Peaky Blinders es mi última serie favorita, después de Sense8 no había sentido la necesidad de compartir otra serie contigo. Aunque he visto muchas la mayoría solo me entretienen, pero esta en concreto a vuelto a tenerme súper enganchada durante sus 4 temporadas que por supuesto he visto todas seguidas en Netflix. Veinticuatro episodios a través de los cuales una familia de gánsteres establecida en Birmingham durante el año 1919 se abre paso a través de una trama fascinante de principio a fin.

No te voy a contar mucho más de la serie para no estropearte nada si decides verla, aunque según he leído sacarán una quinta temporada, el final de la cuarta me pareció brillante. Mas allá de las malas artes o las prácticas totalmente censurables que tiene esta familia de gánsteres durante toda la serie, he quedado fascinada por la capacidad y clarividencia de Tommy Shelby al trazar el camino de toda la familia y seguirlo contra viento y marea. Ana y Poly Shelby son mis otros dos personajes favoritos. Y como vas a ver en las fotos de este artículo, la estética, la fotografía y el vestuario son una maravilla.  

Aunque obviamente un gánster no es un ejemplo a seguir, la fuerza que demuestra Tommy durante las cuatro temporadas para revolverse contra unos opresores tan crueles y despiadados como él, son de lo más inspirador. Fuerza, coraje, inteligencia y una total falta de escrúpulos son los cuatro ingredientes que sirven al protagonista de esta serie para cambiar de clase social y hacerse… no te lo puedo contar para no destrozarte la serie, solo te diré que cuando veo a algún personaje en los informativos  pienso “este es uno de los Peaky modernos” jajaja ¡Feliz viernes!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.