Las gafas de sol se han convertido en un complemento imprescindible en nuestros looks. Además de proteger nuestros ojos del sol y prevenir arrugas de expresión debidas a los gestos que hacemos de forma inconsciente, las gafas de sol son un sinónimo de estilo. Actualmente hay un montón de opciones para poder comprar gafas de sol baratas  o por lo menos con una estupenda relación calidad precio. Además tenemos gran variedad de estilos entre los que poder elegir en función de nuestros gustos o de nuestras facciones.

A mi particularmente me suelen gustar las gafas con monturas de gran tamaño, normalmente con forma ovalada que cubren gran parte del rostro del estilo que llevo en mi foto de perfil aquí en el blog, en tonos clásicos como el marrón o el negro. Aunque de vez en cuando trato de innovar con monturas de otros colores, ya te he enseñado gafas con monturas en tono transparente, doradas, de madera, de color azul, granates y ¡hasta rosas! La verdad es que no me cuesta mucho trabajo elegirlas supongo que el mayor problema a la hora de comprar gafas a través de internet es para las personas que necesitan gafas graduadas, sin embargo de un tiempo a esta parte comprar gafas graduadas online también es posible y según parece puede hacerse de uno modo mas o menos sencillo.

gafas

camisetanegra

gafas

Captura de pantalla 2017-04-05 a las 21.24.37

Supongo que con el paso del tiempo todas hemos desarrollado nuestros trucos para averiguar si unas gafas que nos gustan al otro lado de la pantalla pueden o no sentarnos bien según nuestros rasgos, el color del pelo o de los ojos… Con las monturas clásicas es fácil, ¿quién no se ha probado alguna vez unas gafas Wayfarer, unas Clubmaster o unas con montura de aviador con la barrita de arriba? La cosa se complica un poco con los modelos a los que estamos menos acostumbradas, aunque siempre podemos fijarnos si la modelo que las lleva tiene una forma de cara similar a nosotras.

Sin título-1

gafasportada

gafassumatealrosa

Sin título-1

Un truco que nunca pasa de moda a la hora de elegir es probar y probar y mirarse a una buena distancia del espejo de forma que “el yo” se desdibuje y seamos capaces a juzgar si ese modelo de gafas al que estás menos acostumbrada a llevar le queda bien a esa semi-desconocida que estás viendo ahí a lo lejos. ¡No es broma! Tenemos un espíritu crítico demasiado pronunciado con nosotras mismas, piensa en ello la próxima vez que creas que un modelo de gafas no es para ti. ¡Feliz Jueves!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.