El look de hoy si no fuera por mi traslado a Ibiza nunca habría aparecido en el blog y no ya por estar en octubre vistiendo con shorts tan contenta, sino porque tanto la camisa como el pantalón son dos prendas que aparecieron al hacer la mudanza. El short apareció en una caja con ropa de verano y la camisa al fondo en la cesta de ropa para planchar. La plancha es una de esas tareas domésticas que me da una pereza terrible y mis camisas  solían quedar dobladas al final del montón y ese montón con 5 personas en casa casi nunca se acaba -jajaja-. 

Ahora tengo una técnica que da mejores resultados para las que no somos amantes de la plancha: al salir de la lavadora cuelgo la camisa en una percha y la dejo secar con el resto de ropa y cuando la recojo del tendal en lugar de meterla en la cesta de la ropa la cuelgo en el armario. Así el día que quiero poner la camisa no me queda más remedio que sacar la plancha. Si planchar tampoco es lo tuyo esta técnica puede que te ayude, además se arruga menos y se plancha mucho más rápido.

Short y camisa Shein, Botines Cuplé, Bolso mercadillo de San Joan

Los botines también los conoces, te los enseñé en un montón de looks el año pasado ¡Feliz miércoles!

Artículos Relacionados

Un comentario

Responder

Me encanta este look, creas mucho contraste entre el short y los botines. Buena mezcla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.