Hace tiempo que queríamos hacer esta ruta, cada vez que veníamos a Ibiza pensábamos en hacerla pero por sus características finalmente decidimos esperar a que Chloe fuera un poquito más mayor y este año por fin llegó el momento. Debo decir que la espera mereció la pena porque es una ruta preciosa. 

Para describírtela en palabras de mis peques “es una ruta muy emocionante porque hay que bajar una montaña hasta el mar” Luego hay que subirla claro, pero no tiene demasiada pendiente así que se sube bien. La primera parte de la ruta es una montaña al uso, con su caminito estrecho el que conviene bajar dando pasitos cortos para no dar un traspiés. llegas a una cueva y a partir de ahí el suelo se convierte en arena estilo  la Duna Du Pilat ¡una pasada! La primavera una de las mejores épocas para hacerla ya que esa zona está frente al sol todo el día y ahora aún no hace demasiado calor a pesar de ello todos acabamos en manga corta así que no me quiero imaginar lo que hubiera sido en verano. Además ahora se puede decir que es una ruta bastante tranquila, habría cinco o seis grupos la mañana que nosotros estuvimos. 

Lugares preciosos en los que recargar las pilas a tope, si puedes hacer esta excursión te la recomiendo, en las fotos no se ve del todo lo bonita que es esta ruta ¡Feliz Viernes!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *