Tengo que reconocer que yo era del tipo de persona que nunca tenía prisa por ir a dormir y cuando llegaba el viernes estaba hecha un trapo. Hay dos cosas que me han ayudado a cambiar esto: No ver la televisión, ya hace años que la tele como tal no existe para mi, gestiono mi programación para irme a la cama cuando quiero y no en función de los caprichos de ninguna cadena. Veo películas o series de Netflix  y normalmente me pongo de límite dos episodios.  Otra cosa para dormir mejor es ponerme una alarma en el móvil no solo para despertar sino para que me avise 15 minutos antes de ir a dormir “es hora de ir a la cama” y me dice las horas que dormiré si le hago caso. No diré que le hago caso siempre, pero casi siempre, porque la sensación de “oh, dios, hoy voy a dormir solo 6 horas” no me gusta nada.

Hay una cosa fundamental que me falta, y es un buen colchón, esa sensación que tengo cuando voy a un buen hotel y me deslizo en sus sábanas actualmente no la tengo en casa. Ya sabes que ahora vivo de alquiler y bueno, yo no he elegido la cama así que aunque tengo mucha suerte porque  no me cuesta nada dormir y solo me despierto si me llaman mis peques, reconozco que es un elemento a mejorar. Me han pasado una promoción de Flex, puede que la hayas visto, hasta el 8 de enero no se paga el IVA en varios de sus modelos. 

¿Alguna tiene un truco o sabe cual es la mejor forma de elegir un buen colchón? La próxima vez que vaya de hotel voy a tener que levantar las bajeras para ver el modelo, porque a lo largo de mi vida he elegido 2 colchones y nunca he terminado de acertar del todo ¡Feliz jueves!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.