Sabemos que la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables.

Es el mejor alimento para los recién nacidos. La OMS (organización mundial de la salud) recomienda un mínimo de 6 meses de lactancia exclusiva y hasta los 2 años con alimentación complementaria. La mayoría de nosotras cuando estamos embarazadas y nos preguntan como vamos a alimentar a nuestros pequeños respondemos automáticamente: lactancia materna y sin embargo a las pocas semanas (o días) ya estamos con el biberón, no en vano la lactancia materna es la primera fuente de frustración para la mayoría de las madres y aunque la tasa de bebes amamantados en los últimos años se ha incrementado, sigue siendo muy bajo para lo que debería. Esto es lógico, si tenemos en cuenta que por un lado no es lo mismo conocer la teoría que llevarla a la práctica y en este sentido nos rodean muy pocos casos de lactancias exitosas y por otro, la información que recibimos (incluso desde nuestro sistema de salud) es muy incompleta, está llena de mitos y de falta de rigor. 

Hay frases que se repiten entre las madres hablando de la lactancia para justificar la frustración que supone querer dar el pecho y terminar dando el biberón.

“Mi hijo se quedaba con hambre y por eso le tenía que dar después biberón”. “Mi hijo no cogía peso suficiente y tuve que darle una ayuda” “Mi hijo no quería tomar pecho pero el biberón no veas como lo tomaba” “Mi leche no le alimentaba porque comía y al rato quería volver a comer”… Todas esas frases son errores conceptuales que nos ayudan a justificarnos, sin embargo cuando una lactancia fracasa nunca es culpa de la madre.

Recuerdo mi fracaso con la lactancia de mi hijo mayor. Me sabía toda la teoría, tenía claro que la lactancia materna era el mejor alimento para un bebé y por supuesto yo quería darle lo mejor. Sin embargo mi hijo tuvo lactancia materna cuatro meses y no de forma exclusiva. Todas las frases hechas que os he contado estaban presentes en mi, en mi entorno y en el personal sanitario que me rodeaba, de los que lo máximo que conseguí cuando les comentaba mis dudas, eran ánimos porque yo estaba haciendo lo mejor para mi hijo que era darle el pecho. Pero los ánimos por si solos no sirven para nada, bueno si, para causar una profunda frustración en una madre que no entiende porque eso que se le vendía como idílico, es una absoluta tortura.

Debemos entender que el lugar natural donde los bebés quieren pasar la mayor parte del tiempo cuando nacen es sobre el pecho de su madre. Por eso si se quiere conseguir una lactancia exitosa debemos estar disponibles constantemente sin importar que haga 5 o 15 minutos o una hora o dos desde la última vez que le dimos el pecho. Porque los bebés que comen (o quieren estar al pecho) cada 2 o 3 horas nada mas nacer son los menos. Porque la lactancia materna es un alimento diferente a la leche de fórmula. La lactancia materna cambia su composición en función de las necesidades del bebé por eso es tan difícil copiar su formulación y por eso las pautas de alimentación del pecho y el biberón son distintas.

La lactancia materna para mi tiene un nivel de exigencia como ninguna otra cosa que yo me haya encontrado en mi vida.La disponibilidad a la que nos somete es total, de día y de noche, cuanto estamos sanas y cuando estamos enfermas y mas los primeros 3, 4 meses me atrevería a decir, o hasta que el bebé consigue una rutina (hay bebés mas rápidos y bebés mas lentos, cada peque tiene diferente demanda) Pero lo que está claro es que un recién nacido no busca el pecho de su madre solo como alimento y para conseguir una lactancia materna exitosa hay que estar dispuesta a pasarse sobre todo al principio (y hablo de meses) con el pecho disponible para nuestros pequeños las 24 horas. Esto, si no se está preparada, si pensamos que la alimentación de los bebes es similar a la nuestra, que comen cada varias horas nos hará sentir confusas y exhaustas y dará lugar al fin de la lactancia.

Otra cosa que deberíamos saber es que tener grietas e incluso la mastitis, es muy habitual y casi nunca es culpa de una mala técnica ni de la madre ni del bebé.Por todo lo que os he contado hay dos cosas imprescindibles que las madres que quieran dar el pecho deben hacer según mi punto de vista:

  • Lo primero apuntarse al grupo de lactancia que haya en su comunidad (en Asturias Amamantar) Las asociaciones de lactancia tienen consultoras que nos proporcionan información veraz y resuelven todas las dudas, incluso nos pueden acompañar las primeras veces que amamantamos, ese momento crucial donde nos asaltan tantas dudas y donde tan solas nos solemos encontrar rodeados de gente que realmente ni sabe ni puede ayudarnos. Además si nos acercamos a estos grupos cuando estamos embarazadas veremos a madres dar el pecho con total naturalidad y escucharemos como solucionaron los problemas a los que luego todas nos vamos a enfrentar casi con total seguridad: dudas, grietas, mastitis, mitos, entornos poco propicios etc…
  • No comprar ni biberones, ni leches, ni nada relacionado con la lactancia artificial será definitivo para conseguir una lactancia materna feliz para nosotras y nuestros pequeños los primeros meses.

Los libros del pediatra Carlos González “Un regalo para toda la vida” y “Mi niño no me come” nos ayudarán a no cometer errores en una introducción de alimentos aconsejada por algunos pediatras poco relacionada con las recomendaciones de la OMS y las necesidades de los bebes.

Porque otro momento que puede dar al traste con la lactancia son las revisiones pediátricas llevadas a cabo por un colectivo sanitario en general poco preparado, debemos saber que reciben dos horas de lactancia materna en toda la carrera de medicina Así que salvo que pediatras y enfermeras se hayan formado por su cuenta, el resto de consejos vendrán únicamente de su experiencia personal, no de su formación científica.

Esto que os he contado ha sido mi solución para conseguir una lactancia exitosa  tanto con Ariadna como con Chloe. Exitosa para mi significa haber podido alimentarlas de forma exclusiva con leche materna (el mejor alimento para la salud de los bebés) todo el tiempo que ellas han querido (esto con Chloe está aún por determinar) y poder integrarlo en mi vida con naturalidad, aprovechando las ventajas que la lactancia tiene una vez que se regula y la integras en tu día a día: tener siempre la leche lista sin tener que cargar con trastos ni estar pendiente de horarios: “le toca comer cuando lo pida”

En toda esta exposición falta una pregunta recurrente: ¿Y que pasa con el padre, es que la crianza es sólo cosa de la madre? Yo soy feminista convencida, soy firme defensora de la igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres. Al mismo tiempo reivindico y celebro nuestras diferencias, y la capacidad de gestar, parir y alimentar es nuestra. Del mismo modo que no pueden parir, no pueden dar el pecho. Nuestra pareja en la crianza de nuestros hijos pueden hacer todo lo demás (que no es poco) llevar en brazos, cambiar pañales, vestir, bañar, poner lavadoras, limpiar la casa, cocinar… Es decir, todo, menos influir negativamente en la alimentación de los bebes.

Espero que este post sin medias tintas os pueda ayudar, primero pensad si realmente queréis alimentar a vuestro bebe con lactancia materna y si la respuesta es si, buscad ayuda porque la vais a necesitar seguro y encontrarla a tiempo hará que consigáis una lactancia materna exitosa durante todo el tiempo que tanto vosotras como vuestros peques queráis disfrutarla.

Artículos Relacionados

56 comentarios

Responder

ohh que bonita foto!!!

Responder

Buenisimo tu post,no te dejas nada,espero que las proximas mamis lo lean

Responder

Interesante incluso para las que no tenemos bebés ni vistas de tenerlo.
muy bien.

Responder

Que bonitas las fotos.
Yo di el pecho 5 meses, pero combinado con bibe porque quise, el bibe era leche mía sacada, y nos turnábamos papi y yo, cuando él daba bibi, en ese momento yo me sacaba la leche.
Yo no tuve por suerte ni mastitis, ni grietas, ni dolores de subida, la peque se enganchó genial desde el principio, aunque en el hospital me tuvieron que ayudar mucho, dos matronas que siempre les recordaré.
Dejé la lactancia a los 5 meses por incompatibilidad de dar el pecho y mi trabajo, estuve mirando para donar la leche en los países a los que solemos ir, pero no saqué nada en claro, y me hubeira dado mucha rabia, que era leche no llegara a bebés necesitados.
Solo ánimo a todas las mamis, si queréis y deséais dar el pecho, hacerlo, sin que nadie os diga nada, hay matronas y grupos de lactancia maravillosos, que os ayudaran en todo.
Ahora, yo no soy nada fan de la liga de la lactancia materna.
Besos

Responder

Muy interesante, yo no soy madre pero espero poder dar el pecho a mis hijos, el día que lleguen. Podrías hacer una entrada con las cremas para las grietas y otras que consideres útiles para los posibles problemas que puedan surgir en la lactancia o con el bebé. Gracias

Responder

Buenísimo post , tengo dos hijos , un niño de 8 años y una niña de 3 , los dos alimentados con biberon desde el primer momento que nacieron , no lo dude ni un minuto .Años antes vi como mi cuñada se desesperaba por darle el pecho a su bebe … Hay que respetar todas las opiniones y es tan licito el biberón como la lactancia materna . Si tuviese otro bebe , no lo dudaría BIBERON
Un Besazo enorme

Responder

Me queda una semana para tener mi segunda hija, y con la primera después de leerte me pasó como a ti. Gracias! espero que la segunda vaya todo mejor con tus consejos, muy utiles! de corazon!

Responder

Perfectamente explicado y de valiosa utilidad para las futuras mamás. !Bravo! Besotes

Responder

Cuanta razón tienes!Yo estoy con lactancia mixta desde los 2 meses porque mi bebé según el pediatra no engordaba lo suficiente, para él claro, pero es que cuando te amenazan con la salud de tus hijos haces lo que sea. Después he visto que las cosas no eran exactamente así, aprenderé para el siguiente. De todas maneras estoy bastante contenta porque mi peque de 9 meses aún mama, nunca pensé que duraramos tanto, pero a base de esfuerzos, con bibes especiales de lactancia, no saltándome jamás una toma de pecho, aguantando las grietas… pero todo merece la pena por ellos.

Responder

Te mereces aplausos, vivas y hasta una ola. Me parece un post magnífico.

Responder

Que maravilla de post!! no soy madre y dudo que algún día lo sea pero me he leído el post enterito!! me ha encantado y creo que servirá de ayuda a esa cantidad de madres “frustradas por la lactancia”

Saludos desde Gelolas Vintage (moda vintage y antigüedades)

http://www.gelolasvintageshop.blogspot.com

Responder

Que fotos más tiernas!

http://cursosdisenoydecoracion.blogspot.com

Responder

Estoy totalmente de acuerdo con todo, cuando quise dar el pecho a mi hijo y mo me funcionaba me sentí muy sola …El otro dia te vi en Zara aunque no me atrevi a saludarte me hizo mucha ilusión.

Responder

La lactancia materna es muy complicada y depende mucho de cada persona. Yo tengo tres hijos y, con algunos rasgos generales parecidos, la lactancia con cada uno ha sido diferente. En general, lo peor del postparto en mi caso ha sido la subida de la leche; el dolor, la tensión… no me permitían ni dormir por las noches. Tengo los pezones planos y tenía que dar el pecho con pezoneras porque los niños no enganchaban bien. He tenido mastitis y grietas, sobre todo con el primero. El dolor era horroroso y el momento de dar el pecho, sobre todo al principio, una tortura. Aún así lo hacía porque creía que era lo mejor para mis hijos. Al mayor, casi desde el principio, con lactancia mixta porque lloraba al intentar engancharse al pecho. El mediano es el que mejor enganchó, incluso sin pezonera, y se alimentó hasta los cuatro meses exclusivamente con el pecho. La pequeña fue prematura y no tenía fuerza para succionar el pecho, se cansaba enseguida y dejaba de hacerlo, con lo que no engordaba. Pesaba 1,800 kg y, por tanto, no estábamos como para aguantar hasta que aprendiese bien a mamar, así que la lactancia también fue mixta desde el principio. Creo que cualquier madre quiere lo mejor para sus hijos, y si puede darle el pecho genial, pero si no puede (o no quiere, que es muy legítimo) no hay que hacerla sentir mala madre. Lo importante, por encima de todo, es darles cariño, abrazarles y cogerles mucho y besarles hasta que se cansen…

Responder

Me parece bien tu post, pero hay algo malo si se le da sólo biberon a un bebé?
porque yo estoy cuidando a una cria a la que yo alimento cada día desde que tiene 2 semanas de vida. Evidentemente es con biberón, puesto qu eno soy su madre, aunque ahora ya vamos introduciendole en la comida… y bueno, la cría está hermosa, gigante (va super grande), sana… no se cual es la diferencia (además de ese “vinculo” entre madre e hija) entre una leche y otra, pero me gustaría saberlo de cara al futuro. Porque siempre oigo que la leche materna es mejor, pero por qué es mejor?

Responder

Mi experiencia con la lactancia podría clasificarse como nefasta. Por no poder darle le pecho a mi hija sentí que le fallaba y, aunque ahora me haga gracia, me sentí una madre de segunda. Por eso me ha gustado oir las dos versiones de la historia, una en la que la lactancia no fue satisfactoria y otras dos en las que sí.
De todos modos, hace unos meses pensé que estaba embarazada y desde le primer momento decidí que no le iba a dar el pecho y sigo pensando, que si tuviese otro hij@, no se lo daría

Responder

Creo que ha sido una gran entrada. Me ha gustado que hables desde la experiencia, que expliques los problemas reales y sobre todo que informes tan acertadamente, porque sobre todo cuando una es madre primeriza todo es novedoso, confuso y frustrante y todo pasa tan rápido que no te da tiempo de reaccionar.

elrincondelabellezanatural.blogspot.com

@MaquillandoM

Responder

Yo soy mami, mi bebe tiene 13 meses y aun le doy el pecho y soy la mujer mas feliz del mundo… ella come sus verduras, sus frutas y todo lo que quiere…pero tambien el pecho. Ella encantada y sana y yo todavía mas!
Muy bonito el post!

Responder

Me ha encantado el post. Mi madre abandonó la leche materna tanto conmigo como con mi hermana también porque se supone que no nos alimentábamos bien, por un lado, y por otro porque le resultaba muy doloroso (algo que he oído de más mamis, pero que me dicen que se pasa). Mi intención, ahora que estoy esperando a mi niña, es amamantarla mínimo hasta los 6 meses, y después ir combinando lactancia materna con la introducción de otros alimentos, y sobre la marcha decidir hasta cuando. Espero poder llevarlo bien y no abandonar!! Un besín
http://condospatucos.blogspot.com.es/

Responder

Para prevenir y tratar grietas Purelan 100 de laboratorios Medela.

Es buenísimo darse aceite de rosa mosqueta durante el embarazo en los pezones para que la piel este más elástica.

Yo soy pro lactancia materna pero no pro liga de lactancia materna. Algunas integrantes están bastante “tocadas” con todos mis respetos.

Lo que pasa es que cada vez escuchamos menos a nuestro instinto. No hacen falta ni libros, ni médicos que nos aconsejen sobre la alimentación de los hijos ni nada, si nos guíamos por nuestro instinto lo haremos bien y sin agobios. ( Si el niño llora se le coje en brazos, si tiene hambre cada dos por tres se le da el pecho y cuando tenga interés por otros alimentos se empiezan a introducir) no hay que comerse tanto el coco….

Un saludo

Responder

Me ha encantado tu post. A mí me fueron genial los libros de Carlos González. Mi hija tiene 19 meses, y tengo la suerte de tener leche todavía, así que le sigo dando el pecho, hasta que ella quiera…
Y cuando la gente me dice “Pero aún le das teta???!!!” yo siempre tiro de “Si si, la OMS recomienda la teta hasta los 2 años como poco!!!”

Responder

Di el pecho hasta los 3 años, al principio cuando era reción llegué a contar más de 14 tomas al día. La lactancia materna es a demanda y eso supone ponerlo al pecho siempre que quiera. Cuanto más se ponga, más leche se genera. Sobre lactancia, recomendaría este libro
UN REGALO PARA TODA TODA LA VIDA: GUIA DE LA LACTANCIA MATERNA CARLOS GONZALEZ
Silvia

Responder

A mí me dieron grietalgen, pero si apretas el pecho un poco, sacas una gota de leche y te untas con ella el pezón y lo dejas secar al aire tras la toma, también va bien para las grietas.
Silvia

Responder

Desde luego que nadie es mejor por elegir una lactancia u otra, cada cual deberá elegir lo que la haga más feliz. Lo único que hay que tener en cuenta si se elige la materna es que como bien dice ella, hasta que coja la rutina, va a ser muy sujeto. Aunque cuando esté instaurada, va a ser lo más cómodo del mundo, porque la leche la llevas puesta y no hay que calentar nada, ni llevar la casa a cuestas.
Silvia

Responder

Yo a mi primera hija no pude darle el pecho por motivos ene salud, pero a la segunda si,aunque fue una lactancia mixta(pecho y biberón) ya que mi niña se quedaba con hambre pues peso 4 kilos y medio al nacer y claro no había suficiente leche en el mundo para saciarla…ja,ja.
Además también influyo que un pezón lo tengo invertido así que solo quería mamar de un pecho.
En fin, que cada caso es un mundo y muchas veces lo de dar el pecho no es tan sencillo como parece.
También estoy de acuerdo que no nos dan suficiente informacion sobre esto y una a veces termina sintiéndose frustrada.

Responder

Pues yo soy una fiel defensora del biberón, soy madre, de una niña, y si vuelvo a tener otro niño, lo tengo clarísimo.

La comodidad del biberón, la tranquilidad de la madre, que puede incorporarse a la vida laboral, puede ser ayudada por el resto es “impagable”.

Y a pesar de todos los estudios sobre la leche materna..

El pediatra (documentado, con prestigio internacional), me expuso que hoy por hoy, no hay ningún informe médico, ni estudio ni analisis que pueda demostrar diferencias entre un niño alimentado por lactancia materna o biberón.

Eso me dejo muy tranquila respecto a su alimentación.

Asi que te felicito por el post y será de gran ayuda a las que decidan si quieren dar el pecho, pero recordar, no se es ni mejor ni peor madre. Los niños estarán perfectamente alimentados con el biberón y no hacer caso a la presión de la sociedad sobre la lactancia materna.

Ser libres en vuestra decisión.

Asturiana. de Gijón

Responder

Pues búscate otro pediatra, porque estudios que demuestren las diferencias entre niños alimentados con biberón y con LM hay a patadas…

Responder

Ya me hubiera gustado tener esta información cuando empecé a darle el pecho a mi hija que ahora tiene casi 5 meses. Siempre ha pedido comer muy a menudo y las personas de mi entorno me decían que era porque se quedaba con hambre que le diese una ayuda…yo me resistía porque aunque para mi era muy cansado la niña iba engordando alrededor de 300 gramos semanales.
Aún seguimos con lactancia exclusiva aunque ya me he incorporado al trabajo…y como tu dices, requiere un nivel de exigencia y diponibilidad muy alto pero a mi me merece la pena.

Un saludo!

Teresa.

Responder

Vamos a ver lo mismo, lo mismo no es, es diferente, porque al dar el pecho le estás protegiendo con tu sistema inmunológico, y una leche de fórmula no hace lo mismo.
A las que damos el pecho también nos presiona la sociedad, cuando viene un segurata de un centro comercial a echarte de un banco porque estas dando de mamar, no creo que hayan echado a nadie por dar el biberón, pero las mentes calienturientas ven en una teta otra cosa a parte de una fuente de alimentación, se olvidan de que son mamíferos.
Mi hijo tiene intolerancia a las proteínas de leche de vaca y cuando le introducía los lácteos, la pediatra me vino a decir que los rechazaba porque solo quería la teta, menos mal que hay análisis de sangre y las Inmunoglobulinas están ahí para demostrar las cosas.
Cada uno habla de la feria como le va en ella.
Asturiana de Oviedo

Responder

Un post muy agradable y sincero desde la experiencia de madre, pero desde el punto de vista del pediatra decirte que a lo largo de los 4 años de especialidad tocamos el tema de la lactancia materna, no sólo 2 meses, no sé qué pediatra tendrás o de dónde has sacado la información pero es errónea. Como madre te dire que los grupos de lactancia materna casi suponen que yo, pediatra, abandonara la lactancia materna porque no te dan opción (tuve una cesárea con problemas y tardó más de una semana en subirme la leche, y mi bebé no tenía nada para alimentarse ya que cuañquier otra opción suponía que yo era mala madre) Tras acudir a mi enfermera del centro de salud y comenzar lactancia mixta, conseguí establecer la lactancia de forma adecuada y al mes y medio prescindir totalmente de biberones. Si no lo hubiera hecho así, hubiese ingresado por deshidratación por la gran pérdida de peso que le supuso.Eso como madre, y como pediatra, he tenido que ingresar yo misma a varios recién nacidos por hipoglucemia o deshidratación por el mismo motivo. Lactancia materna sí, mejor que la artificial, sí, pero debemos ser libres, como madres, para elegir, sin riesgo para nuestro bebé.

Responder

Soy enfermera y madre de un bebe de 5 meses. No se es peor madre por no dar el pecho, ni el niño va a estar mal alimentado por tomar biberon. Pero hay multiples estudios que confirman q la leche materna mejora la inmunidad y previene la obesidad, protege de enfermedades cardiovasculares y muchos otros beneficios a largo plazo para el bebe; asi como prevenir el cancer de mama de la madre y todo ello sin entrar en factores afectivos o psicologicos..Lo mejor es que puedes disfrutar mucho con ello y que merece la pena intentarlo.
Que nadie os diga q vuestra leche no es buena, no se lo permitais: es la mejor, a no ser q el bebe de verdad tenga algun problema.

Responder

Me encanta el post!

Yo tuve mi primera hija hace un año, y también conté en el blog mi buena experiencia con la lactancia materna.

Puedes verlo aquí: http://llegaralos30sinmorirenelintento.blogspot.com.es/2012/06/mi-experiencia-con-la-lactancia-materna.html

Responder

Me has emocionado, estoy de 7 meses y mi hija nacerá en mayo, es mi primer bebé y siempre he soñado con poder dar el pecho cuando fuera madre, y gracias a ti voy a dirigirme a un grupo de lactancia materna de mi zona y así poder resolver dudas.

De nuevo muchas gracias por tu blog, sigue así.

Responder

Muy bueno tu post.
Un beso.

Responder

Estoy completamente de acuerdo contigo Patricia, yo como ya te comenté he sufrido la presión de mi entorno desde el principio por no querer darle la famosa “ayudita” y aun sigo luchando…pero mi convicción es igual de grande que mi sacrificio. No sabes cómo me he identificado con tu post! Aun lo paso mal a veces, aunque los dolores horribles y las grietas ya pasaron, mi Chloe tiene solo 2 meses y medio y la incertidumbre hay dias que me tortura…mi unico apoyo hasta el dia de hoy ha sido mi pareja. Él y horas y horas de busqueda en internet, los libros de Carlos Gonzalez, y una infinita paciencia y amor…aun asi hay dias duros todavía (la peque no tiene muy buena técnica comiendo que digamos) .
MIL GRACIAS Patricia por tu post.
Y me han encantado las fotos, preciosas las dos así…un beso.

Responder

Estoy completamente de acuerdo contigo Patricia, yo como ya te comenté he sufrido la presión de mi entorno desde el principio por no querer darle la famosa “ayudita” y aun sigo luchando…pero mi convicción es igual de grande que mi sacrificio. No sabes cómo me he identificado con tu post! Aun lo paso mal a veces, aunque los dolores horribles y las grietas ya pasaron, mi Chloe tiene solo 2 meses y medio y la incertidumbre hay dias que me tortura…mi unico apoyo hasta el dia de hoy ha sido mi pareja. Él y horas y horas de busqueda en internet, los libros de Carlos Gonzalez, y una infinita paciencia y amor…aun asi hay dias duros todavía (la peque no tiene muy buena técnica comiendo que digamos) .
MIL GRACIAS Patricia por tu post.
Y me han encantado las fotos, preciosas las dos así…un beso.

Responder

Yo le di el pecho 17 meses, por supuesto no se es mejor madre por este motivo, lo mio fué mas bien un acto egoista, me encantaba hacerlo!! , leí un articulo aleman que decia que los niños que tomaban el pecho tenían un coeficiente intelectual más alto, es casualidad, seguro, pero mi hijo es arquitecto con un coeficiente muy alto. Hoy en día por diversas causas se toma mucho biberón, y los bebés están muy sanos y espabilados!. Muy buen post y para mí muy nostálgico. Un beso!

Responder

Muy bien post.

Yo tuve mellizos hace 7 meses. Tenia claro que queria darles el pecho, pero tambien sabia que si empezaba a tener problemas y los niños eras pequeños lo dejaria y pasaria al biberón. Tuve suerte, los niños nacieron grandes, se engancharon pronto y la leche subió tres dias despues de la cesaria. Al principio fue complicado porque cuando no queria comer uno, queria comer el otro. Recuerdo noches en las que no podia dormir mas de 20 minutos seguidos.
Mi hija a los dos meses decidió que no queria chupar mas, asi que pasé a darle mi leche en biberon. Cuando empezamos con los cereales se los tomaban con mi leche. Necesitaba casi un litro diario para los dos, y yo me sacaba un litro diario. Hemos consegido una lactancia muy exitosa y feliz hasta los 7 meses. Ahora que he vuelto a trabajar ya he dejado de darles el pecho.

Mis hijos están estupendos y yo me siento muy orgullosa. He llegado a darles el pecho a los dos a la vez en una terraza mientras me “tomaba” un café. La gente miraba, claro que miraban, pero a mi me daba exactamente igual. Me tapaba un poco con un pañuelo y listo.

Eso si antes de que nacieran me informé todo lo que pude. Fui al grupo de lactancia de mi zona, pero en el hospital no supieron ayudarme mucho. Menos mal que mi madre que es enfermera me daba animos y no paraba de repetirme que la ibamos por buen camino.

Ánimo a las que estais ahora luchando por la lactancia materna. Pero recordad, como dice Patricia, que si no podeis hacerlo, no es culpa vuestra.

Responder

Bravo!

Responder

¿Por qué siempre que se habla de lactancia materna salta alguien diciendo que quien da biberón no es peor madre? ¿Alguien ha dicho eso aquí? Interesante.
Por otro lado gracias Patricia por explicarlo tan claro, sólo puntualizar que no hay crema que cure las grietas, sólo la propia leche ayuda a cicatrizar y una buena higiene y no usar continuamente dicos de algodón es fundamental para que no se infecten, son útiles los parches de hidrogel. Para una mastititis aumentar las tomas para procurar un buen vaciado y tomar bifidus (de la farmacias, no vale con tomar muchos yogures). Pero lo más importante es detectar el origen de las grietas y mastitis, que suelen venir por un mal agarre o postura y problemas con el frenillo de la lengua del bebe, de muy fácil solución pero totalmente desesperante si no se acuerde a los profesionales adecuados. Hoy en día hay casi un grupo de lactancia en cada ciudad, no es difícil encontrar ayuda.

Responder

¿Por qué siempre que se habla de lactancia materna salta alguien diciendo que quien da biberón es peor madre? ¿Alguien ha dicho eso aquí? Interesante.
Por otro lado gracias Patricia por explicarlo tan claro, sólo puntualizar que no hay crema que cure las grietas, sólo la propia leche ayuda a cicatrizar y una buena higiene y no usar continuamente dicos de algodón es fundamental para que no se infecten, son útiles los parches de hidrogel. Para una mastititis aumentar las tomas para procurar un buen vaciado y tomar bifidus (de la farmacias, no vale con tomar muchos yogures). Pero lo más importante es detectar el origen de las grietas y mastitis, que suelen venir por un mal agarre o postura y problemas con el frenillo de la lengua del bebe, de muy fácil solución pero totalmente desesperante si no se acuerde a los profesionales adecuados. Hoy en día hay casi un grupo de lactancia en cada ciudad, no es difícil encontrar ayuda.

Responder

Totalmente de acuerdo en tus comentarios. Nadie es mejor ni peor madre por dar o no dar el pecho, cada cual elige su opción. Por eso yo di el pecho a mis dos hijas todo el tiempo que fue posible, a una nueve meses, a la otra 13 meses. Y aseguro que a las únicas personas que molestaba era a los demás. No paraban de hacer comentarios gratuitos como si los implicados en la situación fuesen ellos. Un saludo.

Responder

Me parece muy triste que te hayas olvidado del personal sanitario que, realmente,esta preparado para ayudar en la Lactancia Materna,La MATRONA…Si,muy triste,yo soy matrona y trabajo en el Servicio de Salud de la Comunidad de Madrid y te puedo decir que si la Lactancia Materna ha vuelto a ser promovida ha sido,en gran medida desde mi colectivo.¿Pensabas de verdad que el médico te iba a ayudar a lactar?¿Un profesional apenas formado en ese campo,con 50 o 60 pacientes en la consulta?Quizá no solo hay que pedir ayuda,hay que saber a quien se le pide:La matrona está ahí desde el primer mes de embarazo y hasta que tu quieras seguir con la lactancia,no solo atendemos los partos,llevamos embarazos,postpartos y lactancias.Hacemos cursos de educación maternal,de postparto y Lactancia Materna,de masaje del Recién Nacido….En fin como matrona que soy,me parece triste que se diga que los sanitarios no ayudan porque no están formados, a lo mejor no has mirado al sanitario adecuado.Un saludo

Responder

Hola,
acabo de leer tu post sobre la lactancia y quería comentarte un par de cosas.

En primer lugar, que me ha gustado mucho y comparto al 100% todo lo que dices. Yo soy mamá de una niña de 10 meses a la que he amamantado exclusivamente con leche materna los 6 primeros meses (de acuerdo con las recomendaciones de la OMS) y a la que sigo amamantando a la par que le estoy introduciendo la alimentación complementaria de acuerdo con las recomendaciones de Carlos Glez. entre otros.

Lo segundo que quería comentar es que además del grupo Amamantar, en Asturias, existe otro grupo de apoyo a la lactancia materna del Centro de Salud de Pola de Siero. La reunión es todos los jueves a las 17:00 horas. También tiene una página en Facebook (Lacma-Siero) donde comparte noticias relacionadas con el mundo de la maternidad.

Gracias por tu post. Pienso que es muy importante que se hable de estos temas cuanto más mejor.

Responder

Patricia PEDAZO DE POST. Lo has definido a la perfección, me he sentido súper identificada con tu experiencia con tu primer hijo. Me has emocionado, lo pasé fatal por no haber sido capaz de darle el pecho a mi hijo más de 1 mes, que fue lo que duré y encima acompañado de biberón.

Sigo sintiéndome culpable, y sobre todo gracias a comentarios de madres q pudieron dar el pecho sin problemas. Nadie me pudo ayudar, y por más que lo intenté, no conseguí “desenganchar” a mi hijo del biberón. En el hospital la pediatra me “obligó” a darle bibe desde el segundo día y eso fue lo que me fastidió toda la lactancia.

En mi caso, y lo cuento por si puedo ayudar a alguna otra madre, en el embarazo me pusieron a régimen super estricto porque tenía riesgo de tener diabetes gestacional. El resultado fue que los dos últimos meses incluso bajé 4 kilos, y mi bebé nació con 2,5 kg y con una voracidad increíble. Estoy convencida, y mi pediatra también, de que el bebé pasó hambre los últimos meses de embarazo. A día de hoy sigue teniendo una ansiedad increíble por comer y me paso el día luchando para no darle cosas de comer entre horas (tiene ya 14 meses). Con esto quiero decir que el control del peso tan exagerado que hacen algunos ginecólogos y endocrinos no es bueno. Cada embarazada engorda lo que tiene que engordar (mientras coma con moderación, claro).

Besos y gracias por contarnos tu experiencia, es una gozada leerte.

Responder

Me ha parecido un post muy interesante, fácil de entender y con unas imágenes muy bonitas, que siempre ayuda más.
Hace poco he ido a unas jornadas y a un curso de la organización Loco Matrifoco y la verdad es que me he acordado bastante de ti 🙂 por todo el tema de la lactancia, Montessori y demás pedagogías alternativas.
Un beso.

Responder

Lo primero felicitarte por ser capaz de encontrar tiempo para que tu blog siga tan vivo y cuidado. Agradecerte este impresionante “reportaje” sobre la lactancia materna. Yo, de momento, no tengo hijos. Pero leerte me permite reflexionar sobre las diferentes opciones que tendré cuando lo sea. De forma directa y sin ambigüedades. Muchas gracias por compartir tu experiencia.

Responder

Yo dí el pecho a mi hijo hasta el año, y más porque no pude, pero si pude hacerlo fué gracias al libro de Carlos González “UN REGALO PARA TODA LA VIDA”. Ni el personal de maternidad, ni las enfermeras de pediatría, ni el mismo pediatra fueron de ninguna ayuda. Si no hubiese sido por el libro del Dr. González hubiese tirado la toalla. Luego leí el resto de libros que ha escrito sobre crianza natural que ha escrito(“Mi niño no me come” y “Bésame mucho”), más el de Rosa Jové “Dormir sin lágrimas”, que él recomendaba, y estoy super contenta de los resultados. Mi hijo de 4 años come bien, come de todo, y duerme como un campeón, y sin peleas ni lágrimas.

Responder

Hola¡

Yo soy sanitaria y he estudiado la lactancia materna. Después he visto los consejos que daban gente más experta y sapiente que yo…

Bueno, creo que los profesionales sí dan buenos consejos. Incluso algunos se pasan, tratan la lactancia materna como si de un dios se tratara; uuu… no oses desafiarlo¡¡
Pero he visto y comprobado que la lactancia materna es dificil, lo que no quiere decir imposible.
En general estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, aunque no lo he vivido en mis propias carnes y la historia cambia mucho de verlo como profesional a sufrirlo.

Un besote, un post genial.
http://cheekonchic.blogspot.com.es/

Responder

Desde luego amamantar a los bebes es lo mejor. Pero me pregunto la razón por la cual las madres que amamantan son tannnn pesadas, tannn cargantes con el asunto. Parece que tu eres una mas. Podrías tratar en un post sobre la fotosíntesis que es desde luego algo básico e imprescindible para la vida.

Responder

Me encanta tu post.
Mi hijo cumplió 8 meses el dia 11 de marzo. Cuando estaba embarazada tenía claro que quería darle el pecho hasta los seis meses, pero tienes toda la razón del mundo, de la teoría a la práctica hay un mundo. En el Hospital nadie me ayudó, los pechos se me agrietaron muchisimo, temía el momento en que mi hijo quisiera mamar. No había comprado biberones ni leche, porque no sabía cuales comprar y pense que a lo mejor no los necesitaba, y menos mal, porque creo que si los hubiera tenido a mano hubiese derrotado.
En mi entorno me decian “dejalo ya, ve a la farmacia y compra leche y biberones”, pero odió que me digan lo que tengo que hacer.
Consultando internet encontre un grupo de apoyo a la lactancia materna en Terrassa, un grupo de “locas de la lactancia materna” como las llama mi mejor amiga,fui allí para darme una última oportunidad, y casualidades de la vida era el primer lunes de agosto y cerrado, pero la conserje me dió un folleto informativo y eso me salvo. En el folleto explicaban como colocar al bebe en una posición correcta, y me di cuenta de que yo lo hacía fatal, como tenía grietas separaba al niño de mí, lo cual empeoraba la situación. En la siguiente toma puse en práctica los consejos del folleto y aqui estoy ocho meses después convertida tambien en una “loca de la lactancia materna” y cuando me dicen: “pero cuando vas a dejarde darle el pecho” contestó “en unos diez minutos”.

Besos.
Mamen.

Responder

Para Susana Soli.
Sobre la fotosintesis consultar es.wikipedia.org/wiki/Fotosíntesis.

Nunca entenderé la gente que lee cosas que no le interesan.

Un Saludo.
Mamen.

Responder

Hola Patricia,

Tu post es muy interesante, mucha gente cree que la lactancia es algo que viene de forma natural y que no hay nada que pensar pero no es así.
Es muy importante apoyar a las madres y sobre todo a las primerizas que ya llevan bastante estrés durante los primeros meses.
¿Sabías que cada año desde 1992, la primera semana de agosto, se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna?
Este año, el lema elegido por la WABA (World Alliance for Breastfeeding Action) ha sido “Lactancia Materna: clave para el Desarrollo Sostenible.” Puedes leer mas información en nuestro blog: http://saludpublicaaragon.com/lactancia-maternidad-2016/
Esperamos ver mas posts e iniciativas que informan sobre el tema y las dificultades a las que se enfrenta una madre durante la lactancia.

Gracias por compartir

Responder

Muchas gracias, puedes ver pinchando en este enlace todo lo que he publicado hasta la fecha sobre lactancia materna: https://www.compartemimoda.es/?s=lactancia&submit=Search Trato de aprovechar este espacio para ofrecer información de calidad para que las madres puedan ser conscientes de todos los mitos que hay alrededor de este tema. Vosotros que tenéis una posibilidad mucho mayor como administración, la de promover acciones concretas. Desde mi punto de vista sería mucho mas interesante que la preparación al parto inútil que se ofrece desde Sanidad en la mayor parte de los casos una “escuela de padres” PADRES: madres y padres. De forma que todos los mitos pudieran ser desterrados en relación con la primera atención al recién nacido: Parto/nacimiento, lactancia exitosa, aliviar los cólicos, el llanto, el sueño del recién nacido, alimentación después de los 6 meses de lactancia exclusiva, medicación y lactancia materna. Hay muchos profesionales muy buenos que podrían hacer un programa fantástico basado en la evidencia científica, extrapolable a resto de comunidades: Responsables de “El parto es nuestro”, el pediatra Carlos Gonzalez, el nutricionista Julio Basulto, Jose María Paricio Talayero… ¡Cuanto dinero se ahorraría a la administración! y cuanto sufrimiento a bebés y madres si nuestra sociedad tuviera claras cuestiones tan básicas. Por ponerte mi propio ejemplo, en mis partos no he utilizado ni un solo día de cama de hospital (a las 6 horas me fui con alta voluntaria) no tuvieron que utilizar ningún tipo de medicación (un zumo y agua para hidratarme) y mis hijos en su primer año de vida solo han utilizado el pediatra en las revisiones del calendario vacunal, (ninguna enfermedad, ninguna consulta por sueño, alimentación, cólicos etc.) pero lo mejor es la tranquilidad con la que se vive la primera infancia de los niños haciéndolo de forma consciente. Estoy a vuestra disposición con cualquier cosa que podáis necesitar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *