La semana pasada se celebró en Gijón el evento de divulgación científica Aliméntate con Ciencia con la participación de grandes divulgadores en materia de alimentación y alimentos. La alimentación es un tema que a la mayoría nos preocupa y hace bien en preocuparnos porque según los datos que ofreció Julio Basulto, uno de los ponentes, nuestros hijos tienen una menor esperanza de vida que nosotros debido a los indices de sobrepeso y obesidad que sufre la infancia en España. Sin embargo esta preocupación por la alimentación parece que es a su vez un estupendo caldo de cultivo para caer presos de charlatanes, industria alimentaria y vende humos varios que aprovechan nuestra preocupación para colarnos alimentos que por un lado no necesitamos y por otro incluso pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Según los datos de varias encuestas que José M. López-Nicolás autor del blog Scientia  nos presentó durante su charla, la percepción social que hay por la ciencia por parte del consumidor es cada vez mejor, y la labor del científico es la mas apreciada por la ciudadanía después de la del médico, sin embargo el nivel científico del ciudadano es medio o bajo. En palabras de Jose M. estas tres variables son las que hacen  que en la publicidad de muchos alimentos esté adornada con palabras científicas, con fórmulas, que quien nos recomienda ciertos productos sea un señor con bata blanca etc. Esto que puede parece un argucia sin importancia de la industria alimentaria para confundirnos, no solo afecta a nuestros bolsillos sino que en palabras de Jose M. afecta al nivel de cultura científica de la gente, a la investigación, desarrollo e innovación en la universidad, al progreso de la ciencia y a nuestra salud.

El libro blanco de la nutrición española destaca “que los errores, mitos fraudes en materia nutricional y la proliferación de mensajes no basados en el conocimiento científico favorece la aparición de situaciones de malnutrición poniendo en peligro nuestro estado nutricional” Hay dos tipos de mensajes en los productos alimenticios por un lado el mensaje del miedo y por otro el mensaje de la efectividad.

Estamos en un momento de un mundo sin: sin aditivos, sin conservantes, sin colorantes, sin lactosa, sin gluten etc. La estrategia del SIN por parte de la industria es sencilla, se trata de demonizar un ingrediente para luego sacar un producto que no tenga ese ingrediente. Esta forma de hacer las cosas se ve muy clara si nos fijamos por ejemplo en los productos sin gluten o sin lactosa porque ni el gluten ni la lactosa tienen ningún problema para aquellas personas que no somos alérgicos o intolerantes y sin embargo estos productos sin están dirigidos a toda la población dando a entender que la lactosa o el gluten son malos para nuestra salud. La leche es uno de los alimentos que recientemente no goza de buena fama, seguro que habrás leído o habrás escuchado por parte de defensores de las bebidas vegetales: soja, avena etc. que los humanos somos los únicos que seguimos bebiendo leche en nuestra edad adulta, y eso es cierto, del mismo modo que somos los únicos que vamos vestidos, que vivimos con nuestros padres mas allá de los 20, estudiamos etc. en palabras de Julio Basulto el único problema que tienen la leche es que en España bebemos demasiada desplazando a otros alimentos también importantes como por ejemplo la fruta.

En cuanto a la efectividad, como regla general cuando algo suena demasiado bien como para que sea verdad es que sencillamente no lo es. El mensaje que Julio Basulto trató de explicar desde mi punto de vista, es que en cuestión de alimentación no es que seguir una buena dieta te proporcione buena salud es que llevar una mala dieta te la quita, hace que tu salud sea peor.

Si te interesa la alimentación te animo a que veas las diferentes charlas que ya están disponibles en formato vídeo. Si vas a ser madre próximamente o acabas de tener un bebé ver la charla sobre alimentación infantil te va a ayudar a tener claras muchas cosas sobre la lactancia y el inicio de la alimentación complementaria, yo aún no había escuchado a nadie hablar tan claro sobre el tema.

Artículos Relacionados

2 comentarios

Responder

Yo bebía leche de soja hasta que vi el documental Food inc.
Lo has visto?? Es impresionante. Después de visualizarlo,tire los bricks que tenía porque me daban arcadas al pensar que había estado bebiendo el agua de cocción de una legumbre.( tendrá sus defensores pero es para echarse a temblar )
Creo que todo lo que se cuenta ahí es cierto porque si coges cualquier envase de cualquier alimento,todo,todo,todo…incluye trazas de soja.
Respecto a la leche sin lactosa, a mi me sienta mejor.puede ser porque yo bebo un bol tremendo de leche por las mañanas y la lactosa no deja de ser un azúcar. El caso es que me va mejor.
No soy ningún ejemplo de alimentación su que como mucho mejor q la gran mayoría de gente q conozco.hago un esfuerzo por las mañanas para llevarme un tupper al trabajo y no huir despavorida a la panadería a la hora de comer .
Lo que es evidente para mi y para mis conocidos es que cambie algunos hábitos y baje 8 kilos que aun no he recuperado en mas de 3 años.tiendo a engordar y tengo hipotiroidismo.aun así,os prometo que desterrando algunas cosas de la dieta e incluyendo fruta y vegetales a diario,se pierde peso y no se recupera.eso si,constancia.
Por otro lado,visito mcdonalds una vez al mes mas o menos ,me pirran las galletas de cualquier tipo y los helados de Mercadona.

Responder

Me olvide de contar una cosa!!a lo mejor es interesante para este post.
Desde hace un mes, tomo un suplemento de vitamina d para un estudio que se esta haciendo( en un hospital,con todas las de la ley) para demostrar que la vitamina D puede ayudar a prevenir el cáncer de mama.simplemente porque hace que el tejido mamario no sea tan denso y propenso a tunor.
No es un gran esfuerzo por mi parte ,solo unos análisis trimestrales y tomarme la vitamina que viene diluida en aceite y es un poco desagrable.
Antes de aceptar participar,les pregunte si los resultados se venderian con fines económicos a la industria alimentaria en plan ” leche con vitamina d para prevenir el cáncer de mama” y me aseguraron que no.
Eso si,una vez publicados la resultados ,cualquier avispado puede servirse de ellos para comercializar un producto.eso es lo triste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *