Está claro que los colgadores o cordones de gafas no son ninguna novedad, de hecho era el pack inseparable si de niña llevabas gafas para evitar que se cayeran al suelo y ocurriera el desastre (en mi caso llevaba gafas únicamente para estudiar por astigmatismo pero aún así el colgador iba incluido). Siempre ha sido un complemento asociado a abuelas precisamente por esto el pasado año entraron en la escena de moda con fuerza gracias al amor por las tendencias granny que en general recuperan todo aquello que clásicamente relacionamos con la estética de abuela: el pelo gris, zapatos de tacón bajo, las toquillas, los bolsos de mano,…, y por supuesto los colgadores de gafas. En mi caso ha sido este año cuando me he vuelto a fijar en este complemento porque estoy cansada de tener todas las gafas de sol súper ralladas por no llevarlas en la funda y guardarlas en cualquier bolso cuando entro en algún sitio o ya no hace sol etc. No se si a ti te ocurrirá lo mismo o soy la única desastre respecto a las gafas de sol. A lo largo de los últimos años he tenido bastante variedad de modelos de gafas de sol que he combinado en diferentes looks y sin embargo ahora mismo solo tengo 2 modelos de gafas de sol y ninguno de los dos está en condiciones, ambas con los cristales rallados. ¿Qué ha pasado con el resto te preguntarás? Pues las he perdido, se han roto las patillas, se ha roto el cristal… ¡un desastre!

Aunque todos los años me digo que nunca más volveré a guardar las gafas en el bolso sin funda, lo cierto es que me he dado cuenta que no es un propósito que pueda mantener en el tiempo, por eso este año he decidido hacerme con un colgador y espero que de este modo las gafas de sol que me compre este año me duren nuevas mucho tiempo. Con un colgador y una funda de tela en lugar de las rígidas tan voluminosas espero conseguirlo. En mi búsqueda de colgadores monos estos son algunos de los modelos que más me han llamado la atención. 

Zara, Etsy, Amazon… hace mucho que no me doy una vuelta por las tiendas más habituales, pero estoy segura que habrá en multitud de lugares. Ahora que mas o menos tengo decidido que colgador quiero, solo me falta encontrar un modelo de gafas de sol bonito. ¡Se aceptan sugerencias! ¡Feliz lunes! 

Artículos Relacionados

2 comentarios

Responder

Ufff, yo lo siento pero los odio. Me recuerdan a cuando era pequeña y me pusieron mis primeras gafas, mi madre me compró una cadenita rosa como de abuela y me obligó a ponérmela siempre para que las gafas no se me cayeran al suelo, era un horror, gafas espantosas de pasta marrón con cristales de aumento, parche color carne en el ojo bueno y la cadenita rosa colgando siempre. No me apuntaré a esa moda.

Responder

Suena fatal, normal que no te animes…Aunque puede que a fuerza de verlos como pasa con otras modas te animes, al final es como llevar collar 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.