¡Feliz Gravedad!

Hace muchos años que para mi la Navidad no es una fiesta religiosa, la religión y los nacionalismos  (asociados a territorios concretos ya sean provincias o países) me parecen una forma de tenernos controlados bajo unas reglas claras para vivir de forma ordenadita sin quejarnos demasiado y sin dar la lata atravesando líneas imaginarias dibujadas por esta sociedad … Continúa leyendo