El plan que te propongo hoy te lo enseñaba la semana pasada en las historias de Instagram. De hecho este fue uno de los planes que salieron del calendario de adviento y debo decir que tuvo mucho éxito. Hacer nuestros propios adornos navideños con arcilla blanca es tan sencillo como entretenido, solo necesitamos un bloque de arcilla blanca que podemos comprar en cualquier tienda de manualidades o en los chinos. Unos palillos largos de los de hacer brochetas, unos moldes para hacer galletas y la cuerda que más te guste. A partir de ahí tu imaginación manda, los puedes pintar de colores, dejar al natural, darles brillo… Nosotros esta vez los dejamos secar y no hicimos nada más. 

La arcilla blanca se trabaja de forma tan sencilla como la plastilina así que esta actividad es apta para niñas y niños de prácticamente cualquier edad. Verás que la arcilla cuando la estamos trabajando tiene un tono grisáceo y precisamente sabremos que nuestros adornos están listos cuando pasan de tener ese tono gris a blanco. 

Para que los agujeros de los adornos se mantengan y no desaparezcan al secar debes tener la precaución de dejarlos secar con el palillo de hacer el agujero puesto. Hicimos estrellas, lunas y algún corazón, con un solo bloque salen bastantes unidades así que además de para el árbol de Navidad, también vamos a utilizar los adornos para decorar los regalos de Navidad, quedan genial ¡Feliz lunes!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.