimos la mantequilla en dados y lo batimos despacio hasta que tenga una consistencia arenosa y sin rastro de grumos de mantequilla. Agregamos la yema de huevo y seguimos batiendo, veréis que va cogiendo consistencia y pareciéndose a la masa que veis en la foto. Envolvemos en film transparente y la metemos en la nevera una hora.

1

Mientras tanto ponemos las manzanas en un cazo, añadimos el azúcar y la cucharadita de agua y dejamos que se cuezan a fuego medio. Hay que estar pendiente porque no debe convertirse en puré de manzana, simplemente queremos que los trozos estén muy blanditos, en menos de 15 minutos la tendréis lista.

Precalentamos el horno a 180 grados y nos ponemos con la masa. Necesitaremos film transparente y un rodillo. Dividimos la masa en dos mitades, una un poquito mas grande que la otra. Pensad que para la parte de abajo vamos a necesitar algo mas de masa que para la de arriba. Colocamos nuestra porción de masa entre dos mitades de film transparente y pasamos el rodillo por encima hasta conseguir una masa fina y con forma mas o menos redonda. Cuando la tengamos levantamos el film de arriba y le damos la vuelta a la masa para colocarla directamente sobre la bandeja donde la vamos a hornear. Añadimos las manzanas cocidas y hacemos lo mismo con la otra parte de la masa. La colocamos sobre las manzanas y cerramos los bordes. Pintamos con huevo batido y la metemos al horno unos 30 minutos hasta que esté dorada. La sacamos y espolvoreamos, ayudándonos de un colador, la media cucharadita de azúcar glass.

tartademanzanaPuede que al colocar la masa sobre el molde se os haya roto porque es muy blandita, no pasa nada, la colocáis de forma mas o menos uniforme y le pegáis trocitos de masa como si fuera plastilina; lo mismo si os ocurre con la parte de arriba. El resultado es espectacular, una tarta suave y muy ligera que sorprende a cada bocado. Por supuesto podéis acompañarla de helado, nata montada o comerla tal cual, para mi en esta época del año es perfecta para acompañarla de una taza de chocolate caliente, pero de cualquier forma ¡está riquísima! Qué paséis una bonita Nochebuena y ¡Feliz Navidad!

Artículos Relacionados

3 comentarios

Responder

¡Qué pintaza! Me la apunto.
Biquiños

Responder

Exquisitaaaa…esta mañana me.decidí a hacerla es que sale perfecta y es tal cual la describes: fina finísima suave.Casi que no nos llega para desayunar mañana! (A mi no me daban mucho más los postres con fruta…pero esta tarta es de empezar y no parar) Gracias por compartirla!

Responder

Como me alegro, es peligrosa porque ¡vuela! es taaaan suave. Yo tampoco soy de postres con fruta cocinada ya os lo contaba en el post y esta me encanta!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.