Uno de las cenas favoritas de mis hijos incluyen nugets de pollo. Dicho así seguro que os suena a mala alimentación y comida basura, hace un tiempo a mi también me sonaría a eso, pero desde que encontré una receta sobre ellos en el blog de María Cañal mi visión sobre este plato cambió radicalmente.
Es otro plato sencillo de hacer por lo que podemos involucrar fácilmente a los niños en su elaboración, además no es necesario hacer la compra para realizarlos, nosotros los solemos hacer cuando nos quedan pechugas de pollo sueltas.
Ingredientes: 300 gramos de pechugas de pollo (cantidad aproximada, las hemos hecho con mas cantidad y con menos y siempre están ricos) Una cucharada sopera generosa de queso philadelphia, un chorrito de leche, tomillo y albahaca (podéis cambiarlas por las especias que mas os gusten a vosotros)

Para el rebozado: Pan rallado y huevo.


Como podéis ver en la foto anterior simplemente debemos echar sal y las especies elegidas a  las pechugas y triturarlas con el picador (si no tenéis la batidora servirá) Echamos el chorrito de leche y el queso y lo mezclamos bien con el picador (o batidora) Ya tenemos el interior de los nugets listos, para que sea mas fácil trabajar con ella la metemos una hora en la nevera. Mientras tanto preparamos el pan rallado y batimos el huevo. Sacamos la masa de la nevera y con ayuda de unos moldes (utilizamos los mismos que usamos para hacer galletas) vamos haciendo los diferentes nuggets que pasamos por el huevo y luego por el pan rallado. Si no tenéis modes no pasa nada, se hacen unas bolitas, luego se aplastan un poquito y ¡listo! Ya sólo nos queda freír  y si os apetece hacer una presentación mas llamativa sujetar algunos con unos palillos largos. 

En este caso mi hijo quiso utilizar un poquito de masking tape para poner su nombre al plato y dejar claro que excepto la fritura, el plato era completamente obra suya.


Os aseguro que están deliciosos y lo mejor de hacerlos con niños además de que cocinar se convierte en un juego, es que luego son ellos los que voluntariamente se lazan a poner la mesa a su gusto.


¿Qué os parece, os animaréis a probarlos?

Artículos Relacionados

11 comentarios

Responder

pues me parece una idea genial, lo probaré te lo aseguro 😉

Responder

Ojoooo!!!! claro que lo voy a probar! y seguro que a mi hermano le encanta la idea. Nunca me había planteado que fuera tan fácil! gracias!

Besitos

Responder

Q buena pinta y eso que a mi no me gustan nada

Responder

Me apunto la receta! Es genial que compartas esos momentos con los peques.
Un beso.

Responder

lo pruebo y te cuento, la pinta es buenisima
feliz martes desde
http://karmucaycuquino.blogspot.com.es/

Responder

Yo me animaré a probar seguro!!! Es de lo que más le gusta a mis hijas y me resistía por el tema de la “comida basura”, pero al ser caseras, ya es otra cosa!!!
Gracias por compartirlo!
Bs,
MªJesús
http://www.elotroladodelarmario.com/

Responder

menuda pintaza!! el rebozado se ve mmmm… riquisisisimoo!!! besinos.

Responder

Nosotros tambien los hacemos y estan mil veces mejor que los comprados, me apunto tu receta que es algo diferente a la mia.

Besitos, Maria

Responder

Me ha encantado, voy a probarlo seguro, gracias por tus sabios consejos.

Besos

Responder

Esto tengo que probarlo.Gracias porque desde que ya no encuentro la marca que usaba ,ya no es lo mismo.Bsos.

Responder

Debe estar riquisimo!

Un beso, Maquillando Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *