A raíz de los post que voy haciendo sobre la temática niños me vais pidiendo nuevos temas, quizás el de hoy sea el mas difícil por la sensible situación en la que me encuentro, 38 semanas de embarazo, parto inminente, pero aún así trataré de daros mi punto de vista.

Uno de los temas que mas preocupan o que están en la cabeza de todas es el miedo al dolor, el miedo a sufrir y el miedo a que nuestro bebé y nosotras estemos bien. Después del master en partos que he hecho en los últimos años, me da la sensación que todos estos miedos tienen un origen claro: la educación o mas bien la escasa educación sobre la reproducción humana. En el colegio analizamos pormenorizadamente procesos como por ejemplo el de la digestión, un proceso fisiológico y natural como puede ser el parto y por tanto todas en mayor o menor medida tenemos una idea de cómo este proceso natural transcurre diariamente en nuestra vida con total normalidad. Es cierto que a veces tenemos indigestión o incluso que algunas personas se mueren por obstrucción alimentaria pero todos tenemos claro que la digestión es un proceso fisiológico normal de nuestro cuerpo y nadie se plantea nada mas al respecto.

Evidentemente en el tema del embarazo y parto confluyen muchísimos mas factores: una decisión personal nacida del amor entre dos personas, un nuevo ser que llega a este mundo etc. pero el proceso en si mismo, la gestación del nuevo ser y el alumbramiento no deja de ser como en el caso de la digestión un proceso fisiológico y natural que se desarrolla espontáneamente en el cuerpo de una mujer sana que está preparada para concebir, gestar y parir sin mayor esfuerzo (espero que algún día los libros de texto recojan esta información de forma científica y pormenorizada tan importante para nuestra especie, tanto o mas que la digestión, el sistema respiratorio, etc.)

El cine, la televisión los medios de comunicación en general han ayudado mucho a que en nuestro inconsciente este proceso se vea como algo complicado e incluso peligroso, mezclando temas de salubridad y falta de agua potable en el pasado o a día de hoy en países subdesarrollados, con muertes de mujeres y niños. Y por supuesto siempre caricaturizado el momento del parto bajo el paraguas de la mujer desvalida y el dolor por el dolor. La realidad promulgada por la OMS y en el caso de España el Ministerio de Sanidad es bien distinta, afortunadamente.

 Quizás uno de los temas que mas nos preocupan cuando se acerca el momento. Cuando una mujer se queda embarazada debe saber que un parto duele y duele mucho y que no hay forma de evitar ese dolor. La cuestión es decidir cuando quieres que te duela y de que manera quieres enfrentarte a ese dolor. El parto es movimiento, el proceso de dilatación en un parto es el tiempo en el que el bebé que está dentro de nosotras busca la salida para llegar a nuestros brazos. Y son esos movimientos, es esa dilatación la que hace que tu cuerpo se abra y sintamos ese dolor que va de menos a mas en intensidad. Ese dolor es fundamental para que dejemos salida al bebé. Creo que esta es la primera cuestión que deberíamos tener clara. Ahora bien, el dolor que sientes no es como un dolor de muelas o cuando te duele la cabeza y dependerá de nosotras y de quien nos rodee que este dolor lo veamos o llevemos, como un medio para llegar a un fin o sea sencillamente puro sufrimiento.
¿Cuándo quieres que te duela? 
Quizás esa es la pregunta mas importante que deberíamos hacernos incluso antes de estar embarazadas si conociéramos el proceso en profundidad. Creo que sólo hay dos respuestas: durante o después.
Una cesárea es una operación de cirugía mayor y debería ser utilizada sólo cuando es necesaria. No duele en el momento, no sientes el dolor del parto, pero te duele después y según dicen algunas mucho. Eso te impide poder alimentar y cuidar normalmente a tu bebé y sentirte una mujer sana (acabas de salir de una operación). Es muy curioso como a nadie se le ocurría poner en brazos de una mujer que acaba de salir de una apendicitis a un bebé para que lo alimente y lo cuide y como sin embargo tras una cesárea se espera que la mujer sea capaz de amamantar a su hijo a demanda etc. Si decides cesárea eliges que te duela después 
Un parto medicalizado probablemente implica epidural una vez superados los 3 centímetros de dilatación, administración de oxitocina sintética, corte en el periné (episotomía) y tal vez utilización de instrumental (fórceps, ventosa) con lo que durante el parto no te duele (mas allá de lo que sentiste para llegar a esos 3 centímetros de dilatación) pero una vez se pasan los efectos de la analgesia, los dolores y las complicaciones también son considerables y muy dolorosas. Con lo que una vez pasado el parto tampoco te sientes una mujer sana con buenas condiciones para alimentar y cuidar a tu bebé. La herida del periné no es una herida menor por mucho que algunos la quieran vender así. Yo siempre digo que si dieran a luz los hombres no se dejarían cortar los genitales tan alegremente. La OMS estima que el porcentaje de episotomías que se deberían realizar en partos normales no debería pasar del 15% de los casos, las cifras en hospitales españoles  son tan escandalosa que oscilan entre el veintipico por ciento y el 80% lo que implica que a día de hoy, si la episotomía fuera necesaria como estas cifras dan a entender, sin la ayuda de la medicina, nuestro país se extinguiría y no creo que ningún facultativo sea capaz de decir esto en publico. En este tipo de parto eliges que te duela después. 
Un parto respetado. En un parto respetado la mujer dilata libremente en la postura en la que su cuerpo le pide, es decir su bebé le pide. Si la mujer es conocedora del proceso del parto en profundidad, sabe y entiende lo que está sintiendo y está preparada para sentirlo. Además conoce técnicas de alivio (tanto ella como su acompañante, como el personal médico que la atiende) por ejemplo algo tan sencillo como el agua caliente, o colgarse muy estirada durante la contracción o tal vez una pelota de dilatación, o un masaje fuerte en el foco del dolor etc. cada mujer necesitará un recurso diferente. Sentirá el dolor del parto durante el proceso del parto. En función del tiempo que dure esta dilatación notará el dolor de forma mas moderada con espacios entre contracción y contracción para recuperarse y hacia el final de la dilatación de forma mas intensa. Si el parto dura poco, las contracciones ocurrirán de forma continua y con apenas tiempo para recuperarse entre ellas. Pero una vez pasado el expulsivo si este también ha sido espontáneo respetando la postura que la madre y por tanto el bebé elige para nacer, no tendrá cortes, ni heridas y mas allá de sentir un profundo cansancio como si hubiera poco menos que competido en la San Silvestre, estará en buenas condiciones para alimentar y cuidar a su bebé y por encima de todo se sentirá segura, fuerte y muy poderosa por la experiencia con tantísimas connotaciones personales y emocionales que acaba de vivir (al menos esa es mi experiencia y la de las mujeres con las que he compartido impresiones) Porque además de las cuestiones puramente físicas no debemos olvidar que las cuestiones hormonales, de emociones y sentimientos son fundamentales en este proceso. En este tipo de parto eliges que duela durante. 

En resumen, un parto sea como sea su planteamiento duele y está en manos de cada una de nosotras decidir de que forma queremos llevar este proceso. Otras cuestiones que también debemos valorar para tomar la decisión que mejor se adapte a nuestros planteamientos y que se dicen poco es que el parto: la dilatación y el expulsivo, no sólo nos afecta a nosotras. Lo que sentimos nosotras lo siente el bebé, lo que nos hacen a nosotras, se lo hacen a nuestro bebé. Durante el parto seguimos unidos por el cordón umbilical y la placenta y si recordáis, durante todo el embarazo nos hemos cuidado de forma específica y sin tomar medicamentos porque le llegaban al bebé. Por tanto debemos tener claro que si nos inmovilizan impidiendo que dilatemos libremente están impidiendo que acompañemos los movimientos del bebé, es decir que lo ayudemos a salir (muchas veces de esto se deriva que de repente digan que el bebé no baja y hay que sacarlo) Si nos administran oxitocina sintética, aceleran las contracciones y aumenta nuestro dolor, pero también aceleran el movimiento y ritmo cardiaco del bebé (motivo por el cual deben tenernos enchufadas al monitor fetal para detectar si hay sufrimiento fetal) Cuando sentimos una contracción es porque nuestro bebé se mueve, si ralentizan nuestras contracciones ralentizan su movimiento hacia la salida (por eso siempre que ponen la epidural se administra oxitocina sintética para evitar que el parto se detenga) Y así con cada uno de las intervenciones. Es habitual además que una intervención de lugar a la siguiente.

En mi opinión el parto es una experiencia muy intensa, quizás la mas fuerte que haya vivido no solo  a nivel físico sino emocional. Es un proceso donde los protagonistas son el movimiento y las hormonas. Si estamos bien formadas y bien acompañadas, tenemos muchos medios a nuestro alcance para que lo que sentimos sea un dolor mas o menos llevadero que comience con la alegría de “ya empieza todo” y termine con la alegría de “por fin te tengo en mis brazos”. Efectivamente yo elijo el dolor durante y trato con todas mis fuerzas de que el personal que me atienda en el parto esté bien formado, respete las directrices de la OMS y el Ministerio de Sanidad Español y por tanto colabore en el proceso (y no incordie) como por otra parte sería su obligación.
Tenéis mucha información al final del post que escribí sobre El parto es Nuestro y en todos los enlaces de este post, con el resto de cuestiones relativas al parto.  En esta ocasión lo he enfocado unicamente desde el punto de vista del dolor porque es quizás uno de los temas que menos se trata abiertamente y que mas miedo o incertidumbre generan.

Artículos Relacionados

50 comentarios

Responder

Buf mi niña genial post. Muacs

Responder

Yo he pasado por esos dolores,pero te digo una gran verdad ,se olvida ràpido, y cuando tienes a tu bebè en brazos piensa que ha vàlido la pena soportar ese dolor.Un beso.Paola L.

Responder

Cada una es ella y sus circunstancias, así que cada cual elija lo que quiera.
No obstante, difiero en que porque te pongan la epidural o que el parto sea instrumentalizado (forceps, ventosa) vayas a ser una madre menos sana con menos ganas para amamantar a tu bebé, en mi caso no fue así(las ganas me duraron hasta los 3 años).
Estoy de acuerdo en que la episiotomía no es necesaria, pero se te olvidó comentar que a veces si el periné no está trabajado y no tiene elasticidad puede desgarrar, lo que puede ser más complicado y también supondría dolor despues.
Silvia

Responder

Que interesante!es increible la cantidad de cosas que no se saben en torno al tema del parto, y la cantidad de cosas que se dicen y no son verdad!
cuando me decida a tener un bebe tendre muy en cuenta todos estos posts!

Muchas gracias y un besazo!

Responder

Gracias chimenea, Argi… tema dificil el de hoy soy consciente, por todas las implicaciones personales que conlleva :)

Silvia efectivamente el post está escrito así para que cada una pueda elegir sabiendo a lo que se enfrenta, lo he escrito de forma informativa con los datos y con mi experiencia de fondo. No se trata de ser menos madre en ninguno de los 3 planteamientos de parto se trata de que la mujer sea consciente. Lo que dices de la episotomía no es así, es otra de esas cosas q no de tanto repetirlas pasa a ser cierta…Si no te subes al potro, si el expulsvio se desarrolla en la postura que la madre quiere no tienes porque desgarrar y en todo caso aunque así fuera el desgarro será mucho menor que la incisión profunda del bisturí y para nada tiene porqué ocurrir en un expulsivo libre. Es mas, con una episotomía previa y el expulsivo libre puede que apenas se desgarre y ese desgarro menor que implicaría un par de puntos curará por si sólo sin muchas molestias.
Piensa en que te cortes superficialmente pelando patatas o para que no te ocurra te hagan una incisión con un bisturí (es mas profunda)

Responder

Te mereces un aplauso por el solo hecho de atreverte a escribir sobre ésto. Espero que nadie malinterprete tus palabras. Esta claro que estás hablando de partos ” normales” en los que tenemos poder de decisión, cuando hay algún tipo de complicación ya es otra cosa aunque, a mi modo de ver las cosas, esas complicaciones surgen muchas veces por malas prácticas antes y durante el parto.
¡ Qué poco caso hacemos a nuestro cuerpo!
Gracias por hablar tan claro.

Responder

A ver, yo no digo que haya que hacer la episiotomía para evitar desgarros. Repito que no estoy de acuerdo con la episiotomía de serie.
Lo que si te digo que conozco casos de desgarros que llegaron hasta el ano, bastante complicados de coser.
Siento ser tan explícita en este momento tan sensible para tí, lo único que quiero es dejar claras las cosas, porque existen y pueden pasar, porque no todas somos iguales, al igual que nuestros cuerpos son diferentes.
Salud para tí y tu bebé.
Silvia

Responder

creo que has tratado el tema genial patricia. has dado informacion objetiva sobre cada una de las opciones y no he visto ni por asomo menosprecio a ninguna de ellas.
que razon en el subidón de hormonas y las ganas de comerse el mundo tras el parto… yo estaba pletorica, me encontraba tan bien, volveria a vivirlo todo ahora mismo con los ojos cerrados. la mejor experiencia de mi vida.
puntualizar que siempre se habla de que mejor la epi por si te desgarras y no, cura mejor un desgarro y da menos complicaciones. pero es otro “truco”. 😉
que disfrutes muchiiisimo tu parto! un besazo.

Responder

Yo parí con epidural, hasta ese momento dilaté con una pelota de pilates, dando vueltas por la habitación, y a partir de ahí sentadita hablando con mi chico. Nació en 2 horas, sin puntos, sin dolores después y tranquilita a dar el pecho.
Quiero decir que no hay que pintar mal parir con epidural, no tiene porque ser doloroso después….
Besos

Responder

Hola!

Felicitarte por el tema de hoy, hace tiempo que te sigo y ya van varias veces en las que me has sorprendido muy gratamente, pero hoy, hoy ya te escribo y te aplaudo y te doy las gracias.

No puedo estar mas de acuerdo contigo, te cuento, yo tengo dos hijas, a la primera, la tuve en un hospital, y me lleve el kit completo: epidural, episotomia, forceps, maniobras prohibidas, pero yo era inexperta, y incluso sali contenta de mi parto, que ignorante!

Con el tiempo, vas leyendo, vas conociendo gente, vas descubriendo y me di cuenta de las barbaridades de mi primer parto, de que no me dejaron dilatar, tenian prisa, por eso me regalaron una episotomia de campeonato, que me hizo subir 3 veces a urgencias por el dolor, era una inflamacion de tantos puntos internos como tenia, aun recuerdo como lloraba en casa, por no poder atender bien a mi bebe.

Gracias a que con el tiempo descubri la maternidad que queria, reuniones en la liga de la leche, libros de Carlos Gonzalez, Laura Guttman, foros de crianza y gente con la que coincides en este camino de la maternidad, descubri otra manera de dar la bienvenida al mundo a mi segunda hija, descubrimos Marenostrum, es un centro de salud, en el que atienden partos en casa, se que muchas de vosotras, os echareis las manos a la cabeza, pero es una eleccion muy meditada, informada y responsable, solo hay que ver las estadisticas, hay menos ” problemas” en partos en casa que en partos hospitalarios.

De todas maneras, parece que las cosas poco a poco estan cambiando y si quizas os parezca arriesgado parir en casa, hay hospitales respetuosos tambien.

Asi que nuestra segunda hija nacio en casa, en la bañera, y fue doloroso, no voy a decir lo contrario, pero fue precioso, magico, especial, las dos comadronas que nos atendieron en ese momento, pasaron a formar parte de nuestra familia, y nuestra pequeña tuvo la mejor de las llegadas al mundo, sin separase de mi ni un momento, y yo, me senti poderosa, feliz y orgullosa, sin episotomia, sin puntos, en mi casa, con mi pareja, tranquilos y disfrutando de cada segundo.

No trato de convencer a nadie, solo deciros que existe un cortometraje rodado por Iciar Bollarin, en el que narra un parto realizado a un hombre, Luis Tosar, es muy interesante ver esa vision, y el video de documentos tv ” el parto es nuestro”, es imoresionante.
Te deseo un parto precioso, y que puedas disfrutarlo plenamente.
Un abrazo y aqui me tienes diariamente y gratsmente sorprendida por post como este o el de Montessori.

Responder

Gracias por este post Patricia. Ya sabes que yo elegí el dolor durante y no porque sea una valiente ni me quiera poner medallas sino porque habiéndome informado decidí que tanto como para mis hijos como para mí tenía muchas más ventajas que inconvenientes un parto no medicalizado y por supuesto, no me arrepiento. Mi hija mayor nació de 34+5 semanas por rotura prematura de membranas, no puse epidural, tuve libertad de movimientos y el expulsivo fue en una silla de partos pero aún así, debido a su prisa por nacer, detectaron sufrimiento fetal y me tuvieron que hacer una episiotomía para poder sacarla con espátulas (motivo real y necesario). Mis dos siguientes partos con bebés a término sí fueron partos normales sin intervención y no necesité episiotomía ni me tuvieron que coser ningún desgarro, mi periné quedó intacto, y eso que el último fue un parto exprés de esos que no te dejan descanso entre contracciones, no hagas caso de los que te desean una hora corta 😉 Espero que tengas un parto feliz y que te recuperes rápido para venir a contárnoslo. Besos

Responder

Hola! Te leo a diario pero no comento…hasta hoy.
Ese es el problema, que en España la madre no decide nada.
Tengo 2 hijas. La primera salió con epidural, episiotomía, desgarro y me dejó bastante hecha polvo. La segunda salió sin epidural porque no me hacían mucho caso y lo agradezco. El dolor es inmenso, como ningún otro, pero no puedo siquiera llamarlo dolor, lo llamaría quizá “trabajo duro”, pariría mil veces más y no me pondría epidural. Una vez que nace tu bebé, estás como una rosa.
Lo ideal sería que te dejaran hacer lo que tú quisieras, lo que te pide el cuerpo, si estás mejor en cuclillas que te dejen así, o de pie, o de lado, como una se sienta mejor, no como se sienta mejor el personal sanitario. Saludos

Responder

Hola Patricia,
Llevo leyendo tu blog desde hace muchísimo tiempo (4-5 años, seguro) y habitualmente me gusta mucho, de ahí que lo siga leyendo… Pero hoy tengo que decirte que no. Creo que tu punto de vista es personal, y que hay ciertas cosas que hay que expresar con cuidado, porque no todo es tan sencillo.
Lo más importante que te quería decir es que una cesárea NO LA ELIGES, tú no eliges un proceso quirúrgico. Tampoco eliges un parto instrumentado. Son dos intervenciones no rutinarias que se realizan por riesgo del bienestar tanto materno como fetal, así que creo que es muy equivocada esa frase de “si eliges cesárea, eliges dolor después”. La práctica totalidad de las madres que paren mediante cesárea no lo eligen, sino que les viene determinado por la situación.
Otra cosa que querría remarcar es que un parto es algo fisiológico. Sí, estamos de acuerdo. Pero que sea fisiológico no significa que esté exento de riesgos. Algo que pocos asumen es que tanto la madre como el feto tienen riesgos en el parto, y creo que toda esta medicalización a la que se llegó en la atención al parto (y que sí sigue vigente en algunos hospitales, pero NO EN LA MAYORÍA) es por esa razón.
Cuando todo va bien en el parto es un proceso feliz, pero como en cualquier situación de la vida, las cosas se pueden complicar, y eso es algo que hay que asumir.
Creo que las cosas no son ni blanco ni negro, y que ni los obstetras y matronas son unos ogros, ni todo es tan sencillo como se puede ver desde fuera.
Un saludo
Julia

Responder

Muchísimas gracias, porque necesitaba que alguien fuera tan explícito y real a la hora de contar su vivencia. Entiendo que cada persona es un mundo y que ser objetivo en esto es muy relativo, así que no puedo estarte mas que agradecida por acercarme a una realidad actual y muy clarificadora por tu parte, no sabes cuanto agradezco este post…un abrazo y muchísima salud para tí y los tuyos…

Responder

Me encanta el post, pero creo q es demasiado teórico. Ojalá todo fuera así de libro, y tan evidente como que 2+2 son 4.
Te cuento mi caso: Estuve aguantando en casa 16 horas mientras dilataba (yo no sabía q estaba de parto, pensaba q era preparto o falso parto, q ya llevaba unos días revuelta y pasada de fecha…). Cuando llegué al hospi, tenía un considerable agotamiento y nerviosismo, sin dormir ni comer en horas y SÍ estaba de parto, y dilatada 4 cm.
Me dijeron de poner epidural, y me negaba… me decían q no lo aguantaría (estaba rozando la histeria y en cuanto supe q estaba a punto de dar a luz, más), eso tampoco es bueno para el bebé.

Me dejé llevar y me la pusieron, logré relajarme (por fin), en 2 horas dilatación completa y tranquila, disfrutando el momento con mi pareja, sin sufrir. Las aguas estaban algo turbias, y parecía q traía una vuelta de cordón, así q al 4º empujón (sentía perfectamente todo, pero con una molestia tolerable), me hicieron un pequeño corte y salió mi bebé ella solita y perfecta! Buen color, sin deformidades en la cabeza, sin sufrimientos, el cordón venía flojo y estaba perfectamente sana! En mi caso un parto con dolor “durante” habría sido mucho peor.
Mi postparto fue horroroso, pero no fue por la manera de parir, sino por una anemia de caballo (6 de Hemoglobina), un bajón hormonal q no llevé nada bien (ya se q lo tenemos todas, pero unas lo llevan mejor q otras).

Claro q me encantaría no haber sufrido una semana por el pinchazo de la epidural, ni por los puntos (q aunq eran muy pocos, tiraban como si estuviera abierta en canal), pero en ese caso mi parto no hubiera durado 3 horas (desde q ingresé), y mi bebé habría sufrido muchísimo más durante el proceso.

Solo desearte mucha suerte en esta última etapa y que aproveches a coger mucha fuerza, porque lo q viene después aunq es maravilloso es muy duro.

Responder

Yo es que el pinchazo de la epidural ni me enteré, ni en el momento por supuesto, ni después, vamos que firmor por un parto/postparto igual si tengo más hijos. (ya he dicho antes, que nada de dolores después)
Yo admiro a las que dais a luz sin epidural, pero yo no lo veo, no lo veo.

Responder

Grave, no grabe.
Me parece que no eres profesional de la medicina, por lo que por mucho enlace que pongas nunca sabrás realmente la cantidad de problemas que realmente existen con los partos.
Una cosa es hablar de tu experiencia y otra hacerlo sentando cátedra.
Un saludo.

Responder

Gracias Sheila no hay para tanto 😉

Silvia lo que no dices es que probablemente en la situación que describes los pujos fueron dirigidos y no en postura libre a que si? Si ese es el problema que una intervención da lugar a otra y por eso hay que estar rodeado de personal bien formado que sepa que no hacer o que hacer en cada situación.

Almudena no es mi intención pintar parir con epidural como dolor después no se trata de demonizar ninguna opción solo trato de explicar las diferentes opciones y sobre todo dejar claro que no hay forma de librarse del dolor pero tratar de explicarlo para que no de miedo sea cual sea la opción de cada una :)

Muchas gracias Sandra a mi personalmente el parto en casa en condiciones de seguridad me parece una opción que además quien la lleva a cabo suele ser muy consciente y tenéis que dar muchas vueltas con todos los papeleos además del coste que asumís etc… Gracias por compartir tu punto de vista :)

Gracias Marta por contarnos tu historia creo que hablar así de verdad ayuda a las demás evidentemente las intervenciones son para cuando se necesitan como bien describes.

Julia tienes un montón de enlaces a documentos científicos que avalan mis palabras, mi historia creo que está latente detrás no delante. Lamentablemente la cesárea y el parto medicalizado si son opciones de parto y lamentablemente también no son opciones que eligen las madres la mayoría de las veces son los facultativos las que las inducen o imponen como única opción (a la mínima que un bebe está sentado ya hablan de cesárea programada nada de versiones externas, esperar a que se de la vuelta, o partos de nalgas por ejemplo), ese es el grabe problema con el que nos enfrentamos las mujeres en España y por eso estamos tan desprotegidas con respecto a otros países europeos. Evidentemente una cesárea necesaria o un parto instrumental (como describía mamá pata en un comentario mas arriba) es perfecto, la medicina a nuestro servicio, como debería ser, pero la realidad es que muchas de las intervenciones que se producen si son electivas bien por desconocimiento de las madres o bien por imposición de los médicos. La tasa de episotomías lo dice todo, que pasa que en Holanda, Inglaterra, Escandinavia, Alemania etc… las mujeres son mas capaces de parir que las Españolas? Estamos nosotras mal formadas? Todo en la vida se puede complicar pero no en las cifras que se complican en España, sobre el porque de la medicalización de los partos hay muchas teorías yo tengo mi opinión 😉 Por último no trato de pintar a nadie como ogros solo como profesionales que saben lo que hacen y otros que solo saben intervenir y fastidiar porque no están bien formados esos deberían reciclarse porque le están haciendo un gran daño a nuestra querida sociedad Española.

Eva hay un montón de información a nuestro alcance, lo fundamental es que cada una busque su camino y ante una respuesta se busque una segunda opinión como haríamos en cualquier otra situación 😉

Chabeli muchas gracias por compartir tu historia :) como digo yo no trato de demonizar ninguna opción solo que cada una podamos tener una asistencia personalizada según nuestra elección y necesidades, si lo que ocurre en cada caso concreto debe ser así o de otra forma es cosa de cada una de nosotras 😉

Responder

Almudena claro cada una debemos tener opción de elegir pero es importante conocer las opciones 😉

Anónimo no es mi intención sentar cátedra solo ayudar en la difusión de información nada mas :)

Responder

Desconozco cómo fueron los pujos, ni la postura, porque fue a una familiar a la que le ocurrió y no estaba en el paritorio.
Que os vaya todo bien a tí y a tu niña
Silvia

Responder

Gracias Patricia por contestar, y gracias por los enlaces que refieres, ya los he leído anteriormente, porque es un tema que me interesa plenamente. Soy médico y si todo sale bien, seré ginecóloga en unos meses.
Estoy de acuerdo en todo lo que dices, yo también creo que un parto natural es mejor, obviamente. Pero he querido recalcar que eso no siempre es posible. Que muchas veces las circunstancias distan mucho de esa situación ideal que todo el mundo querría, y que en esos momentos no queda otra que hacer una episiotomía, o correr a quirófano para hacer una cesárea. Sólo quería manifestar que lo ideal es lo ideal, y muchas veces la vida no es ideal. Muchas mujeres se sienten frustradas al ver que lo que ellas soñaban (un parto natural) no ha podido ser por A o por B…pero no por ello son peores. No sé si me explico, lo siento.
Respecto a las tasas de episiotomía que comentas, tú misma sabes que un estudio que revele una cifra en un rango tan amplio (del 25-80%) no tiene mucho valor.
Por otra parte, creo que las cosas están cambiando, y así debe ser, por dios!! Pero que igual que la situación económica del país está a años luz de la de Alemania/Holanda/Bélgica, estamos igual en otras cosas. Tristemente es así. Muchas de estas cosas son caras, muy caras, y sólo se hacen en centros privados…
Nada más. Desearte un parto feliz, tuyo, de tu marido y de Chloë, y que seáis muy felices, que ya no te queda nada
Julia

Responder

Silvia pues esa es un buen ejemplo de la información sesgada que nos llega y por eso los casos uno a uno no tienen mucho valor si no se conoce que llevó a esa situación, si estaba en el paritorio con mucha probabilidad estaba en litotomía :(

Claro Julia no se trata de mejores o peores faltaría mas, lo que si son mejores o peores son los profesionales que las asisten por desgracia no se pueden elegir, es quien “te toque”…hombre la tasa de episomías y cesareas en nuestro pais tiene todo el valor porque ese rango va en función del hospital, hay hospitales de los que es practicamente imposible salir sin un corte genital y otros de los que es mas probable con lo que indica que no es cuestión de las mujeres que acuden sino de la mala praxis del centro. Y en cuanto al tema economico mas allá del gasto en formación de los que nos asisten parir en condiciones de seguridad y con las intervenciones necesarias es muy barato acaso el hospital de Torrejón en Madrid tiene un gasto mayor en la parte maternidad que por ejemplo el de Cabueñes en Asturias (no lo creo seguro que es al revés y eso sin contabilizar los problemas derivados de las intervenciones innecesarias) Muy descriptivo de muchos gines lamentablmente es el corte del minuto 33.46 de esta peli: http://www.youtube.com/watch?v=MM5Evk6rgwY Espero que las gines del futuro lucheis por una asistencia de calidad y no por la medicina defensiva y autoritaria que soportamos ahora en demasiadas ocasiones porque además es bueno para vuestro colectivo y es bueno para las mujeres

Responder

Hola, muy interesante el post de hoy. En mi experiencia personal mi obstetra fue muy respetuoso, acompañando y respetando mi ritmo y el del bb permanentemente. Pero la cesarea, en mi caso, no fue una opcion, fue una decision justa y acertada, en el momento indicado, cuando comenzaba a haber sufrimiento fetal. Sin esa cesarea mi historia sería otra. Mi hermana tuvo un parto natural, llevado hasta el final por personal médico autorizado y competente, muy respetuosos del parto humanitario, pero aún así el niño sufrió al encajar en el canal de parto y nación con su clavícula rota, lo que le trajo una discapacidad en el brazo para toda la vida. POr eso creo que hay que ser cuidadosos cuando se afirma que el parto es una decisión nuestra. No lo es totalmente. Al momento de parir estamos a flor de piel, en un estado de sensiblidad y vulnerabilidad muy grandes, y confiamos plenamente en la palabra de quienes nos han acompañado durante todo el embarazo. Si tu médico te ha esperado, te ha respetado y llegado el momento te dice “mira, creo que no podemos esperar más, el niño está sufriendo”, tu no pensarás que te están engañando.
En fin. No soy amiga de extremismos, creo que las situaciones son infinitas, que podemos vivir un parto maravilloso aún con cesárea, yo NUNCA sentí dolor después de la cirugía y pude atender a mi hijo permanentemente.

Saludos, Cecilia.

Responder

Todo esto que dices es muy personal, y creo que haces demagogia al acabar cada exposición con eso de que eliges que te duela durante o después, acaso una madre tenga el parto que tenga no se siente cansada y dolorida después de el alumbramiento?¿ O porque me duela durante me garantiza que no me va a doler después? ¿Y si me duele después por hemorroides, o episiotomía de verdad crees que eso a una madre le va a restar fuerzas, ganas, predisposición de amamantar, cuidar y atender a su hijo? Francamente no.

He tenido cuatro hijos, y cada una fue una experiencia distinta, no se es mejor mujer o madre porque rechaces
la epidural, uses una pelota en la dilatación o aguantes el dolor mejor que otra. Yo he parido con y sin
epidural según las circunstancias de cada bebé, mías y de cada momento.

Si en mi primer parto no me echan una mano con
fórceps y ventosa no hubiera nacido y yo seguramente no estuviera escribiendo esto, pesó al nacer 4.250, si no me hubiera hecho un pequeño corte me hubiera
desgarrado yo misma hasta partirme en dos. Los siguientes partos fueron sin epidural, y te aseguro que mis hijos nacidos sin epidural no me quieren más que el primero que fue con epidural, No nos glorifica el dolor.

Estas circunstancias mías no me restaron energía y
ganas de estar con mi hijo, he de decirte que desde el mismo momento en el que me lo pusieron encima
me separé de él absolutamente para nada, no me
compré ni carrito, utilicé bandolera hasta que caminó
por sí mismo, durmió con nosotros hasta que él quiso,
supimos desde el momento de la concepción que
seríamos tres para todo, y así fe con los siguientes, nunca he dejado a mis hijos a nadie, me he comportado y me comporto con mis niños
como una mamá loba y hasta que sean mayores lo
seguiré haciendo.

Y en lo referente al parto me mantengo firmemente en que una mujer necesita ayuda siempre, y que siempre es bueno tener un hospital cerquita si es que tu deseo es tenerlo en casa, y no rechazar ni cuestionar la
actuación de un médico, ahora recuerdo a Caroline
Lovell, defensora de los partos en casa que murió en
casa al dar a luz a su tercer bebé por un fallo cardíaco. Hay que tener cuidado con este asunto, que nos
podemos jugar la vida y la de nuestro hijo.

Puede que en unos años me decida a tener otro bebé, no me planteo otro parto que estar en un hospital, segura, sabiendo que allí corro menor riesgo para mí y mi hijo.

Te deseo el parto que tú quieras tener, que todo vaya bien, y que te veamos prontito con tu bebé.

Marita.

Responder

Tuve a mi primera (y por ahora única) hija en julio del 2011. Siempre soñé con tener un parto natural, seguramente por la gran experiencia que tuvo mi hermana mayor con sus 2 hijos. Ella tuvo 2 partos maravillosos y siempre me transmitió esa tranquilidad y plenitud.
1 semana antes del nacimiento de Clara, tuve muchas contracciones fuertes y dolorosas, que se soportan estando calmada, conociendo tu cuerpo y lo que está pasando y teniendo un compañero al lado que sea un gran pilar.
Lamentablemente, un día después de la fecha estimada de mi parto. En la consulta ginecólogica: a Clara le bajaron los latidos y al hacerme tacto notaron que yo tenía una genitorragia. Terminé en cesárea de urgencia! En un ratito tenía a mi hijita en brazos. No tuve mayores dolores por la operación. A los 4 días me fui a casa con una pequeñita de 2740 kg y pude atenderla perfectamente. Las molestias de la cesárea (porque no eran dolor) no me impidieron cuidarla como ella lo necesitó.
Me queda la esperanza que si tengo otro hijo, pueda nacer por parto natural. No le temo al dolor ni antes, ni durante, ni después. Tener a tu hijo en brazos es el mejor momento de la vida y el proceso para llegar a eso es perfectamente soportable.
Besos desde Montevideo!
Vero Alvarez

Responder

Jolín, me llama poderósamenta la tención la facilidad con que algunas personas sacan las cosas de quicio. Vamos a ver, en MI opnión, repito MI OPINIÓN, hay muchas veces que se llega al paritorio y automática se raja, por un lado o por otro pero bisturí al canto; es como si te atragantas con las sopa y te hacen una traqueotomía. Deberiamos cuidarnos durante todo el embarazo y no se si decir “entrenarnos” precisamente para que una vez llegado el momento estamos preparas. Es verdad que en algunas ocasiones la cosa se complica y no puede ser como tienen o queramos que sean y para eso existen las mil yunas técnicas médicas que gracias a dios están a nuestra disposición.
La lástima es que muchas veces estamos tan desinformadas que nos confiamos en lo que nos dicen los profesionales (que algunos de profesional solo tienen el diploma) y vale que no lo hacen conla intención de hacernos daño pero, a veces, se da más importancia a quitarlo pronto de en medio que al bienestar de madre/hijo/familiares.
De todas formas me gusta ver siempre lo positivo de cada situación y me alegro de que cada vez la población este más concienciada con estos temas.
Y parar terminar, todo mi respeto a todas las madres, sea cual sea el procedimiento empleado/elegido por cada una; el cariño que se tiene por un hijo es algo independiente y en ningún momento se pone en duda la calidad de una madre.

Responder

Fui mamá por primera vez hace 3 meses y desde un principio tuve claro que quería un parto natural (no cesárea, no epidural) aunque si me pusieron el goteo, ya que lo que hace es acelerar la dilatación sin otras consecuencias. Sentí dolor, bastante, pero no es algo que no se pueda soportar. Tampoco voy a decir que es lo mas lindo que me pasó, el momento del parto, nada tiene de lindo. Pero prefiero ese dolor antes y no después cuando lo que deseas es disfrutar del pequeño ser que llegó a tu vida.

Además, ningún parto es igual a otro, hay mujeres que realmente no sienten dolor, o tienen el umbral de dolor mas alto.

Hermoso post! Besos

http://www.conestilosimple.com/

Responder

Por supuesto que hay momentos críticos en los que la decisión no depende de nosotros, sino del médico. Creo que el post apunta a mostrar las opciones que tenemos en momentos en lo que sí podemos elegir!
Besos

http://www.conestilosimple.com/

Responder

Mi bebé tiene 4 meses y yo tenia muy claro que queria un parto respetado y lo más natural posible, entregué mi plan de parto en el HULA de Lugo y me senti genial tratada, pero tras 17 horas con contracciones fortísimas( mias, sin oxitocina) y habiendo dilatado solo 4 cm y probando con duchas de agua caliente y todas las posturas que te puedas imaginar no quedo otro remedio que recurrir a la cesárea. A veces es necesario, lo peor es que estuve 6 horas separada de mi niño y la lactancia se nos complico un poco, siempre me quedará la pena de no haber estado juntos esas primeras horas pero pienso que de otro modo quizás ni yo ni niño estariamos aquí. En conclusión, no hay que ser radicales ni cerrarse a nada, una cosa es lo que planees y otra la realidad, cada parto es un mundo.

Responder

Hace dos meses nacieron mis mellizos mediante cesarea. Nacieron en la semana 39+1, mediante una cesarea programada (los dos estaban de nalgas) y pesaron 3Kg el niño y 2,700Kg la niña.
Tengo pánico a las agujas, y el momento de suministrarme la anestesia raquidea fue muy duro, durisimo. Me enseñaron a los niños nada más sacarlos, los besé y los toqué (tal y como habia pedido en mi plan de “parto”). Me encontré con ellos dos horas después, cuando se me pasó el efecto de la anestesia. Les di el pecho desde el primer momento y sido dándoselo a los dos (incluso a los dos a la vez si hace falta). La cicatriz de la cesarea no me molestó nada (después de las dos horas de recuperación no necesité ningún tipo de calmante).

Desde mi experiencia, cesarea no es igual a dolor después. Y te puedo asegurar que yo me sentia muy pletorica cuando me trajeron a mis hijos, y mi orgullosa tambien por lo que acababa de hacer.

El articulo está muy bien, solo quiero puntualizar lo de la cesarea, y que el parto natural está sobrevalorado. Y la cesarea demasiado demonizada. Nada más.

Suerte en tu parto, y te deseo que se produzca tal y como tu lo has planeado.

Itziar

Responder

Me hace gracia respecto a uno de los comentarios que dice que hay menos problemas en los partos en casa, cosa muy lógica, pero no porque sean mejores si no porque cuando un parto se prevee que puede dar complicaciones el médico te aconseja que lo tengas en un hospital.
Yo tuve dos hijos , la primera con epidular y el segundo parto natural, si tuviese un tercero lo haría sin anestesia pero no todo el mundo pare en media hora. Si los partos son muy largos la epidular es un alivio.
En cualquier caso, el parto es un proceso natural complejo.
Te deseo que disfrutes a tope del tuyo.

Responder

Hola,
yo tengo que decir que a mi me da igual como den a luz las demas, no lo critico, pero porque yo no puedo hacerlo a mi forma? pero porque yo no tengo mas opciones que tener un parto medicalizado? porque? las demas que hagan lo que quieran, pero yo quiero tener mi oportunidad e intentar parir como me pide el cuerpo y como mi instinto me dice, obviemente con profesionales y en un sitio adecuado, pero por que utilizar mas recursos, caros e innecesarios, si necesito una cesarea , quiero que me la hagan, pero no quiero acabar en cesarea por un parto medicalizado.
yo tengo claro que mi parto sera medicalizado , no me cabe duda, en mi hospital no hay plan de partos, ni ginecologos a favor de dejarte a tu aire, ni matronas con “cojones” para tratarte como una mujer y no como una niña, solo hay la misma historia para todas, rasurado, enema, epidural,oxitocina, correas no te muevas , monitoreo interno del bebe sigue sin moverte, te hablo como si tuvieras 12 años y te trato como si tal, te miro a ver de cuanto estas unas cuantas veces mas de las necesarias y cuando me parece bien te rompo la bolsa para que vayas mas deprisa, etc,…
yo no quiero esto, solo pido alguien que me de confianza, observe que todo vaya bien y sepa dejarme a mi aire, rezo porque el dia que me toque dar a luz haya alguien asi, o por un parto de estos rapidos, esos si me dan envidia,de los que no te da tiempo a llegar al hospital, ¿por que le da a la gente tanto miedo esos partos?? no entienden que si es tan rapido es poque todo, todo va bien??
no pierdo la esperanza , quiero un parto “barato”,quiero una matrona, no un ginecologo, cuando aparece el gine aumentan las interveciones, por que el profesional del parto es la matrona, el gine es el que debe intervenir en caso de complicacion. je je y se que algun dia , por que hay gente como tu, valiente y decidida que habla de estos temas, algun dia , las mujeres podran elegir parir como quieran, siempre con la seguridad de tener profesionales cerca, evidentemente, que no querer tener un parto medicalizado no significa que quiera parir yo solo en el monte, nunca le he dicho a nadie por parir con todo el kit nada en absoluto, y a mi si me dicen barbaridades cuando digo como quiero parir, y loca es lo mas bonito.
Gracias Patricia

Responder

increíble post!! enhorabuena y muchísimas gracias!!

un abrazo!

Responder

Cecilia supongo que lo que dices es parte del problema normalmente no conoces a quien te asiste, si en lugar de estar acostumbradas a recibir una medicina defensiva que en ocasiones hace que ni te miren a la cara, pues las cosas no funcionan como deberían. Mi post está escrito en base a partos de bajo riesgo y tanto la oms estima que en estos casos el tanto por ciento de casos que se puede desviar de la normalidad es muy bajo y es en esos en los que los profesionales deben intervenir no en el 85% restante eso no son extremismos es actuar cuando es necesario. Me alegro de que tu dieras con alguien así :))

Marita creo que nos has leído mi post tal cual yo lo he escrito sino verías que efectivamente digo que tras un parto respetado te sientes como si hubieras corrido la san silvestre (maratón madrileño de órdago) En ningún momento demonizo la epidural solo advierto de lo que suele ocurrir tras ponerla y hay mucha bibliografía al respecto que avala lo que digo, la epidural es un recurso como otro y si se necesita perfecto pero es importante que se sepa que hay mas opciones y las consecuencias de cada uno de ellos. Y en cuanto al resto si nos vamos a casos personales obviamente cada uno “contará la feria como le va en ella” (que decimos por aquí) pero la realidad es que una mujer con un corte genital con sentimientos encontrados por la experiencia vivida incluso en algunos casos graves consecuencias psicológicas, depresiones etc.. no cuida igual a su bebe que una que ha sido consciente y ha dedicido en ese momento tan importante (decida lo que decida, porque yo hablo de ser partícipe del momento en lugar de dejarse en manos de no sabes quien)

Vero ya sabes que me alegro que todo saliera bien y por supuesto las intervenciones necesarias es como debe ser. Ahora a mi no me vale eso de que al final lo importante es tener a tu hijo en brazos y el resto se te olvida. Se te olvida porque las mujeres tenemos una capacidad inaudita para autocurarnos pero nuestra integridad física es tan importante como el resto de cuestiones y no nos la pueden pisotear por decir “que mas quieres tu bebé esta sano” no es de recibo.

Sheila tal cual lo único es que la realidad es que la problematica real de la situación del parto en España no está en la calle, ni en la calle ni en los medios ni en las librerías… Espero que esto cambie y los partos respetados (adaptados a las necesidades de cada madre y su bebé) sean la normalidad.

Responder

Os cuento mi experiencia. Tengo dos niños y cada parto fué totalmente distinto.
En ambos casos tenía claro que queria la epidural, ya que no tolero el dolor y soy muy miedosa.
En el parto del mayor me pusieron la epidural a los tres centímetros y tuve una dilatación sin ningún dolor, fue larga porque el niño estaba muy arriba y no empujaba para ayudarme a dilatar (me puse de parto porque se me hizo una fisura en la bolsa). Cuando por fin dilaté los 10 cm la matrona que estaba allí en aquel momento (tuve la mala suerte de tener un cambio de turno en las matronas)consideró que estaba “demasiado dormida” como para sentir ganas de empujar, así que me “bajó” la dosis de epidural. Y la bajo tanto que se me fué todo el efecto. Así que parí con todos los dolores. Y os cuento lo que yo viví: el dolor que sentía era tal que mi cuerpo no podía empujar, entre contracción y contracción sólo podía llorar y gritar que POR FAVOR me “sacaran” al niño como fuera, El parto de mi hijo fue la experiencia más traumática de mi vida. Es duro decirlo, pero es la realidad. Es cierto que cuando ves a tu bebé sientes que volverías a pasar por ello mil veces sólo por poder tenerlo en brazos, pero no es verdad que se te olvide el dolor al ver al bebé, como dicen las abuelas. Después del parto quedé muy debil por todo el dolor y el esfuerzo que tuve que realizar, tarde dos dias en recuperarme.
En el segundo parto me anestesiaron desde el primer momento, me controlaron los dolores durante toda la dilatación (el dolor no siempre se quita al 100% desde el primer momento. Tardé también mucho en dilatar, ya que me faltaba 1.5 semanas y la bebita tampoco quería salir (otra fisura en la bolsa).Cuando llegó la hora me llevaban al paritorio y por el camino iba empujando al sentir cada contracción. Al llegar al paritorio, me pusieron un espejo para que siguiera el parto y tras tres, repito tres, empujones indoloros nació mi niña. No sufrí, no me dolió, no me quede sin fuerzas y lo que es mejor: DISFRUTÉ DEL MOMENTO DE DAR A LUZ A MI HIJA. LO VIVÍ. En mi primer parto LO SUFRÏ.

Esta es solo mi experiencia. Respeto a las mujeres que voluntariamente optan por parir sin anestesia. Pero yo no me siento menos mujer ni me siento peor madre por no querer sufrir.

Responder

Felicitas el goteo al que te refieres si es oxitocina sintética (que acelera las contracciones) si afecta al parto porque lo acelera si no notaste un incremento drástico del dolor es porque te pondrían poquita cantidad, lo de siempre, si se utiliza cuando la madre lo necesita y con su consentimiento perfecto sino mas de lo mismo (intervención innecesaria)

Olalla me repito mas que el ajo jajaja no se trata de cerrarse o ser radical las intervenciones para cuando se necesitan, a cada madre y bebe sus necesidades eso nos garantiza una atención de calidad y personalizada que es lo deseable.

Itziar el parto respetado (que no natural) es lo deseable en la atención porque como ya he dicho es recibir una atención personalizada adaptada a las necesidades de cada madre y su hijo y eso implica intervenir cuando es necesario y no hacerlo cuando no lo es (la mayor parte de las veces) Me alegro mucho que en tu caso fuera tan bien y ojala todos los hospitales tuvieran un protocolo de 2 horas de separación y que incluso esas pudieran estar con la pareja (lo lamentable es que la generalidad no es así)

Gracias Cool está claro que para poder llevar un parto en casa este debe cumplir el requisito de ser un parto de bajo riesgo Supongo que a lo que se referían es que comparando partos de bajo riesgo en casa y hospital las madres tienen menos secuelas (creo que lo llaman morbilidad mas baja) Te aseguro que en España parir en casa con asistencia es caro y complicado por los papeleos que tienes que hacer, no es un capricho, suelen ser mujeres que han sufrido mucho y tienen mas miedo al hospital y a quien las asista que al hecho de parir Algo lamentable por eso buscan una asistencia personalizada y evaluan a quien van a llevar su parto aunque tampoco es una máxima otras solo buscan tranquilidad, intimidad, empatía además de seguridad

Ana pq vas a tener que tener un parto medicalizado cuando llegue tu momento si en el hospital que te toca es como lo describes busca otro que sea mas respetuoso, a día de hoy las garantías no existen pero allí donde no se aceptan planes de parto y te hacen por sistema lo que describes no debería nacer ningún bebe.

Gracias Chapa y pintura!

Responder

A ver
Yo llegué al hospital para dar a luz tranquilísima y el dolor me superó.La epidural que pedí no me hizo efecto, me pinché para nada.
Estuve seis horas en una sala en penumbra atada a la cama con los cintos y la mirada asesina de la matrona desde el pasillo.
Me cortaron tanto que no podía moverme.La herida se abrió (por mi culpa, claro, dijeron)y me recosieron una semana más tarde.HORRIBLE.Me llevó semanas recuperarme y andar.
Tuve depresión post parto durante cinco meses.
Creo que cada cuerpo es diferente.Hay quien pare rápido y dolor moderado y quien las pasa canutas.
No creo que sea cuestión de actitud pues repito, yo llegué sin ningún miedo.
No voy a tener más hijos a pesar de que mi niño es lo más maravilloso de mi vida.Su llegada fué tan devastadora que no me veo capaz de repetirlo.
Saludos

Responder

Anónimo el tiempo en un parto no es lo mas importante, lo que tu viviste no fue un parto respetado tal y como lo cuentas fue un autentico calvario realmente siento mucho que te destrozaran de ese modo el nacimiento de tu hijo, esas son el tipo de cosas que jamás deberían suceder que van en contra de las recomendaciones de la OMS, el ministerio de sanidad y la propia sociedad española de ginecología y obstetricia, no deberían haberte tenido inmovilizada y mucho menos atada me dejas de piedra, la no libertad de movimientos es precisamente una de las razones del dolor insoportable que describes…Por eso es fundamental conocer en profundidad nuestros derechos y el proceso por eso si es importante en las condiciones en las que cada una vaya al hospital, para que cosas así tan tremendas no vuelvan a suceder. Cuando una llega a un hospital no pierde su autonomía ni sus derechos ni sobre sus decisiones y sobre su cuerpo, ni sobre el bebé sobre el que tenemos la patria postestad y para “quitarnoslo” necesitan nuestra autorización y si no la damos la orden de un juez, otra cosa que se debería saber para que la separación por protocolo no suceda… El hospital no se convierte ni en nuestro dueño ni en dueño de nuestros hijos, la ley de autonomía del paciente lo deja claro. Lo dicho siento muchísimo tu experiencia ójala “los profesionales” que llevaron tu parto no pudieran volver a hacer algo similar nunca mas.

Responder

Soy la comentarista anónima de antes
Lo que relaté sucedió en abril de 2010 en el Hospital Xeral de Vigo.
Mala suerte la mía éramos demasiadas dando a luz esa noche.
Cuando el celador (no recuerdo exactamente algunos detalles) fué a buscarme a la sala de dilatación para llevarme al paritorio le preguntó a la matrona por qué me tenía con los cintos puestos.
Yo le había pedido por favor varias veces que me los quitara un rato porque no podía moverme ni casi respirar y me dijo que era imposible, que tenía que controlar al bebé.Yo tenía algo metido en vena , ahora, leyendo tu post, lo he entendido.
Yo tengo muchas amigas que han dado a luz en este hospital y de maravilla.La matrona, por si a alguien le toca,era una chica mulata con muy mala sangre.Y NO LO DIGO CON RACISMO,LO DIGO PORQUE ES LA VERDAD.Mi testimonio es verídico y si hace falta doy mi nombre y apellidos.
Ah, cuando hblaste en el blog sobre tu parto me eché a llorar porque yo hubiese querido lo mismo.

Gracias Patricia.

Responder

que bonito!

pásate por mi blog que tengo nuevo outfit
http://sweet-perdition.blogspot.com.es/

Responder

Hola de nuevo Patricia

Se me olvidó decirte algo. A raiz de leer tu blog descubri que existian los planes de parto y que habia hospitales que los respetaban y hospitales que no los respeteban. Esto fue fundamental para decidir en que hospital iban a nacer mis hijos.
He hablado sobre este tema con muchas amigas que estaban embarazadas o bien lo habian estado. Y alguna de ella me decía que estaba obsesionada con el parto y que era mejor no saber y dejar que los profesionales hicieran. Desde luego esa no es muy opinión. Cuando mas informadas estemos mejor, y si tenemos ciertos derechos debemos pedir que se respeten.

Nunca quise tener un parto natural por diversas razones, pero si quería tener un parto respetado. Fue algo por lo que luché durante el embarazo. Y lo conseguí.

Asi que desde aqui me gustaria darte las gracias por informarme (o informarnos) sobre estos temas.

Y por ultimo, durante las dos horas que yo estuve en recuperacion separada de mis hijos, ellos estuvieron con su padre todo el rato. Deberias oir como describe el padre de mis hijos esas horas. Para él tambien fue muy importante poder estar ahi con ellos durante ese tiempo.

Responder

Creó que las que no das una información verad, lo siento, yo al final di a luz con epidural y no senti ni dolor durante ni después, bueno un dolor perfectamente soportable, no hubo desgarro ni epistomía, en las clases de preparación al parto nos enseñarón a trabajar y dar elisticidad a nuestro perine.
Era consciente de todas las contracciones (no te anulan la sensibilidad totalmente) no hubo forceps, ventosas ni ningún instrumento.

Por lo que esta bien que esteís a favor de la crianza natural y el parto natural pero sin mentir ni exagerar. Todas las opciones son igual de validas.

Responder

Itziar mi interés es compartir la información que yo tuve la suerte de encontrar para que cada una piense sobre ello y busque su camino, me alegro de en cierta manera de haber contribuido a que encontraras el tuyo.

Lupo no estoy a favor de parir sin epidural, ni con ella, ni de la crianza natural ni de la deshumanización de la crianza etc…. Como acabo de decir mi intención es compartir información de fuentes fiables para que cada una busque y encuentre lo que mejor le venga y simplemente planteo los diferentes escenarios que se suelen dar (no es habitual lo que tu cuentas aunque efectivamente eso fuera lo deseable poner la cantidad justa de analgesia para que los riesgos para el bebé y la madre sean los mínimos y la madre pueda continuar con su trabajo de parto sin que eso signifique las acciones que suelen suceder y que detallo en el post, las estadisticas de los hospitales son dificiles de conseguir pero están ahi para corroborar mis palabras)
Si buscas en el artículo verás un montón de links hacia documentos oficiales, así que no estoy de acuerdo con lo que dices.

Responder

Entiendo tu punto de vista a favor del parto natural pero creo que no eres completamente objetiva. Es una visión muy sesgada de la realidad y que no ayuda nada a quien nunca haya dado a luz.
Yo no elegí la cesárea, pero al final del parto tuvo que ser así, francamente la preferí antes del uso de ventosa. Tuve una recuperación estupenda y en cuatro días estaba en casa. Lógicamente, el cambio de postura es incómodo y las vías de los primeros días en el hospital también, pero es que una operación. No tuve ni hemorroides, ni problemas ni miedo para ir al baño, para retomar las relaciones con mi pareja, etc (ya que nos ponemos, hablamos de todo).

El parto es lo que es, pero yo tuve la suerte de racionalizar muy bien las contracciones, es un dolor intermitente y aguanté en casa hasta que llegué con el cuello borrado al hospital.

En mi caso quise epidural y por eso sobrellevé mejor el dolor porque sabía que se me pasaría enseguida. Para mí la cesárea además fue un alivio al ver que yo ya no podía hacer nada más por mi bebé.

Y además, hay veces que no todo sale bien. De eso nunca hablamos, y muchas veces eso no está en nuestra mano, ni en la de los médicos, así que ni todo es tan bonito, ni tan horrible, ni eres mala madre si no puedes o no quieres pasar por ello.

Un saludo.
María
P.D. Aparezco como anónimo porque no tengo blog.

Responder

María te remito a mi comentario que está justo encima del tuyo, yo lo único que estoy a favor es del parto respetado es decir de que cada mujer tenga sólo aquella que ella y su bebé necesite y quiera y que las cesareas que se realizan en nuestro país así como las intervenciones sean unicamente las necesarias no las que los sanitarios provocan por su intervencionismo injustificado y al margen de la ciencia. Creo que es además muy importante que la información de fuentes fiables esté a disposición de todas (y por eso este post está lleno de links) y mas concretamente creo que es importante para quien nunca ha dado a luz porque el camino suele ser que las primerizas “pagan el pato” por no saber y luego en su búsqueda de respuestas encuentran que lo que les ha pasado la cesarea o el parto medicalizado no ha sido porque si sino por la cadena de intervenciones que han sufrido una tras otra (llego al hospital te pongo una vía, tacto, enema y rasurado, te rompo la bolsa, oxitocina, epidural, etc…) Es cierto que un parto no son dos mas dos y que te puedes plantear una cosa y luego ocurra otra, pero no en la cantidad de casos que ocurren en nuestro pais, vuelvo a lo mismo que pasa ¿que las mujeres españolas no estamos bien formadas para parir sin problemas frente a las inglesas, alemanas, holandesas, escandinavas etc… Al contrario estoy convencida que a las mujeres nos viene mejor conocer la que la información de la OMS la estrategia del ministerio de Sanidad etc… que las experiencias personales que al fin y al cabo solo son eso, experiencias personales que dependen de cada una y de con quien nos hemos encontrado.

Responder

Hola!!

Yo creo que depende mucho de si es tu primer parto o no y sobre todo de la matrona que te toque. Mis dos partos han sido con epidural, pero la recuperacion no ha tenido nada que ver.

El primero tuve un parto muy bueno, pero la recuperación fue bastante lenta, hasta casi pasado un mes no podia andar ni estar de pie agusto porque los puntos me tiraban.

Pero mi segunda matrona, me hizo disfrutar de un parto muy bueno, uso la epidural justa para quitarme los dolores, pero notar como salia mi hijo. Eso me permitio hacer vida completamente normal desde el mismo dia que salia del hospital

Responder

buenisimo el post!! una gran verdad y una manera sencilla y real de explicar lo que sucede en el momento del parto. yo estoy embarazada de mi cuarto hijo y no he tenido a ninguno con epidural. ha sido doloroso, pero efectivamente, tras el parto una esta estupendamente y ya solo se tiene que preocupar de su bebe!enhorabuena

Responder

Mi nombre es Eva.
Tengo una niña que cumplirá 3 añitos en noviembre, un niño de 18 meses y estoy embarazada de 23 semanas. Con lo cual algo de experiencia tengo…además de ser enfermera.
Mis dos partos han sido muy parecidos, los dos se desencadenaron a partir de una bolsa rota, el primero en la semana 38 y el segundo en la 39.
Voy a resumir, me pusieron epidural en los dos partos, no me realizaron episiotomía en ninguno (gracias al buen trabajo de un buen ginecólogo), en los dos pude colaborar y no fueron instrumentales. No me separé de ninguno de mis hijos en ningún momento y los dos salieron del paritorio enganchados al pecho.
Para mi, la epidural ha sido una ayuda enorme para ayudarme a no llegar agotada al momento del expulsivo,y no he tenido dolor.
El único dolor que sentí fue el de la involución del útero (los llamados entuertos), que de esos no se libra ninguna mujer por muy natural que haya sido el parto, con lo cual, siempre existe dolor después del parto, si es que amamantas a tu hijo.
Para este próximo parto lo que deseo es que todo vaya tan bien cómo en los anteriores y. que mi niño nazca sano.
Mucha suerte con el tuyo, espero que todo te vaya muy bien y que estés atendida por buenos profesionales.

Responder

Has pensado en la donación del cordón umbilical?? Es algo muy importante a tener en cuenta.
Saludos, Eva.

Responder

Esta semana he tenido cita con un matrón que lo explicaba muy bien: La información es poder, si para comprarte un coche o una casa preguntas los porques ante un acontecimiento tan importante como el nacimiento de nuestros hijos pq no preguntamos porqué y para que? ante cada cosa que vaya ocurriendo? Según el mismo contaba es fundamental hacerlo y luego cotejar lo que te han respondido. Cuanto mas sepas mas sencillo se lo pones a los profesionales bien formados que tratan de dar una buena atención cientifica y adecuada a cada mujer y su bebé pq lamentablemente tienen jefes no reciclados que llevan la voz cantante y a los que deben rendir cuentas sin embargo las mujeres somos “sus clientes” los gines no son nuestros jefes y si no queremos algo no pueden obligarnos (ley de autonomía del paciente)

Ejemplo 2 de esta semana, Ginecologa de la vieja guardia intervencionista, acostumbrada a hacer Hammilton por protocolo sin preguntar a partir de la semana 40, en consulta no solo no me mete miedo sino que incluso me pregunta como me encuentro y me da un informe (sin pedirlo) que me garantiza que el día del parto no me van a poner antibiotico por protocolo me lo da según dice porque como a mi me gusta llevar el parto de forma natural de esa forma me libro del antibiotico Estoy contentísima de ver que trabajando juntos se consiguen tantas cosas! Por eso recomiendo a todo el mundo que se informe todo lo que pueda porque entre todos podemos conseguir muchas cosas y todas tenemos derecho a encontrar y decidir nuestro camino 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *